Infodecom - Información de la comunidad
Pedro Rentería Guardo

Pedro Rentería Guardo

Miércoles, 17 Diciembre 2014 06:12

Mons. Jesús Pérez: "Examinarlo todo"

En este tercer domingo de Adviento pedimos al Señor: "concédenos celebrar la Navidad con alegría desbordante". Los que llegan tarde a La eucaristía -que no son pocos-, los que no siguen la hoja dominical, apenas se dan cuenta de esta petición central de la eucaristía de hoy. Las lecturas que son proclamadas hoy nos convocan a prepararnos y vivir con alegría la Navidad de Jesús, el único Salvador y Redentor. El motivo de la alegría es profundo: Dios está cerca, Dios viene a nuestra vida, a cumplir sus promesas de salvación hechas en el Antiguo Testamento.

A nosotros que nos ha tocado vivir esta época de la historia, no nos viene mal escuchar las invitaciones a la esperanza y a la alegría, basadas en la Buena Noticia que Dios ha querido entrar en nuestra historia para siempre. En este tiempo de revisión y de examen de conciencia sería bueno que nos preguntemos cada uno: ¿estoy contento por dentro, como el profeta Isaías o como María, la Virgen? Y si no llega a ser así, ¿no será porque no acabo de creer esas palabras tan hermosas que decimos y cantamos en este tiempo de Adviento y Navidad?

Los judíos preguntaron al Precursor, Juan el Bautista "¿quién eres?". En cierta ocasión, le pregunté lo mismo a un estudiante de filosofía de la universidad, y me contestó: "Es lo que estoy tratando de averiguar". San Agustín decía en una de sus oraciones: "Que te conozca, Señor, y que me conozca", sabiendo que lo uno es tan difícil como lo otro. Pero una gran mayoría piensa que no hay nada que averiguar sobre sí mismo. Adviento es un tiempo de reflexión sobre sí mismo, para preguntarnos ante el Señor, a la luz de la Palabra, la gran cuestión del porqué y el para qué de nuestra vida, para que estamos en el mundo.

Si nos ponemos a reflexionar dentro de nosotros mismos, nos vamos a llevar sorpresas. Las palabras que Juan el Bautista dirigió a los judíos podemos aplicarlas a nosotros mismos: "en medio de ustedes hay alguien a quien no conocen". A Jesús en este tiempo de Adviento lo estamos esperando, y está en medio de nosotros, entre nosotros. Estamos queriendo preparar sus caminos, y resulta que ya llegó, y vive en nuestro corazón y en el seno de la iglesia familiar, llamada iglesia doméstica.

El gran desafío de Adviento y Navidad es tomar conciencia de ese Cristo que nació en nuestra alma cuando recibimos el bautismo, que vino al hogar al recibir el sacramento del matrimonio. Decir que Dios está con nosotros es decir también que tenemos constancia en el amor, alegría en la esperanza y lucidez en la fe .Mientras no me encuentre a mí mismo, no podré encontrarme con el Señor que mora en mí. Así mismo, mientras no me encuentre con el Señor que mora mí, no terminaré de entenderme y aceptarme a mí mismo.

El apóstol Pablo nos da hoy en la segunda lectura, en la primera carta a los tesalonicenses, 5,16-24 unas consignas concretas que nos vienen siempre bien pero especialmente en este tiempo de Adviento. Ante todo, que "no apaguen el espíritu", o sea, que no tengan miedo a que el Espíritu Santo de Dios suscite nuevos carismas en el mundo y en la Iglesia.

Pablo nos da otra consigna: "examínenlo todo, quédense con lo bueno". Un cristiano tiene que saber captar todo lo que de bueno hay en este mundo, los valores que aprecian los jóvenes o la gente que nos rodea. Pero todo debe hacerse con discernimiento. No todo son valores ni contravalores. El cristiano guiado por la Palabra de Dios tiene que distinguir entre lo bueno y lo menos bueno, entre el pecado y la gracia y actuar en consecuencia.

