Miércoles, 20 Septiembre 2017

banner Diakonia 2017 Infodecom 2017 ok ok

10   Banner    Anunciate Aqui

Tras haber participado, la semana pasada, de un retiro espiritual en Bérgamo; los obispos llegaron a Roma para la visita Ad Limina Apostolorum.

El domingo 17, por la mañana, los obispos partieron desde Bérgamo hacia Roma, en bus, habiendo viajado durante varias horas y llegando por la noche a los distintos lugares donde se encuentran alojados, pues no todos se encuentran en el mismo lugar.

En el Vaticano a horas 07:30, de hoy lunes, iniciaron formalmente la visita Ad Limina Apostolorum con la celebración eucarística en la tumba del Apóstol San Pedro, en la Basílica Vaticana. Esta celebración fue presidida por Mons. Jesús Juárez, Arzobispo de Sucre.

Mons. Juárez hizo una síntesis de la historia de la Salvación y de la fe en Jesucristo, recordando la misión al servicio de la Iglesia y de los hermanos que sufren.
Se destaca la presencia de 30 obispos de las distintas jurisdicciones eclesiales de Bolivia, Obispos en función, obispos eméritos. También están presentes el Secretario de Pastoral y el Secretario Adjunto de la Conferencia Episcopal, en esta importante visita.

Información adicional

  • Fuente Infodecom

El secretario general adjunto de la Conferencia Episcopal Boliviana (CEB), José Fuentes, informó el jueves que obispos bolivianos participarán en el Vaticano, Roma, de la entronización de la Virgen de Copacabana el próximo 22 de septiembre, luego del encuentro que sostendrán con el papa Francisco.

"El viernes 22 (de septiembre) cuando los obispos junto con la embajada de Bolivia ante la Santa Sede, en los jardines del Vaticano, se va a entronizar una imagen de la Virgen de Copacabana tan querida por los bolivianos", dijo en conferencia de prensa.

Explicó que los obispos de Bolivia se reunirán con el Santo Padre el 21 de septiembre próximo, pero que "no van a quejarse", sino a dialogar y recibir los consejos del Sumo Pontífice, además de abordar temas de la Iglesia, aspectos sociales y políticos que se viven en el país.

"El momento central es el 21 de septiembre, toda la mañana estará dedicada a una audiencia con el Santo Padre, un diálogo fraterno sobre temas que le preocupan al Papa sobre Bolivia o que también los obispos tienen interés de consultarle", acotó.

Señaló que entre el 13 y 17 de septiembre los obispos sostendrán un retiro alrededor de la figura del Papa San Juan XXIII, mientras que el 18 comenzará la visita en la que habrá cuatro celebraciones eucarísticas en la Basílica de Roma, encuentros y diálogos fraternos entre los obispos de Bolivia y las congregaciones romanas.

Esa "Visita Ad Limina Apostolorum" se realiza cada con años en el Vaticano, Roma.

Información adicional

  • Fuente ABI

Este 2 de agosto retoman las audiencias generales de los miércoles, en las cuales el papa Francisco realiza sus catequesis y saluda a los miles de peregrinos que llegan a Roma, con deseos de verlo pasar y escucharlo personalmente.

Entretanto debido al fuerte calor de este mes de agosto, las dos primeras audiencias serán en el Aula Pablo VI del Vaticano y no en la plaza de San Pedro, pues para estos días se esperan temperaturas cercanas a los 40 grados centígrados, debido a un frente caluroso que llega desde África.

Todas las últimas catequesis han sido sobre la virtud de la esperanza, que el Papa definió como una vela que recoge el viento del Espíritu Santo que empuja la nave. El Santo Padre profundizó diversos aspectos como las esperanzas terrenas que caen ante la cruz, pero renacen en otras que duran por siempre. Señaló también que la esperanza cristiana no es como un concepto abstracto sino que se basa en el Señor Jesús que ha resucitado, que jamás falta a su palabra. Precisó también en otra de las audiencias, que la esperanza no es optimismo, no defrauda, porque se funda en la fidelidad del amor de Dios hacia nosotros.

El Aula Pablo VI, o sala Nervi, como se le conoce por el arquitecto que la diseñó, tiene una capacidad para unas 6 mil personas y posee un eficiente sistema de aire condicionado, alimentado por 2.400 paneles fotovoltaicos a energía solar.

La plaza en cambio puede contener hasta 50 mil personas, pero el calor del verano pondría en riesgo a muchas personas, en particular a las ancianas que allí puedan asistir. La tercera y cuarta audiencia de agosto en cambio podrían ser en la plaza, dependiendo de la situación meteorológica.

