Infodecom - Información de la comunidad
Pedro Rentería Guardo

Pedro Rentería Guardo

Miércoles, 25 Febrero 2015 17:26

Mons. Jesús Pérez: "Hacia la renovación total"

Hoy iniciamos los cristianos la Cuaresma propiamente tal, aunque, a Dios gracias, un buen número de creyentes fervientes lo hizo el Miércoles de Ceniza. Lamentablemente la gran mayoría no se da por enterada hasta que comience la Semana Santa. La Cuaresma, desde los primeros siglos del cristianismo, ha tenido suma importancia, pues ella nos lleva a una renovación total, viviendo este tiempo de gracia que nos conduce hacia la Pascua. La Iglesia nos convoca con su fuerte llamado: "Conviértete y cree en el Evangelio" (Me. 1,15).

Este domingo comienza el sagrado tiempo llamado Cuaresma. Habrán cinco domingos o semanas de preparación para celebrar la Pascua de Jesús; Cristo es nuestra Pascua, nos dice el apóstol Pablo. Todo apunta en este tiempo a la renovación de las promesas bautismales que haremos en la SOLEMNE VIGILIA DE PASCUA O DE RESURRECCIÓN, el Sábado santo.

En la noche de la Vigilia de Resurrección -la mayoría de los cristianos lamentablemente no participa en ella- renovaremos nuestro contrato o alianza con Dios, realizado en el sacramento del bautismo. Para ello, la Iglesia nos invita, desde ya, a irnos preparando. A lo largo de la historia de la salvación, diversos pactos o alianzas fueron preparando la alianza definitiva refrendada en la Cruz.

Durante la Cuaresma iremos recordando las alianzas de Dios con su pueblo, el pueblo de Israel. En este primer domingo, llamado domingo de tentación, evocamos la alianza de Dios con Noé, en los albores de la humanidad, Dios hace la promesa de la supervivencia humana, a pesar de que el hombre peque y vuelva a pecar. Dios, Señor de la vida, quiere la felicidad y la vida de la persona humana.

Dios ofrece la vida a la persona humana, Él pone su omnipotencia al servicio del hombre. Pero nos pide un poco de esfuerzo, para hacer su voluntad, cumpliendo sus mandamientos. Quienes acepten su oferta suscriben una especie de contrato o alianza. Esta alianza es un gran regalo de Dios todopoderoso al hombre limitado, débil y pecador.

La alianza entre Dios se llevó a cabo en la Cruz, donde Cristo dio su vida por nosotros, por todo el género humano. Muerte y Resurrección constituyen la Pascua de Cristo .En este gran misterio de la Muerte y Resurrección se selló el pacto entre Dios y la humanidad. Nosotros, pecadores y débiles, necesitamos renovar nuestro pacto con Cristo, buscando así una renovación total de nuestra vida bautismal.

El evangelio de hoy, Mc 1,12-15, nos narra el episodio de las tentaciones de Jesús, nos invita a reflexionar durante este tiempo en nuestras tentaciones diarias. Tentación quiere decir prueba. Cristo experimentó las dificultades humanas, siendo puesto a prueba. No todo le fue fácil, ni siquiera hacer la voluntad del Padre. No debemos olvidar que Jesús es Dios, pero también hombre. Cristo modelo de fidelidad al Padre, no claudicó nunca ante las tentaciones. Cristo nos enseña a vencer las tentaciones con la Palabra de Dios y la oración.

La Cuaresma nos invita a una revisión de vida, de bautizados, de discípulos y testigos de Jesús. El cristiano tiene que vivir en lucha continua contra el mal, contra el pecado, contra los ídolos, contra el egoísmo, contra el individualismo. En la Cuaresma hemos de preguntarnos si somos una fuerza al servicio del bien o del mal. Estamos invitados los bautizados a elegir entre el bien sobrenatural y el mal. Nuestro destino personal no lo podremos realizar si no lo hacemos conjuntamente con otros seres espirituales, en el interior de un todo del que cada uno forma parte.

La Cuaresma es un tiempo propicio para vivir en Cristo por la fe -es la llamada de la Cuaresma- establecer una comunión total de vida con él. Una comunión de vida que yo he de aceptar a Cristo en el centro de mi yo y he de entregarme a él a fin de que Cristo me comunique su vida divina. Esto incluye sacrificar mi yo-ismo, mi egoísmo continuamente. Esto viene a ser una especie de muerte continua que no se puede vivir sin resistencias, sin negación propia, sin desprendimiento. El desprendimiento es una rara virtud porque no es rentable, humanamente hablando. Si como leemos en el libro de la Sabiduría el hombre llegó a tener como dioses al fuego, al sol, a un ídolo. ¿Por qué no al propio yo?