El Espíritu nos invita a vivir en actitud de servicio. En muchos cristianos hay como una incapacidad, para ver las necesidades del prójimo, para pasar de las palabras a las obras. Se nos está llamando en Adviento a "llevar la Buena Noticia a los pobres, vendar las heridas de los que sufren, consolar a los tristes... En una palabra, a trabajar por los demás, a hacer cada cual lo que pueda. No importa si lo que hacemos es pequeño, parcial, temporario... Los que pueden dar soluciones definitivas a los grandes problemas sociales, que lo hagan, pero que nadie sea del número de los que no hacen nada y lo critican todo. Un día de menos hambre para alguien, ya es algo, un día de consuelo para quien está triste es algo muy positivo, aunque no lleguen a incluirse en las estadísticas del progreso y del bienestar.

Fray Jesús Pérez Rodríguez, O.F.M.
Arzobispo emérito de Sucre

EN BASE A PINTURAS DEL MUSEO COLONIAL CHARCAS. 

A partir de obras que se resguardan en el Museo Colonial Charcas, el jesuita Bernardo Gantier ofreció una conferencia donde explicó la iconografía detrás de los nacimientos de Jesús y los Santos.

En la Galería de Arte Contemporáneo del Museo Charcas, Gantier compartió sus estudios sobre pinturas del nacimiento de Jesús, la Virgen María, San Pedro Nolasco y de Santa Rosa de Lima, pintadas por artistas barrocos como Melchor Pérez de Holguín y Gaspar Miguel de Berrio.

"En el caso de Santa Rosa, su nodriza descubre que alrededor de su rostro hay pétalos de rosa, a partir de entonces la Santa, que fue bautizada como Isabel, será llamada Rosa", explicó.

La conferencia de Gantier estuvo matizada con un repertorio de música navideña a cargo de la Escuela de Música Suzuki.

ES DE REFERENCIA DEPARTAMENTAL Y NACIONAL. 

El hospital Santa Bárbara cumplió 455 años de servicio a la salud de Charcas durante la Colonia y Sucre, en la época republicana. Para celebrarlo, organizó una procesión con la imagen de su patrona que recorrió varias calles del centro de la ciudad con la participación del arzobipo de Sucre, monseñor Jesús Juárez, y personal de ese nosocomio.

También la dirección y el personal del hospital prepararon otras actividades como una misa, el brindis de honor y el concurso cinco minutos de fama que se realizó en el Teatro Gran Mariscal.

Cuando el nosocomio empezó en funcionar en 1559 lo hizo con mayordomo administrativo, médico cirujano, barbero, boticario, capellán, enfermeras, cocinero, lavandera, sirvientes y esclavos donados, según un tríptico que se elaboró en el Santa Bárbara.

El centro de salud de tercer nivel es considerado una referencia a nivel departamental y nacional; por eso cuenta con 24 especialidades y un servicio de Emergencias, al que llegan casi todos los casos de urgencia.

En los últimos meses, el hospital estrenó infraestructura para cirugía reparadora y quemados, terapia intensiva y equipamiento con financiamiento de la Gobernación de Chuquisaca.

MÁS ACTIVIDADES

Personal de salud, administrativos y personal de servicio continuarán celebrando su aniversario hoy con un campeonato deportivo y de barras; mañana con un paseo a la zona de Río Chico.

QUIEREN FACILITAR ACCESO AL PÚBLICO. 

A fines de año, la población local y los visitantes nacionales y extranjeros podrán tener mayores comodidades de visita al templo Santo Domingo, con el mejoramiento de servicios.

Así, actualmente se trabaja en la adecuación y refacción del coro, y de la apertura de una pequeña cafetería donde se ofrecerá información turística, se instalará internet Wi-fi, dijo el coordinador del Plan de Rehabilitación de Áreas Históricas de Sucre (PRAHS), Erland Ovando.

De este modo, el visitante podrá apreciar de mejor manera el atrio y el coro, por ejemplo, y disfrutar de mayores espacios en el templo Santo Domingo.

Ovando manifestó que el visitante también podrá quedarse un buen rato en la cafetería disfrutando del sol, de un rico café, instalar su computadora y conectarse con el mundo a través del servicio de Wi-fi.

Esta idea que se está desarrollando en el templo Santo Domingo también se la pretende replicar en otros monumentos patrimoniales nacionales con la contribución económica de la Alcaldía de Sucre, que este año asignó recursos económicos para mejorar las condiciones de la Catedral de Sucre, los conventos Santa Clara y Santa Teresa y templo de San Francisco.