Siempre en tema de clima, debido a la sequía que está sufriendo Italia desde hace tres meses y ante el llamado de las autoridades a ahorrar agua, el Vaticano ha cerrado el flujo hídrico de sus fuentes.

Información adicional

  • Fuente Zenit

Jesús camina delante de ustedes y les pide que lo sigan con decisión en su camino”: lo recordó el Papa Francisco a los 5 nuevos cardenales creados en el Consistorio Ordinario Público que presidió en la tarde de este miércoles 28 de junio.

Papa Francisco hizo hincapié en la importancia de seguir a Jesús, “sin distraerse por intereses que no son coherentes con la voluntad de Jesús, que es la voluntad del Padre”. Jesús – afirmó el Papa – "no los ha llamado para que se conviertan en ‘príncipes’ en la Iglesia, para que se ‘sienten a su derecha o a su izquierda’. Los llama a servir como Él y con Él.

A continuación la homilía completa de Papa Francisco.

«Jesús caminaba delante de ellos». Esta es la imagen que nos ofrece el Evangelio que hemos escuchado (Mc 10,32-45), y que hace de escenario también para el acto que estamos realizando: un Consistorio para la creación de nuevos Cardenales.

Jesús camina con decisión hacia Jerusalén. Sabe bien lo que allí le aguarda y ha hablado ya de ello muchas veces a sus discípulos. Pero entre el corazón de Jesús y el corazón de los discípulos hay una distancia, que sólo el Espíritu Santo podrá colmar. Jesús lo sabe; por esto tiene paciencia con ellos, habla con sinceridad y sobre todo les precede, camina delante de ellos.

A lo largo del camino, los discípulos están distraídos por intereses que no son coherentes con la «dirección» de Jesús, con su voluntad, que es una con la voluntad del Padre. Así como —hemos escuchado— los dos hermanos Santiago y Juan piensan en lo hermoso que sería sentarse uno a la derecha y el otro a la izquierda del rey de Israel (cf. v. 37). No miran la realidad. Creen que ven pero no ven, que saben pero no saben, que entienden mejor que los otros pero no entienden…

La realidad en cambio es otra muy distinta, es la que Jesús tiene presente y la que guía sus pasos. La realidad es la cruz, es el pecado del mundo que él ha venido a tomar consigo y arrancar de la tierra de los hombres y de las mujeres. La realidad son los inocentes que sufren y mueren a causa de las guerras y el terrorismo; es la esclavitud que no cesa de pisar la dignidad también en la época de los derechos humanos; la realidad es la de los campos de prófugos que a veces se asemejan más a un infierno que a un purgatorio; la realidad es el descarte sistemático de todo lo que ya no sirve, incluidas las personas.

Esto es lo que Jesús ve mientras camina hacia Jerusalén. Durante su vida pública, Él ha manifestado la ternura del Padre, sanando a todos los que estaban bajo el poder del maligno (cf. Hch 10,38). Ahora sabe que ha llegado el momento de ir a lo más profundo, de arrancar la raíz del mal y por esto camina decididamente hacia la cruz.

También nosotros, hermanos y hermanos, estamos en camino con Jesús en esta vía. De modo particular me dirijo a ustedes, queridos nuevos cardenales. Jesús «camina delante de ustedes» y les pide que lo sigan con decisión en su camino. Los llama a mirar la realidad, a no distraerse por otros intereses, por otras perspectivas. Él no los ha llamado para que se conviertan en «príncipes» en la Iglesia, para que se «sienten a su derecha o a su izquierda». Los llama a servir como Él y con Él. A servir al Padre y a los hermanos. Los llama a afrontar con su misma actitud el pecado del mundo y sus consecuencias en la humanidad de hoy. Siguiéndolo, también ustedes caminan delante del pueblo santo de Dios, teniendo fija la mirada en la Cruz y en la Resurrección del Señor.

Y así, a través de la intercesión de la Virgen María, invocamos con fe el Espíritu Santo, para que reduzca toda distancia entre nuestro corazón y el corazón de Cristo, y toda nuestra vida sea un servicio a Dios y a los hermanos.