La Cuaresma es una invitación a prepararse para renovar la alianza con Dios.

Sucre, 22 de febrero de 2015.

Jesús Pérez Rodríguez, O.F.M.
Arzobispo emérito de Sucre

Y lo hace con cinco jóvenes colegiales de Secundaria que esperan a sus compañeros mayores del Curso Introductorio o Propedéutico. 

Juan de Dios, Luis Fernando, Ronal, José Diego y Maycol son los nuevos inquilinos del Seminario San Cristóbal de Sucre. Su andadura como pre-seminaristas comenzó el pasado día 2 de Febrero. En esa jornada además iniciaron sus estudios de Secundaria (4to., 5to. y 6to.) en colegios de la capital. Acuden a sus clases en las mañanas y en las tardes se van acostumbrando a esta nueva vida de seminaristas: formación, oración, Eucaristía, deporte y tiempo libre. 

Las paredes de este viejo Seminario vuelven a escuchar las voces juguetonas e ilusionadas de unos adolescentes dispuestos a madurar esta incipiente inquietud vocacional que sienten y que desean testimoniar ante otros muchachos. Por eso participaron en el Campamento Vocacional de Sopachuy que semanas atrás organizó la Comisión Arquidiocesna de Pastoral Vocacional.

Han pasado siete meses del trágico accidente de tránsito que segó la vida de aquellos recordados seminaristas: Francisco, Juan Miguel y Óscar e hirió gravemente a Rodrigo. Meses de oración y maduración vocacional para esta nueva situación que estrena el San Cristóbal

El próximo 19 de Febrero, iniciada ya la Cuaresma, llegarán los nuevos seminaristas del Curso Propedéutico. Serán 7 jóvenes de la Jurisdicción de Tarija y 6 de Sucre.

Como pide Mons. Jesús Juárez, Arzobispo, recemos para que surjan muchas y santas vocaciones, según el corazón del Buen Pastor, que consagren el pan partido para la vida del mundo. 

 

El Maestro está aquí y te llama (Jn 11,28). 

Mons. Jesús Juárez, Arzobispo de Sucre, dirige una carta a los Presbíteros diocesanos, Comunidades y Movimientos Apostólicos y Responsables de Comisiones Pastorales, recordando que todos los días a las 9:00 h. se celebra la Eucaristía en la Catedral Metropolitana. A continuación se hace la exposición del Santísimo Sacramento para adorar, contemplar al Señor y dialogar con Él, especialmente en este año de la realización del Congreso Eucarístico Nacional. 

Estará a disposición un cuaderno para que todos aquellos que puedan se anoten en el horario de 10:00 a 12:00 dejando el número de teléfono.

Oremos -escribe Monseñor- para que el Señor nos regale buenas, santas y perseverantes vocaciones para contar con pastores según su corazón (Jeremías 3,15) que consagren el pan partido para la vida del mundo.

Diferentes páginas de redes sociales se hicieron eco, días atrás, del Campamento Vocacional que organizó la Comisión de Pastoral Vocacional de Sucre en la localidad chuquisaqueña de Sopachuy. Este Rincón Vocacional de Infodecom quiere compartir con sus lectores una galería de imágenes de dicha actividad. 

Del 25 al 30 del pasado Enero, 32 jóvenes y 5 sacerdotes vivieron unas jornadas especiales en el paraje denominado San Antonio. Aunque la lluvia obligó a trasladar las actividades a los ambientes parroquiales de la localidad. 

Cuatro fueron los temas trabajados: El Llamado, El Seguimiento, La Misión y La Comunidad. Los chicos se lo tomaron con gran interés no faltando el diálogo abierto y la exposición de experiencias personales y de grupo.

Los momentos de oración se centraron en el Santo Rosario, un Vía Crucis y Exposición del Santísimo. La Eucaristía diaria fue presidida por los diferentes sacerdotes y la última, de clausura, por Mons. Jesús Juárez, Arzobispo de Sucre, que visitó a los acampados en dos ocasiones. 

No faltaron las palabras de ánimo de Mons. Jesús y su compromiso de acompañar a los muchachos en su proceso de formación vocacional, con vistas a engrosar el número de seminaristas en el Seminario San Cristóbal de la capital. 

Un agradecimiento especial para el Párroco de Sopachuy, P. Alfredo Téllez, que acogió esta actividad con gran interés y disponibilidad. 

EL PLAZO INICIAL ERA DE SEIS MESES Y CONCLUÍA EN ABRIL. 

