Miércoles, 20 Septiembre 2017

banner Diakonia 2017 Infodecom 2017 ok ok

10   Banner    Anunciate Aqui

Transcribimos, resumiendo, el mensaje que con ese título han emitido los Obispos de Bolivia, al terminar su 103ª Asamblea Ordinaria en Cochabamba el 2 de mayo de 2017. Los Obispos, al igual que hicieron los apóstoles, proclaman que el Señor ha resucitado(Lc. 24,34).El anuncio pascual ilumina la vida de todo creyente al reconocer que el mal ha sido vencido por el bien que es Cristo. La resurrección del Señor nos desafía a proclamar la Vida frente a las situaciones de muerte que la amenazan.
1. Visita quinquenal al Papa. Los Obispos se alegran de que en septiembre harán su visita al Papa Francisco en Roma, para expresar su comunión con el sucesor de Pedro y la plena fidelidad al magisterio de la Iglesia. Piden oraciones al pueblo de Dios para que sea una visita fructífera, donde el Papa les dará sus recomendaciones para mejorar el servicio pastoral con especial atención a las periferias .geográficas y existenciales.

2. Solidaridad con Venezuela Ante la convulsionada situación de Venezuela los Obispos expresan su fraterna cercanía y solidaridad con la Iglesia y el pueblo venezolano en esta hora tan difícil marcada por la violencia fratricida, pobreza abrumadora y pérdida de la vigencia de los derechos humanos. Invitan a la oración y a buscar la reconciliación y soluciones políticas pacíficas, efectivas y progresistas.

3. Violencia e inseguridad. La Conferencia Episcopal Boliviana expresa su preocupación por la violencia, las pandillas y la inseguridad ciudadana con trágicas consecuencias de muertes en las carreteras, feminicidios, abortos y otros hechos funestos. Anuncian a Cristo Resucitado que nos transmite los valores del respeto a la vida y el sentido de responsabilidad que una auténtica convivencia humana.

3. Reforma del Código Penal.Los Obispos se refieren a la propuesta de la Ley de Reforma del Código del Sistema Penal, que va a ser discutida en la Asamblea Legislativa Plurinacional. Lamentan el avance de la cultura de la muerte y del descarte, especialmente en referencia al aborto: Los Obispos transmiten las palabras del Papa Francisco al terminar su visita a México: “El aborto no es un problema teológico: es un problema humano, es un problema médico… Va contra el juramento hipocrático que los médicos deben hacer. Es un mal en sí mismo, pero no es un mal religioso, es un mal humano”. Por lo tanto hay que defender el derecho a la vida en línea con la Constitución Política del Estado y con los valores de los pueblos indígenas y del Evangelio. El Estado y la ciudadanía deben ofrecer en casos trágicos la protección de esas vidas inocentes y a actuar responsable y activamente.

4. Elecciones judiciales.El Episcopado invita para que las próximas elecciones judiciales en Bolivia rescaten la credibilidad de la administración de la justicia por encima de intereses partidistas. Es imprescindible la efectiva independencia y autonomía de los poderes del Estado. Sólo así se podrá rescatar la legitimidad de la Justicia, sin la cual no tendrá sentido ningún proceso electoral. También hay que evitar las corrupciones, las detenciones por móviles políticos y el gran número de detenidos sin juicio ni sentencia.

5. Vida para todos. Los Obispos indican que hay que favorecer la vida para todos, en especial de los últimos y de los pobres, todavía amenazados por la inseguridad económica y social. Hay que promover la dignidad de cada ser humano para construir el reino de la verdad, de la justicia, del amor, de la santidad y de la paz. De esta fuente se alimenta el compromiso social y político para salvar nuestra sociedad de la depredación de la corrupción y de los intereses particulares. Devolveremos a nuestro ambiente el sueño de comunidades y barrios acogedores y solidarios capaces de ofrecer serenidad, vida y esperanza.