Información adicional

  • Fuente Infodecom

Monseñor João Scognamiglio Clá Dias, de 77 años, fundador y superior general de la sociedad clerical de vida apostólica «Virgo Flos Carmeli», además de presidente de la asociación privada de fieles «Arautos do Evangelho» (Heraldos del Evangelio), la primera que nació y fue aprobada en el nuevo milenio, renunció. Con una carta fechada el 12 de junio de 2017 anunció renunciar al encargo para que uno de sus hijos espirituales «pueda conducir esta Obra a la perfección deseada por Nuestra Señora». João Scognamiglio Clá Dias añadió que «al dejar este encargo no puedo (ni desearía), frente a Dios, renunciar a mi misión de padre», por lo que seguirá «estando a disposición de cada uno, por saberme constituido por Dios como modelo y guardián vivo de este carisma que me transmitió el Espíritu Santo».  

 

La decisión sorpresiva del fundador estaría relacionada con la investigación sobre los Heraldos que comenzó la Congregación que se ocupa de los religiosos. Una investigación «profunda y seria», explican las fuentes vaticanas, aunque no se ha tomado ninguna decisión sobre una posible visita apostólica. João Scognamiglio Clá Dias representa una de las dos ramas en las que se había dividido la asociación fundada en Brasil durante los años cincuenta por Plinio Corrêa de Oliveira, pensador católico tradicionalista, de derecha y contra-revolucionario, creador de la asociación TFP (Tierra, Familia y Propiedad). Después de su muerte, el grupo se dividió: por una parte los «Fundadores», que obtuvieron el uso del nombre TFP en Estados Unidos y en Europa (la asociación italiana es muy cercana a las posturas del profesor Roberto De Mattei, y en estos meses se dedica a apoyar las actividades de los cuatro cardenales autores de las «dubia» sobre «Amoris laetitia»); por otra parte João Scognamiglio Clá Dias, que obtuvo los bienes y el nombre de la asociación en Brasil y que después de la muerte de Plinio Corrêa (en 1995) fundó una orden religiosa y una asociación privada de laicos, con ramos masculinos y femeninos: los «Heraldos del Evangelio». Conocidos por su hábito muy particular, semejante a un sayo corto, con una gigantesca cruz blanca y roja en el pecho, y botas semejantes a las de los jinetes. Los «Heraldos» se han difundido en 78 países, cuentan con muchas vocaciones, involucran a miles de jóvenes y han sido apoyados particularmente por el cardenal esloveno Franc Rodè, durante la época en la que era el Prefecto de los religiosos.

La investigación vaticana parte, entre muchas otras indicaciones, de algunas cartas y videos enviados a Roma por Alfonso Becas Varela. Desde hace amenos tres años se hablaba de la existencia, dentro de la TFP y después dentro de los «Heraldos» de una especie se sociedad secreta «Semper viva», en la que se practicaba el culto de la madre de Plinio Corrêa, Donna Lucilia, del mismo Corrêa y también de João Scognamiglio Clá Dias. Un culto que la Iglesia no permite. Los videos publicados en línea por Alfonso Beccar Varela son cambiados frecuentemente a otras direcciones de internet, porque los «Heraldos» emprenden acciones legales en Brasil para borrarlos según las normas del derecho de autor. Se trata de imágenes que muestran exorcismos con fórmulas no aprobadas por la autoridad eclesiástica, pero sobre todo muestran grabaciones de encuentros entre el fundador y algunos sacerdotes. Se trata con bastante seguridad de videos grabados son el consenso de los interesados, pero en los que las autoridades vaticanas encuentran elementos suficientes como para profundizar. 

Uno de ellos se puede ver todavía aquí. 

 

Uno de ellos por ahora se puede ver aquí. De los diálogos y testimonios surge un cierto milenarismo: algunos de los «Heraldos» están convencidos de que gracias a la Virgen de Fátima está por llegar una especie de fin del mundo en el que triunfará monseñor João Scognamiglio Clá Dias. Los sacerdotes dialogan sobre exorcismos en uso que el diablo anuncia que el mismo fundador se convertirá en Papa («Las llaves pontificias están en las manos del demonio, pero están por pasar a las manos de monseñor João»), y que las fuerzas satánicas lo temen más que nada en el mundo. Un demonio mediante la persona exorcizada habría dicho: «Arrójame más agua santa, pero no agua que haya pasado por las manos de monseñor João».  

 

Se atestigua en los videos que los nombres de Donna Lucila, Plinio Corrêa y monseñor João son invocados en los exorcismos como si fueran muy poderosos. Y casi se los diviniza. Como se comprenderá, hay material suficiente para pedir explicaciones, aunque haya personas que hayan tratado de presentar inmediatamente la noticia de la investigación vaticana (pero cayendo sobre los graves motivos) como si se tratara de un acto «imperial» de la Santa Sede para sofocar a las realidades más cercanas al tradicionalismo.  