De nuevo iniciamos los cristianos católicos el año litúrgico con el tiempo de Adviento. Todos estamos convocados a celebrar un único y progresivo movimiento, el Adviento, Navidad y Epifanía. Las tres palabras, venida, nacimiento y manifestación apuntan a lo mismo: que el Hijo de Dios, Cristo Jesús, se ha querido hacer presente en la historia para salvarnos, hacernos hijos de Dios y partícipes de un mundo nuevo. Ha sembrado una nueva esperanza, la utopía del Reino de Dios. Utopía que ya estamos viviendo.

Durante el Adviento, en las lecturas de las eucaristías, resuena la voz del profeta de la esperanza, Isaías. El vuelve a llamarnos a la esperanza del Reino. Algunos nos dicen que la "esperanza nos hace vivir", otros como Péguy descubre que Dios nos dice: "la fe que yo prefiero es la esperanza". Una esperanza que es todo lo opuesto a la resignación.

En Adviento contemplamos como tres etapas. El tiempo por venir, en que la voz vigorosa de Isaías no cesará de proclamar la utopía del Reino de Dios. El tiempo del Precursor, Juan el Bautista, nos convoca al desierto para señalarnos a Cristo que hará la nueva Alianza. Tiempo en que el Espíritu Santo envuelve a la Virgen María y a la estéril, Isabel, para alumbrar el manantial que estaba prometido a nuestra esperanza. Se abre el Adviento con unos oráculos de restauración política y se cierra con la contemplación de un rey manso y humilde de corazón. Y seguiremos a Juan el Bautista, la señal de que "Dios se ha compadecido".

El Adviento del cristiano debe presentar y celebrar el acontecimiento salvador que es Cristo resucitado, pero de forma real, viva, actual, con la fuerza necesaria para llegar a las personas de hoy, como señalaba años atrás San Juan Pablo II: "la nueva evangelización tiene que ser nueva en el ardor, en los métodos y en la expresión". Porque resulta que teniendo Cristo suficiente fuerza de verdad, de vida, de libertad y de amor para convencer y arrastrar a cualquier persona de buena voluntad, no sabemos presentarlo hoy día; no sabemos hablar de él y vivirlo como él es, con esa fuerza que conmueve y conduce.

Cuando se lee, día a día, la palabra de Dios, de este tiempo de Adviento, nos impresiona la insistente llamada a la esperanza y estremecen los gritos de las personas oprimidas. Porque hoy día hay personas esclavas y oprimidas que desfallecen por la falta de esperanza. Por ello, el Adviento es un tiempo para examinarnos los cristianos de nuestros compromisos con el grito de Dios Salvador en favor de los oprimidos y si estamos respondiendo a la llamada de Dios a la esperanza. La única salida del cristiano es la esperanza bien entendida.

La esperanza es la fuerza milagrosa indispensable para zafarnos de tantas trampas que nos tiende la sociedad de hoy día. Y para ayudar a las demás personas a zafarse también. A esto nos llama el Papa Francisco cuando nos dice que en la Iglesia no debieran existir cristianos pasivos e indiferentes. Todos tienen un lugar de trabajo en la Iglesia. Sin esperanza comprometida, siempre sucumbiremos en el seguimiento de Cristo.

La Iglesia - los bautizados somos iglesia- debemos renunciar a todas la formas de ambición, de desigualdad que matan la utopía del Reino de Dios dentro de nosotros mismos. Debemos aprender a leer en los acontecimientos, los signos de la venida de Cristo, de su reino y entregarnos más comprometidamente a una guerra contra todas las formas de guerra. Hemos de luchar para salvarnos y salvar a nuestra sociedad de la prisa y del ocio del pluriempleo de ambición, en esta dorada trampa capitalista que nos hace jugadas con nuestros deseos no saciables.

En el tiempo de Adviento que, nos conduce a la celebración de la Navidad, se nos invita a todos a vivir la esperanza que nos salva y nos constituye en fuerza salvadora de todas las personas. Nos dice Teilard de Chardin: "la espera, la espera ansiosa y operante de un fin del mundo, es decir, de una salida para el mundo, es la función cristiana, por excelencia, y, tal vez, el cargo más distintivo de nuestra religión. Por ello, hemos de preguntarnos los cristianos si somos testigos gozosos de la esperanza".