Terminan los Obispos encomendando estos propósitos a la Virgen María, amparo y Madre del pueblo que quiere defender la vida y luchar en contra del mal, recordando el centenario de su aparición en Fátima a celebrarse el próximo 13 de mayo.

Información adicional

  • Atención Las opiniones de este sector son de la total responsabilidad de sus autores, Infodecom no se identifica necesariamente con las opiniones vertidas en esta sección
  • Autor Miguel Manzanera

“Es verdad. ¡El Señor ha resucitado!”

Los discípulos de Emaús llegando a Jerusalén encontraron a los once reunidos y decían: “Es verdad. ¡El Señor ha resucitado!…” (Lc. 24,34).

Los Obispos de Bolivia, reunidos en su 103 Asamblea Ordinaria hacemos nuestro el testimonio de los Apóstoles que el Evangelio de San Lucas nos indica al final del relato de los discípulos de Emaús: “¡Cristo ha resucitado!”. Lo proclamamos para toda la comunidad cristiana de Bolivia y en comunión con la Iglesia Universal.

Visita ad limina

Los pastores de la Iglesia nos alegramos porque, en septiembre próximo, nos encontraremos con el Papa Francisco. Expresamos nuestra comunión con el sucesor de Pedro y la plena fidelidad al magisterio de la Iglesia. Reafirmamos nuestra adhesión a sus enseñanzas de Pastor universal propuestas ya desde su primera Exhortación Apostólica Evangelii Gaudium (La alegría del Evangelio). Pedimos al pueblo de Dios que nos acompañe con sus oraciones en este encuentro que nos anima en el camino hacia el V’ Congreso Americano Misionero impulsando una Iglesia en salida a las periferias geográficas y existenciales.

El anuncio pascual ilumina la vida de todo creyente y nos hace capaces de reconocer que el mal ha sido vencido por el bien que es Cristo. Queremos alentarles para reconocer las situaciones y los acontecimientos donde la resurrección del Señor nos desafía a proclamar la Vida frente a las situaciones de muerte que la amenazan.

Solidaridad con Venezuela

Expresamos nuestra fraterna cercanía y decidida solidaridad con la Iglesia y el pueblo venezolano en esta hora tan difícil marcada por la violencia fratricida, pobreza abrumadora y pérdida de la vigencia de los derechos humanos.

Invitamos a los creyentes a promover iniciativas de oración para que la violencia y el uso de la fuerza dejen paso a la búsqueda sincera de reconciliación, de pacificas y efectivas soluciones políticas y de progreso para esa amada nación.

Violencia e inseguridad

En nuestro país nos preocupa la realidad de la violencia, inseguridad ciudadana, pandillas, muertes en las carreteras, feminicidios, sufrimiento de tantas mujeres por los abortos y otros hechos funestos. No nos cansamos de anunciar con Cristo Resucitado los valores del respeto a la vida y el sentido de responsabilidad que una auténtica convivencia humana demanda de todo ciudadano. Solamente así seremos capaces de crear oportunidades para nosotros y las nuevas generaciones.

Reforma del Código Penal

Debido a la propuesta de Ley de Reforma del Código del Sistema Penal, que va a ser sometida a discusión en la Asamblea Legislativa Plurinacional, nos inquieta el avance de la cultura de la muerte y del descarte. Al respecto hacemos memoria de unas palabras del Papa Francisco al finalizar la visita apostólica a México retornando a Roma: “El aborto no es un problema teológico: es un problema humano, es un problema médico. Se asesina a una persona para salvar a otra en el mejor de los casos o para pasarla bien. Va contra el juramento hipocrático que los médicos deben hacer. Es un mal en sí mismo, pero no es un mal religioso: no, es un mal humano.“ Llamamos, una vez más, a los legisladores y a toda la sociedad, a defender el derecho a la vida en línea con nuestra Constitución Política del Estado, con los valores de los pueblos indígenas y del Evangelio. Frente a quienes no quieren aceptar una vida que comienza, el Estado puede ofrecer la protección de esas vidas y una familia sustituta. Invitamos a la ciudadanía a actuar responsable y activamente en estas decisiones.