 

 Massimo Introvigne, sociólogo turnios que ha estudiado durante años los movimientos que derivan de Corrêa de Oliveira y que ha reunido en la biblioteca del Censor (Centro de Estudios sobre las Nuevas Religiones) de Turín, que él mismo dirige, una vasta documentación (como demuestra el artículo «Tradition, Family and Property (TFP) and the Heralds of The Gospel: The Religious Economy of Brazilian Conservative Catholicism», “Alternative Spirituality and Religion Review”, otoño de 2016), afirma que «muchos indicios sugieren que dentro de los «Heraldos del Evangelio» se practica una especie de culto secreto y extravagante a una especie de trinidad compuesta por Plinio Corrêa de Oliveira, su madre Donna Lucilia y el mismo monseñor Clá Días». «Se trata —añadió— de la continuación de prácticas que comenzaron hace por lo menos unos 30 años por parte del mismo Clá Días y otros dentro del movimiento de Corrêa de Oliveira, antes de la muerte de este último, en 1995. Creo que es importante distinguir entre las obras de Corrêa de Oliveira (controvertidas sobre todo durante los últimos años de su vida, cuando se acercó a los que rechazaban el Concilio Vaticano II, pero de notable importancia para la historia del pensamiento latinoamericano del siglo XX) y las acciones de sus verdaderos o presuntos herederos. He entrevistado tres veces a Corrêa de Oliveira, y le he incluso preguntado sobre los rumores de un culto secreto a él y a su madre, y siempre me dijo que se trataba de cosas de sus seguidores más jóvenes, pero que de ningún modo habían sido impulsadas por él ni aprobadas. Puede ser que sea culpable al menos de poca vigilancia. Pero esto no invalida para mí el valor de sus escritos».

Información adicional

  • Fuente Lastampa.it

La Santa Sede nombró al P. Sergio Ernesto Cabrera Angulo, de la Arquidiócesis de La Habana, nuevo Director para las Obras Misionales Pontificias en Cuba.

La información la brindó la cuenta de Facebook de la Infancia y Adolescencia Misionera de Cuba.

El P. Cabrera Angulo es también párroco del Santuario de San Lázaro en el Rincón en la capital cubana y reemplaza en la OMP local al P. Castor Álvarez, quien ha culminado su mandato de cinco años.

Las OMP es una organización oficial de la Iglesia con sedes locales en cada diócesis, desde donde “se propone difundir en los católicos el compromiso misionero del bautismo con una mirada universal. Promueve la espiritualidad y la acción misionera universal”.

Así, dentro de su misión está promover “la espiritualidad y el interés a la evangelización en el mundo”, y sensibilizar “la formación del clero en las iglesias de misión. La Formación de seminaristas y despertar interés por las vocaciones”.

También cultiva “en los niños la conciencia misionera y el deseo y necesidad de la evangelización”, y ayuda “a los animadores a una profunda toma de conciencia” misionera.

Asimismo, las OMP también tienen dos obras auxiliares. Estas son la Liga Misional Juvenil y la Unión de enfermos Misioneros.

Información adicional

  • Fuente Aciprensa

Este viernes 24 de febrero en el Vaticano, Papa Francisco participó en la clausura del encuentro del Seminario sobre el "Derecho Humano al Agua" que se realizó en la Casina Pio IV.
En su mensaje dirigido a los científicos reunidos de todo el mundo, expresó que "toda persona tiene derecho al acceso al agua potable y segura; este es un derecho humano básico. Es doloroso cuando en la legislación de un país o de un grupo de países no se considera al agua como un derecho humano".
Así mismo aseguro que la formación de conciencia sobre el derecho al agua es ardua, y se preguntó "si en medio de esta “tercera guerra mundial a pedacitos” que estamos viviendo, no estamos en camino hacia la gran guerra mundial por el agua", expresó.

A continuación el texto completo del mensaje del Santo Padre:

“Queridos hermanos y hermanas, buenas tardes. Saludo a todos los presentes y les agradezco su participación en este Encuentro que aborda la problemática del derecho humano al agua y la exigencia de políticas públicas que puedan afrontar esta realidad. Es significativo que ustedes se unan para aportar su saber y sus medios con el fin de dar una respuesta a esta necesidad y a esta problemática que vive el hombre de hoy.