Sucre, 30 de noviembre de 2014

Fray Jesús Pérez Rodríguez, O.F.M.
Arzobispo emérito de Sucre

El pasado día jueves, 27 de Noviembre, tuvo lugar en la Catedral Metropolitana de Sucre la ordenación diaconal de los seminaristas egresados Luigi Novarini y Jhonny Beisaga

Con asistencia de un buen número de sacerdotes, diáconos y seminaristas, fue grande la expectación de sus familiares, amigos y fieles que vivieron el acontecimiento con gran atención y fervor. 

La Iglesia que peregrina en Sucre agradece a Dios este regalo tan importante en los actuales momentos de sequía vocacional en Bolivia. Y expresa su deseo de animar a los agentes de pastoral de las parroquias para que dediquen tiempo y creatividad en la promoción de nuevas y santas vocaciones. 

En el pasado Noviembre tuvo lugar el último Encuentro Vocacional de este año del PROYECTO SAMUEL. Este Proyecto Vocacional está dirigido a adolescentes que sienten inquietud vocacional hacia el sacerdocio diocesano.

Se realizó en ambientes del Centro de Formación Integral Rural (CFIR) "Vera", ubicado en la Comunidad El Cortijo, cercana a la localidad chuquisaqueña de Yotala. Este Centro está coordinado por el Instituto Secular Católico Cruzada Evangélica

Sirvió para hacer evaluación de los diferentes Encuentros vividos a lo largo de la presente Gestión 2014. Se compartieron experiencias e ideas surgidas en dichos Encuentros y se finalizó con la celebración de la Eucaristía dominical junto con el grupo de chicos que viven en el Centro, en su internado. 

 

Martes, 25 Noviembre 2014 09:42

Mons. Jesús Pérez: "El Rey de reyes"

Con la fiesta de Cristo Rey, cerramos en la Iglesia católica el año litúrgico. A lo largo del año, día tras día, hincamos las rodillas ante el Señor, proclamándole rey de los apóstoles, de los mártires, de los confesores, de las vírgenes, de todos los santos del universo entero, santos son todos los que han conseguido llegar al cielo. En esta fiesta se nos convoca a todos los cristianos a ofrecer un particular homenaje a su realeza; a enardecer nuestro fervor y devoción a su persona; a estimular, más y más, el celo misionero de evangelizar para que: "todos los pueblos, tribus y lenguas le sirvan y le obedezcan".

La fiesta de Cristo Rey cuando fue instituida en el año de 1925, por el Papa Pió XI, se celebraba el último domingo de octubre. Con la reforma del misal de 1969, se trasladó con gran acierto al último domingo del año litúrgico, con un tono claramente escatológico, mirando al futuro de la historia para expresar el sentido de consumación del plan que conlleva este título de Rey. Con Cristo Alfa y Omega cerramos el año litúrgico y el próximo domingo, iniciamos el proceso celebrativo de la Liturgia que nos hace participar un año más de nuestra liberación que Cristo nos ha obtenido.

Cristo es fin y meta de toda la creación. En la mente de Dios Padre estuvo siempre la obra de la liberación o salvación del hombre "imagen perfecta del Dios invisible... Todas las cosas fueron creadas por él en los cielos y en la tierra, las visibles y las invisibles, sean Tronos o Dominaciones o Principados o Potestades... Y así él tiene ser ante todas las cosas. Y todas subsisten en él".

La familia humana apenas creada desobedeció a su Rey legítimo, pero Cristo, en cambio, en un rasgo de misericordia divina, rescata y redime a la humanidad entera con su Sangre preciosa derramada en la Cruz. Para ese fin asumió la naturaleza humana, escondiendo bajo la vestidura de siervo los atributos de la naturaleza divina, hasta que redimido el género humano, volvió a su gloria divina con su resurrección gloriosa.

A Cristo pertenece, desde entonces ser rey, por derecho, que diríamos de origen, por ser Dios, igual al Padre y por la conquista por haber redimido y salvado a la humanidad entera. "En el hemos encontrado la redención... hemos sido arrebatados del poder de las tinieblas y trasladados al reino de la luz". Cristo no quiso ser rey al estilo humano, no aceptó los planes de sus coetáneos. El reino de Cristo es eterno y está por encima de todas las aspiraciones políticas de los humanos. Su reino es un reino de amor y justicia.