Elecciones judiciales

La próxima convocatoria a elecciones judiciales en Bolivia consideramos sea la oportunidad para rescatar la credibilidad de la administración de la justicia en el país. Nuestro pueblo, cansado de un sistema corrupto, lo está clamando. Los casos de detenciones en los que se notan móviles políticos más que jurídicos, y el gran número de detenidos sin juicio ni sentencia, son algunas de las muestras de esta degradación institucional.

Es hora de encarar una profunda renovación de la justicia en Bolivia por encima de intereses partidistas. Para que el proceso sea transparente e imparcial, y logremos que ésta sea honesta y respete la dignidad de la persona, es imprescindible la efectiva independencia y autonomía de los poderes del Estado. Sólo así se podrá rescatar la legitimidad de la Justicia, sin el cual no tendrá sentido ningún proceso eleccionario.

Vida para todos

Un verdadero proyecto social que favorezca la vida para todos, en especial de los últimos y de los pobres, todavía amenazados por la inseguridad económica y social, sólo puede ser iluminado y posible a partir de la visión del ser humano que propone el Evangelio.

El Resucitado nos invita a promover la dignidad de cada ser humano, a construir el reino de la verdad, de la justicia, del amor, de la santidad y de la paz. De esta fuente se tiene que alimentar el compromiso social y político de todo el que cree posible salvar nuestra sociedad de la depredación de la corrupción y de los intereses particulares. Devolveremos a nuestro ambiente el sueño de comunidades y barrios acogedores y solidarios capaces de ofrecer serenidad, vida y esperanza.

Los próximos acontecimientos eclesiales como el Sínodo de Obispos sobre “Los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional”, el encuentro nacional en junio de jóvenes católicos, el Congreso Nacional de Educación Católica y el Misionero de octubre de este año en Sucre, el “V’ CAM” del 2018 y los otros momentos de nuestro caminar de discípulos, nos dan pautas de gracia en el avanzar como misioneros del Resucitado.

Encomendamos este anhelo a la Virgen María, amparo y Madre del pueblo que quiere defender la vida y luchar en contra del mal, recordando el centenario de su aparición en Fátima.

Los Obispos de Bolivia

Cochabamba, 2 de mayo de 2017

Información adicional

  • Fuente Arzobispado de Cochabamba

Información adicional

  • Fuente Diakonia Multimedia

Información adicional

  • Fuente Diakonia Multimedia

Así parafraseó este dicho latino, Mons. Roberto Bordi, Obispo Auxiliar del Beni, a tiempo de comentar las publicaciones que realiza, hace 9 años y las mismas que, hoy por hoy, suman 49 números. Se trata de una literatura básicamente de reflexión espiritual bajo el nombre general de PENSAMIENTOS. Su propósito es pastoral y pretende llegar al corazón, a la mente y a la conciencia de la gente de nuestro tiempo. Además estas mismas publicaciones se encuentran disponibles en un blog, a fin de ampliar su difusión.

Como sacerdote y como pastor siempre tuve la inquietud de comunicar el mensaje cristiano, durante muchos años lo hice como párroco y como operador social. Ahora he visto la necesidad e importancia de la palabra escrita. Se puede hacer apostolado de muchas maneras y la escritura es una de las modalidades más importantes. Los latinos decían “Verba volant, scripta permanent” (Las palabras vuelan, lo escrito permanece).