Como leemos en el libro del Génesis, el agua está en el comienzo de todas las cosas (cf. Gn 1,2); es «criatura útil, casta y humilde», fuente de la vida y de la fecundidad (cf. San Francisco de Asís, Cántico de las Criaturas). Por eso, la cuestión que ustedes tratan no es marginal, sino fundamental y muy urgente.

Fundamental, porque donde hay agua hay vida, y entonces puede surgir y avanzar la sociedad. Y es urgente porque nuestra casa común necesita protección y, además, asumir que no toda agua es vida: sólo el agua segura y de calidad – siguiendo con la figura de san Francisco: el agua “que sirve con humildad”, el agua “casta”, no contaminada.

Toda persona tiene derecho al acceso al agua potable y segura; este es un derecho humano básico, y una de las cuestiones nodales en el mundo actual (cf. Enc. Laudato si’, 30; Enc. Caritas in veritate, 27). Es doloroso cuando en la legislación de un país o de un grupo de países no se considera al agua como un derecho humano. Más doloroso aún cuando se quita lo que estaba escrito y se niega este derecho humano.

Es un problema que afecta a todos y hace que nuestra casa común sufra tanta miseria y clame por soluciones efectivas, realmente capaces de superar los egoísmos que impiden la realización de este derecho vital para todos les seres humanos.

Es necesario otorgar al agua la centralidad que merece en el marco de las políticas públicas. Nuestro derecho al agua es también un deber con el agua. Del derecho que tenemos a ella se desprende una obligación que va unida y no puede separarse.

Es ineludible anunciar este derecho humano esencial y defenderlo, como se hace pero también actuar de forma concreta, asegurando un compromiso político y jurídico con el agua. En este sentido, cada Estado está llamado a concretar, también con instrumentos jurídicos, cuanto indicado por las Resoluciones aprobadas por la Asamblea General de las Naciones Unidas desde 2010 sobre el derecho humano al agua potable y el saneamiento.

Por otra parte, cada actor no estatal tiene que cumplir sus responsabilidades hacia este derecho. El derecho al agua es determinante para la sobrevivencia de las personas (cf. ibíd, 30) y decide el futuro de la humanidad. Es prioritario también educar a las próximas generaciones sobre la gravedad de esta realidad.

La formación de la conciencia es una tarea ardua; precisa convicción y entrega. Y yo me pregunto si en medio de esta “tercera guerra mundial a pedacitos” que estamos viviendo, no estamos en camino hacia la gran guerra mundial por el agua. Las cifras que las Naciones Unidas revelan son desgarradoras y no nos pueden dejar indiferentes: cada día mil niños mueren a causa de enfermedades relacionadas con el agua; millones de personas consumen agua contaminada. Estos datos son muy graves; se debe frenar e invertir esta situación.

No es tarde, pero es urgente tomar conciencia de la necesidad del agua y de su valor esencial para el bien de la humanidad. El respeto del agua es condición para el ejercicio de los demás derechos humanos (cf. ibíd., 30). Si acatamos este derecho como fundamental, estaremos poniendo las bases para proteger los demás derechos.

Pero si nos saltamos este derecho básico, cómo vamos a ser capaces de velar y luchar por los demás. En este compromiso de dar al agua el puesto que le corresponde, hace falta una cultura del cuidado (cfr ibid., 231) – parece una cosa poética y, bueno, la Creación es una “poiesis”, esta cultura del cuidado que es creativa – y además fomentar una cultura del encuentro, en la que se unan en una causa común todas las fuerzas necesarias de científicos y empresarios, gobernantes y políticos.

Es preciso unir todas nuestras voces en una misma causa; ya no serán voces individuales o aisladas, sino el grito del hermano que clama a través nuestro, es el grito de la tierra que pide el respecto y el compartir responsablemente de un bien, que es de todos. En esta cultura del encuentro, es imprescindible la acción de cada Estado como garante del acceso universal al agua segura y de calidad.

Dios Creador no nos abandona en este trabajo para dar a todos y a cada uno acceso al agua potable y segura. Pero el trabajo es nuestro, la responsabilidad es nuestra. Deseo que este Seminario sea una ocasión propicia para que sus convicciones se vean fortalecidas, y salgan de aquí con la certeza de que su trabajo es necesario y prioritario para que otras personas puedan vivir.

Es un ideal por el que merece la pena luchar y trabajar. Con nuestro «poco» estaremos contribuyendo a que nuestra casa común sea más habitable y más solidaria, más cuidada, donde nadie sea descartado ni excluido, sino que todos gocemos de los bienes necesarios para vivir y crecer en dignidad. Y no olvidemos los datos, las cifras, de las Naciones Unidas. No olvidemos que cada día mil niños, cada día, mueren por enfermedades en relación con el agua. Muchas gracias”.