Se trabaja en la cubierta, el muro que da hacia la plaza 25 de Mayo y en las gárgolas. 

La primera fase de restauración o de "salvataje" de la Catedral Metropolitana de Sucre recién concluirá en agosto, con la ejecución de obras en la cubierta, el muro exterior hacia la plaza 25 de Mayo y el arreglo de gárgolas. Luego vendrá la refacción integral, para la cual la Gobernación de Chuquisaca se comprometió a financiar el 80% de los Bs 2,5 millones que demandará el proyecto.

El director de la Escuela Taller Sucre, Domingo Izquierdo, informó que en la etapa de prospección e intervención de emergencia en la Catedral de Sucre trabaja uno de los talleres de albañilería; su campo de acción está dedicado a impermeabilizar unos 400 metros cuadrados de los 2.500 que tiene de cubierta.

A decir de Izquierdo, encima de las bóvedas se encontraron capas de hormigón de cinco a seis centímetros de grosor que fueron colocados durante una refacción realizada en la década de los 90, por lo que ahora se debe trabajar con impermeabilizante. En su criterio, no se debió utilizar cemento y más bien se debió arreglar el problema utilizando materiales originales.

EL MURO QUE DA HACIA LA PLAZA

Asimismo, se opera en el muro que da hacia la plaza 25 de Mayo, donde unos 50 metros cuadrados de revoque fueron retirados porque tenían mucha humedad. Manifestó que la solución demandará un tiempo debido a que el nuevo revoque se hará con cal y arena (calicanto). Explicó que para utilizar el calicanto, se debe apagar la cal por lo menos seis meses antes de su uso. Esta tarea está en plena ejecución, por lo que pidió paciencia a la población porque tendrá que observar por muchos meses la fachada lateral en ese estado.

Dijo que las intervenciones no pueden ser rápidas, ya que se debe esperar a que los sectores húmedos se ventilen y sequen, para recién intervenir con la solución.

LAS GÁRGOLAS

El Director de la Escuela Taller Sucre afirmó que igualmente se trabaja en la reposición de gárgolas, que son instrumentos para la evacuación del agua que se acumula en la cubierta y que dan hacia la plaza central.

Contó que de seis gárgolas debían estar colocadas en el muro que da hacia la plaza 25 de Mayo, ninguna estaba en su lugar y que una fue encontrada en el depósito.

Explicó que esas gárgolas fueron construidas de una cerámica tipo vitrificada con un largo de 70 centímetros, para que escurra el agua sin que la misma haga contacto con el muro.

Manifestó que durante el trabajo de prospección también se evidenció que esas gárgolas fueron cambiadas por unas canaletas de zinc, que no dieron resultado debido a que es un material que se dilata y contrae, permitiendo que el agua se escurra por las paredes.

Hormigón en bóvedas

Las bóvedas fueron cubiertas por una capa de hormigón de cinco a seis centímetros de espesor durante una refacción que se realizó en los años 90. Fue algo que no se debió hacer.

Del plan de "salvataje" se pasará a la refacción integral

De acuerdo con el convenio que suscribieron la Alcaldía de Sucre, la Gobernación de Chuquisaca y el Arzobispado de Sucre, los trabajos de prospección iniciaron el 30 de octubre; en esa ocasión se anunció que la primera fase estaría concluida en seis meses; sin embargo, los resultados de exploración cambiaron los planes.

Domingo Izquierdo cree la primera fase llamada también de "salvataje" de la Catedral de Sucre necesitará de unos seis meses a partir de febrero, por lo que la obra estaría concluida en agosto, más o menos. Hizo notar que en la primera fase, no se hará ninguna intervención en el interior de la Catedral.

Por otra parte, aclaró que tras estas obras recién vendrá la fase de rehabilitación integral de todo ese edificio patrimonial de Sucre y el país, con un presupuesto de Bs 2,5 millones que fueron comprometidos por la Gobernación de Chuquisaca (80%) y la Alcaldía de Sucre (20%),

Finalmente, el Director de la Escuela Taller Sucre reveló que la Catedral de Sucre y el templo La Merced son las dos edificaciones que tienen un peor estado de conservación de todos los templos en la ciudad.

(España-Madrid)

La principal noticia eclesial de la primera semana de febrero ha sido la publicación de una carta abierta del Papa Francisco, dirigida a los presidentes de las conferencias episcopales y a los superiores mayores de los institutos consagrados (página 35). Esta carta se complementó con la primera reunión plenaria de la Pontificia Comisión para la Tutela de los Menores, cuyas conclusiones glosó, en rueda de prensa, su presidente, el cardenal O'Malley, arzobispo de Boston. ¿Cuál es la novedad de la carta papal? ¿Cuáles son las determinaciones y propuesta más significativas de la citada pontificia comisión?