He tratado de escribir de manera sencilla para hacerme comprender. La finalidad es llegar al corazón, a la mente y a la conciencia de las personas con el mensaje cristiano. Empecé hace 8 a 9 años. Le pedí consejo a Mons. Manuel Eguiguren, le presenté mi primer folleto y él me animó a escribir. Ya son 48 publicaciones y acabo de enviar a imprenta el número 49. No es una colección ´programada, sino que voy eligiendo los temas de acuerdo a lo que veo que puede ser relevante para la vida de los cristianos.
Temas como Camino a Dios, Caminaré en presencia del Señor, Dios fundamento, Vivir con esperanza, Vivir con alegría… y sobre Jesús tengo varios libritos, el último es precisamente Cristo Camino, Verdad y Vida y Cristo, luz del mundo, tengo otros como Evangelio es Alegría, o Manual del Misionero y otros temas fundamentales… tengo un librito sobre la Virgen, otro sobre la Biblia, otro sobre la Oración,, y así..
Nuestra relación con Dios y nuestra vivencia se juega en estos factores del corazón, de la mente y la conciencia. Me baso en la Doctrina Social de la Iglesia, la Sagrada Escritura y las ciencias humanas. Bajo este esquema he ido elaborando estos libritos. No sé hasta cuando seguiré escribiendo. es una actividad libre, será hasta que Dios quiera.

Deseo lograr que los fieles vean que la vida cristiana no es algo casual, sino algo fundamental. Entender que lo que viene de Dios nos lleva a Dios, de ahí viene la palabra religión que quiere decir relación. Dios es surtidor de los bienes materiales y espirituales. El bien más grande que Dios nos da es la participación en su propia vida, eso colma todas nuestras expectativas y se cumple así la meta de nuestra existencia.

Una señora me sugirió ponerlos en internet (en un BLOG) para que los que lo desean puedan aprovechar estos escritos. Cualquiera puede verlos y aprovecharlos, no tengo pretensiones como derechos de autor, mi único propósito es hacer apostolado, trabajar por la gloria de Dios y el bien de las almas, como lo hizo Jesús.

Estos escritos se financian en parte con la venta y el resto con la ayuda de Adveniat y la Conferencia Episcopal Española. La venta no cubre los costos, pero son una base. La providencia provee y hasta ahora no ha faltado. Se imprimen unos 500 ejemplares, más o menos la mitad se regalan mayormente a sacerdotes y agentes pastorales en el Beni.

Información adicional

  • Fuente Iglesia Viva

El Seminario San José ha provisto a nuestra Iglesia de varios Obispos y muchísimos sacerdotes, ha asegurado P. Uvaldino Cary, Rector del Seminario San José, en la Eucaristía del 52 Aniversario junto a los Señores Obispos de toda Bolivia, a tiempo que destacaba y agradecía el trabajo de los presbíteros formadores que han trabajado a lo largo de estos años.

SALUDO DE BIENVENIDA DEL RECTOR DEL SEMINARIO A LOS OBISPOS DE BOLIVIA


1. Me alegro en el Señor de poder en esta tarde dirigir un saludo a cada uno de ustedes y ofrecerles una cordial bienvenida a esta Magna Concelebración Eucarística, mediante la cual, con el corazón lleno de gratitud, queremos dar gracias a Dios por nuestro Seminario “Espacio privilegiado, escuela y casa para la formación de discípulos misioneros” (DA, 316), a lo largo de 52 años.
2. Me complace poder saludar con afecto:
Al Excmo. Mons. Ricardo Centellas, Obispo de Potosí y presidente de la Conferencia Episcopal Boliviana.
Al P. Christopher Washington, Encargado de negocios de la Nunciatura Apostólica en Bolivia.
Saludo a Mons. Percy Galván, Encargado de Clero y Seminarios.
A Mons. Edmundo Abastoflor, Arzobispo de La Paz, que preside nuestra celebración.
Saludos a cada uno de los Obispos de Bolivia.
Saludo a los presbíteros formadores y visitantes.
Quiero reconocer en este día, el trabajo y el empeño de todos ustedes en la formación sacerdotal, especialmente de quienes han sido, a lo largo de todos estos años, responsables del área, formadores, guías espirituales y pastorales. Gracias por su entrega y su testimonio.
Mi saludo a ustedes los seminaristas en sus diferentes etapas de formación que les toca celebrar los 52 años de nuestra casa de formación. En ustedes vemos a los pastores discípulos misioneros, que han de guiar a nuestra Iglesia, anunciado a tiempo y a destiempo, la alegría del Evangelio.
3. Al celebrar este feliz aniversario y la visita de ustedes nuestros Obispos, nos sentimos complacidos con Dios porque a lo largo de estos 52 años su gracia nos ha conducido y ha provisto para nuestras comunidades cristianas de pastores según su corazón; Agradecemos a Dios el fruto de señores obispos y tantísimos sacerdotes que han egresado de este semillero.
Sean BIENVENIDOS a nuestra casa. Muchas gracias!!!.