Información adicional

  • Fuente Infodecom

Un encuentro internacional sobre el derecho al agua, se realizará este jueves 23 y viernes 24 en el Vaticano, en el cual participarán 95 personalidades de diversos países.

Organizado por la Pontificia Academia de Ciencias y por la Cátedra del Diálogo y de la Cultura del Encuentro, se desarrollará en la Casina de Pío IV, será dirigido por el cardenal brasileño Claudio Hummes y llevará por título “El derecho humano al agua: aportes y perspectivas interdisciplinarias sobre la centralidad de las políticas públicas en la gestión del agua y el saneamiento”.

El director general de la Cátedra, Luis Liberman, destacó que se hablará de derecho humano al agua, que es esencialmente el derecho a la vida. Mientas que la directora ejecutiva de la Cátedra, la ingeniera Gabriela Sacco, sostuvo que el objetivo del seminario “es abrir un espacio de alta reflexión y, sobre todo, de propuesta con alcance internacional”.

Entre los participantes estarán el rabino jefe de Roma, Riccardo Di Segni; y el director ejecutivo del Grupo Hidrológico Palestino, Ayman Rabi, dando una dimensión de diálogo al encuentro.

Entre otros, concurrirán el científico estadounidense especializado en medio ambiente Peter Gleick, el conservacionista del agua indio Rajendra Singh y su compatriota Asit Biswas, cofundador del Centro del Tercer Mundo para la Gestión del Agua, con sede en México, y ganador del Stockholm Water Prize 2006.

Asistirán también Aaron T. Wolf, profesor en la Universidad estadounidense de Oregon; el director del Comité Técnico de la Asociación Mundial para el Agua, Jerome Delli Priscoli, del mismo país; el filósofo italiano Gianni Vattimo y su coterráneo Ugo Mattei, catedrático de Derecho Internacional y Comparado.

Acudirán además el experto español en hidrología Emilio Custodio, el profesor universitario australiano en Economía del Agua Quentin Grafton, la socióloga holandesa Saskia Sassen, Shaofeng Jia, de la Academia China de Ciencias; y el presidente del Consejo Mundial del Agua, el brasileño Benedito Braga.

El seminario será transmitido en vivo y en directo por internet, y en http://hrw.encuentromundi.org

Información adicional

  • Fuente Zenit

El alcalde de San Ignacio, Moisés Salces, recibió a los integrantes del Coro Infantil que formaron parte de los 25 músicos bolivianos que fueron al Vaticano a tocarle al papa Francisco, como parte del festejo por los 23 años de servicio del monseñor Nicolás Castellanos al frente de la fundación Hombres Nuevos. “Feliz y orgulloso que estos talentos ignacianos hubieran estado en el Vaticano ante el Papa Francisco. Nosotros tenemos que seguir promocionando nuestra cul-tura y trascendiendo las fron-teras del país”, manifestó el burgomaestre. 


Por otra parte, se anunció la llegada a San Ignacio de 21 obispos del país para participar de la posesión del obispo Roberto Flock como nueva autoridad de la iglesia chiquitana (Velasco, Sandóval, Chiquitos y German Busch). El acto será mañana, a las 7:30, en San Ignacio, sede del obispado.
   Flock reemplaza al obispo Carlos Stette, que estuvo 29 años en la diócesis 

 

Información adicional

  • Fuente El Deber

25 músicos de diferentes regiones de Santa Cruz se alistan para su primera gira internacional que se iniciará con un concierto ante el papa Francisco en el Vaticano, el 25 de enero, en homenaje a los 25 años del trabajo del monseñor Nicolás Castellanos en Bolivia.

Los músicos que viajarán provienen de la Orquesta Hombres Nuevos de Santa Cruz, Coro Infantil Municipal Voces del Cielo, Coro Municipal Infantil de San Ignacio de Velasco y el Cuarteto Coral de la UEB, todos dirigidos por Rubén Darío Suárez Arana.

Los músico interpretarán la ópera San Ignacio de Loyolaque tiene fue escrita por un misionero desconocido y cuya composición musical fue hecha por Doménico Zípoli y Martín Schmidt, también enviados a las misiones jesuíticas hace 300 años.

En total, la orquesta dará cuatro conciertos en Roma y regresarán el 28 a Santa Cruz

Información adicional

  • Fuente El Deber