La carta de Francisco se inscribe, en primer lugar en su propio quehacer sobre este particular y en el mismo marco de las iniciativas tomadas por Benedicto XVI, y que los medios de comunicación suelen, solemos, denominar "tolerancia cero" frente a los abusos sexuales a los menores y adultos vulnerables, auténtico flagelo, delito y pecado, ante el que la Iglesia "debe continuar haciendo todo lo posible" por su erradicación, prevención y búsqueda "de caminos de reconciliación y curación para quien ha sufrido abusos". Esta actitud ha de ser un compromiso inexcusable, ante el cual "no se podrá dar prioridad a ningún otro tipo de consideración, de la naturaleza que sea, como, por ejemplo, el deseo de evitar el escándalo". Y es que nada es más escandaloso que un solo caso de pederastia perpetrado por cualquiera, menos uno por un eclesiástico.

Por ello, "las familias deben saber que la Iglesia no escamita para proteger a sus hijos y tienen derecho de dirigirse a ella con plena confianza porque es una casa segura". Y todos -familias, eclesiásticos, laicos, autoridades, opinión pública- han de saber, hemos de saber, que "no hay absolutamente lugar en el ministerio para los que abusan de los menores".

Igualmente, obispos, conferencias episcopales y superiores mayores, han de implementar, si todavía no lo han hecho, las normativas emanadas, el 3 de mayo de 2011, por la Congregación para la Doctrina de la Fe. Criterios y líneas maestras que se han de revisar y evaluar periódicamente. Al respecto, el Papa llama a la colaboración "plena y atenta" con la Pontificia Comisión para la Tutela de los Menores –esta, según su presidente, está preparando programas de formación destinados a curiales y obispos- y al intercambio mutuo de "praxis virtuosas" y experiencias. Asimismo, la citada comisión pontificia propondrá al Papa nuevos instrumentos y servicios de coordinación y de enlace, con las correspondientes personas designadas al efecto, entre las conferencias episcopales y la Santa Sede.

A las víctimas y a sus familias, que no solo merecen todos los respetos y las reparaciones que en justicia correspondan, es preciso escucharlas, atenderlas, acompañarlas y ofrecerles "programas de atención pastoral que podrán contar con la aportación de servicios psicológicos y espirituales".

O'Malley, quien también declaró que en los últimos años "los nuevos casos de abusos han caído en picado", anunció que se estudiará fijar una jornada anual de oración, dedicada y ofrecida a "aquellos que han sufrido daños por abusos sexuales". Y esta jornada, añadimos nosotros, que ya de por sí tendría un marcado carácter penitencial y de reconocimiento, implícito y explícito de culpa y de responsabilidad, será una ocasión privilegiada para seguir trabajando en concienciar a la comunidad católica acerca de la lacra que suponen los abusos a menores.

Por último, y a tenor de las declaraciones del cardenal O'Malley y de la praxis seguida por Benedicto XVI y por Francisco, se recaba, de nuevo, a obispos y superiores religiosos extremar la diligencia y la colaboración sincera y sin subterfugios con la justicia y con la verdad. El que la hace, en el grado que corresponda, la debe pagar. Sea quien sea. La Iglesia está obligada a ser especialmente ejemplar en este tema y a convertirse en un referente mundial. Lo reclaman los errores del pasado y la sinceridad de los "mea culpa" entonados con auténtico dolor y desgarro del corazón. Y, sobre todo, lo demanda el Evangelio, pues, de lo contrario, se vulneraría la voluntad de su Señor, Jesucristo, quien previno durísimamente contra aquellos que escandalizaran a los pequeños (Mt 18, 6).

Que no le quepa duda a nadie, comenzando por nuestros mismos pastores, ministros, consagrados y laicos, ni tampoco a los menores, a los vulnerables y a sus familias: con el Evangelio no se deber jugar; la pederastia en la Iglesia ha de ser erradicada.

En el evangelio de hoy contemplamos a Cristo enfrentando al mal, especialmente el mal de la enfermedad, en todas aquellas personas que le presentaban y, no solamente en la suegra de san Pedro. La suegra de san Pedo fue liberada de la fiebre y de inmediato se puso a servir a Jesús y a los discípulos que le acompañaban. La acción de Jesús es señal de que el reino de Dios ha llegado. Cristo, sin duda, viene a salvarnos de las secuelas del pecado, entre ellas la inseguridad y la angustia que provoca la enfermedad, como vemos en la primera lectura, la tremenda prueba por la que pasó Job.