Información adicional

  • Fuente Infodecom

Antes de lograr ser buenos y santos sacerdotes debemos ser buenos cristianos


Le dijeron los seminaristas a los Obispos de Bolivia con quienes celebraron una Eucaristía este 1 de mayo, aniversario del Seminario San José. El encargado de presentar el saludo de agradecimiento fue el seminarista Mario Gutiérrez, Hermano Mayor de la comunidad.

Queridos Obispos de Bolivia, damos gracias A Dios que nos permite tener este encuentro con ustedes.
Estamos en este camino buscando ser buenos y santos sacerdotes, pero antes de ello queremos llegar a ser buenos cristianos, cristianos enamorados de Cristo para que Él sea el centro de nuestra vida, cristianos comprometidos con la realidad de nuestro pueblo, cristianos que conozcan las necesidades de la gente.
Estamos en este proceso de formación, buscando configurarnos con Cristo, Buen Pastor, para dar la vida por nuestras ovejas.
Este año que nos preparamos al V Congreso Americano Misionero queremos contagiarnos de este espíritu misionero.
Que la Virgen María y nuestro patrono San José nos ayuden a vivir en caridad.

Información adicional

  • Fuente Iglesia Viva

Los esfuerzos para consolidar la familia, la solidaridad en nuestras comunidades, la alegría y coraje de los jóvenes, el testimonio de fe de los pobres y la Eucaristía son lugares donde encontramos a Jesús Resucitado hoy, ha expresado en su homilía, este domingo en la Catedral San Sebastián, Mons. Ricardo Centellas, Obispo de Potosí y Presidente de la Conferencia Episcopal Boliviana. Su mensaje fue parte de la Eucaristía celebrada junto a los Obispos de todas las jurisdicciones que participan de su CIII Asamblea Plenaria en Cochabamba.

“Jesús vive en nuestras familias y comunidades. Cada vez que nos encontrarnos y celebramos un verdadero compartir en familia. En cada expresión de cercanía y naturalidad, de comunión y reconciliación, ahí está.
En las comunidades: cada signo de unidad e integración, de igualdad y colaboración, de escucha y atención al otro, de solidaridad atendiendo especialmente a los más necesitados, en la escucha de la Palabra y en la celebración de los sacramentos, ahí está.
Jesús vive en los jóvenes. A través de su fuerza y coraje, entusiasmo y alegría, de sus ideales y compromiso, ahí hay que percibir la acción de Jesucristo. En las oportunidades de contagiar el gozo de vivir, de luchar y remontarse por encima de las adversidades, para seguir adelante y lograr vivir con consistencia los valores de respeto a sí mismo y la generosidad para el bien de los demás, ahí se manifiesta Jesús resucitado.
Jesús vive en nuestra realidad, especialmente en los pobres. Así como a los discípulos de Emaus, Jesús acompaña en el camino de nuestras vidas. Camina con nosotros y el desafío es percibir su presencia para ver de diferente manera las distintas realidades y experiencias de nuestra vida. Jesús vivo, está en medio de nosotros para que seamos capaces de transformar nuestros fracasos, incertidumbres y desánimos en oportunidades para dar continuidad a la acción salvífica de Dios.
En este sentido, fieles al Espíritu de Jesús, estamos llamados a descubrir la presencia de Dios en los rostros sufrientes, especialmente en los pobres, los más vulnerables y descartados por esta sociedad”.

Información adicional

  • Fuente Iglesia Viva