El reino de Cristo como rezamos en el prefacio de este día, es: "Un reino de verdad, y de vida; reino de santidad y gracia; reino de justicia, de amor y de paz". Su programa se cifra en servir. Así lo da entender el evangelio de este domingo, tornado de Mateo 25,31-46, el cual describe el juicio universal, de una forma sencilla y popular, basada en un patrón, un examen para todos que versará sobre todo aquello que hicimos y lo que dejamos de hacer, si practicamos las obras de misericordia. Nos hará mucho bien leer el catecismo de San Juan Pablo II donde nos habla de las obras de misericordia.

Cristo podría haber puesto otras preguntas para el juicio. Pero no. El examen en el juicio universal se decidirá, no por las lindas palabras o escritos que hayamos pronunciado, sino por lo que hayamos hecho al prójimo imitando a Cristo en la actitud de entrega, caridad y servicio al prójimo. El examen no versará sobre lo mucho o poco que sabemos, sino sobre lo que hicimos, sobre todo el amor que hemos mostrado a nuestros hermanos y hermanas.

La fiesta de este día de Cristo Rey debe ayudarnos a contribuir y a extender el Reino de Dios y a encender el espíritu misionero, siendo como nos dice la Asamblea de Aparecida, discípulos misioneros. Actuando como soldados de Cristo en todo momento. Sin duda alguna, hemos sido escogidos por el sacramento del bautismo y especialmente de la confirmación para testimoniar en todas partes a Cristo como nuestro Rey y Señor. Francisco de Asís inició su conversión proclamándose "heraldo del gran Rey". Hoy debiéramos rezar con mayor ardor lo que decimos en el Padre nuestro, "venga a nosotros tu reino".

Fray Jesús Pérez Rodríguez, O.F.M.
Arzobispo emérito de Sucre

Martes, 25 Noviembre 2014 09:04

Conmemoran en Sucre 50 aniversario de la JEC

TUVO COMO MENTOR A MONSEÑOR RENÉ POVEDA NOYA. 

La conmemoración del 50 aniversario de la fundación de la Juventud Estudiantil Católica (JEC), que tuvo como mentor a monseñor René Poveda Noya, fallecido en un trágico accidente hace algunos años, será conmemorada con distintas actividades hoy, lunes, y este miercoles, según informó el periodista Eber Baptista, miembro de una de las primeras generaciones.

A las 18:00 de hoy, lunes, se descubrirá una plaqueta en homenaje a monseñor René Poveda en la Casa de la Gente Joven, que se construyó en el seno de la JEC. En esa línea, a las 16:00 del miércoles se celebrará una misa en la capilla del Cementerio General, una posterior ofrenda floral en la tumba de monseñor René Poveda y, finalmente, una reunión de camaradería a las 18:00.

El objetivo de la invitación es que las distintas generaciones de la JEC se sumen a las actividades señaladas.

Baptista destacó los valores morales y éticos que inculcaba monseñor Poveda en los estudiantes, al margen de las enseñanzas propiamente católicas, en el marco de la alegría, el amor y la libertad. "Para ser buen cristiano, hay que ser buena persona", era uno de los dichos más frecuentes del sacerdote.

Mons. Jesús Juárez Parraga, SDB., Arzobispo de Sucre, Mons. Adolfo Bittschi Mayer, Obispo auxiliar, y los familiares, tienen el agrado de invitar al Pueblo de Dios a participar de la :

Ordenación diaconal de los seminaristas: LUIGI NOVARINI y JHONNY BEISAGA MONTALVO.

Que se llevará a cabo en la Basílica Catedral Metropolitana y Primada de Bolivia, el día jueves, 27 de noviembre, a horas 18:30.

Agradecemos de antemano su participación y sus oraciones. 

El Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y dar su vida en rescate por muchos (Mc 10,45)

Página 1 de 72

Video Destacado

Mons. Eugenio Scarpellini: "Tú eres la Navidad"

Twitter

Banner Reflexion dominical ok

10 - Banner  - Anunciate Aqui

Banner Hospital - Ok - Franz

03 - banner Iglesia Viva

ENTREVISTA MONS. OSCAR

06 - Infodecom - Diakonia

07 - Infodecom - Radio San Miguel

08 - Infodecom - Audios

09 - Infodecom - Universidad Selesiana

11 - Infodecom - Religion Digital

12 - Infodecom - Catholic News

13 - Infodecom - Colobora sosteniendo Infodecom

15 - Banner - Publicite Aqui

01 - Infodecom - Papa Francisco en Bolivia

banner Cochabamba medida ok

Obispos de Bolivia 04 - aprobado

Buscador de Infodecom