Job es un hombre proverbial y ejemplo de fe, confianza y paciencia sobre todo. En la antigüedad era el prototipo de la humanidad doliente. Su vida está llena de violentos contrastes que se suceden con una finalidad didáctica. Le toca vivir y saborear la riqueza y la pobreza. Conoce en su vida el cariño de la amistad y el desprecio aún con los amigos. En su vida encontramos: la depresión, el júbilo, la humillación, la rebeldía, la resignación... Hasta llega a encararse con Dios. Dios le reprocha por su actitud, haciéndole ver que es nada. El libro de Job tiene un mensaje para todos y para todo tiempo, esperar contra toda esperanza.

El creyente, el discípulo de Jesús, está llamado a iluminar este mundo que le toca vivir. No estamos hechas las personas para la muerte, sino para la vida. El optimismo debe ser el talante de todo cristiano, pues somos obra de Dios. La creación ha sido bien hecha, "y vio Dios que todo era muy bueno". El Concilio Vaticano II afirma: "creyentes e incrédulos están casi totalmente de acuerdo en considerar que todo cuanto existe sobre la tierra debe ser referido al hombre como a su centro y suma" (Gaudium et spes).

Jesús quiso tener, como hombre, una actividad limitada. Ha sido enviado a buscar las ovejas perdidas del pueblo de Israel. El no daba abasto a todos los requerimientos de peticiones. Llegó tarde a curar un día a la hija del Jairo; otro día también llega tarde a la casa de Lázaro, cuando ya lleva cuatro días de muerto. Pero, sin embargo, está presente en todos y llega a todos. Dios es omnipotente y omnipresente. Está Dios en todas partes y escucha todos. Pero Dios ha querido valerse de las personas para que el mensaje de la salvación llegue a todos.

Jesús muestra su ansia de salvación y liberación: "vámonos a otra parte, a las aldeas cercanas, para predicar también allí, que para eso he venido". Jesús nos da el mejor ejemplo de evangelizador, de predicador del amor y de la salvación. Lo primero que hace, según el evangelista Marcos, es predicar, evangelizar. Cristo no se queda instalado en el éxito que ha obtenido, sino que va a otros pueblos, predicando y curando a los enfermos y poseídos de los demonios.

Pablo aparece en la segunda lectura de este domingo, lleno del fuego por evangelizar: "ay de mí si no evangelizara". Cada cristiano está llamado a salvarse, no sólo él, sino a anunciar a los demás la Buena Noticia. Todos estamos llamados a ser discípulos misioneros. ¿Por qué habrá tan pocos cristianos católicos que sean mensajeros del Evangelio? ¿Tendrán vergüenza?

En el evangelio de hoy hay un detalle que conviene destacar. Jesús al día siguiente de haber curado la suegra de Pedro y a otros muchos enfermos, se levantó de madrugada, se marchó al descampado y allí se puso a orar". Encontramos con frecuencia en los evangelios, especialmente en san Lucas, la referencia a la oración de Jesús, en ella se daba el diálogo constante con el Padre amado.

Una señal clara de nuestra fe profunda y madura es el tiempo que dedicamos a la oración o conversación con Dios. La oración debe ser constante, es la respiración del alma. Jesús dice: "oren ininterrumpidamente". Vivimos en una civilización que no favorece el dar tiempo a la oración, sino a la distracción. Una civilización donde la despersonalización de las relaciones, el vértigo de la prisa, restan tiempo para dedicarse a orar. Tenemos que reaccionar para encontrar tiempo para la oración y crecer en la fe. Sin la ayuda de Dios no hay fe posible. La Eucaristía o Misa dominical debiera ser el vértice de la semana y el soporte de la fe. Como decía el Papa Pió XII: "la vida de fe de una comunidad parroquial se conoce por la participación en la Eucaristía.

Sucre, 8 de Febrero de 2015.

Jesús Pérez Rodríguez, O.F.M.
Arzobispo emérito de Sucre

Las lluvias y otros fenómenos también afectan a espacios patrimoniales de Sucre. En la foto, el campanario del hospital Santa Bárbara muestra un claro deterioro en su pintura; como éste, varios edificios del casco histórico requieren acciones de conservación.

Hacerse discípulos de la Verdad (1 Pe 1,22)

Como es costumbre todos los años, al comienzo de las actividades pastorales, el clero diocesano de Sucre se dispone a vivir intensamente unas jornadas de Retiro Espiritual.

El lugar elegido es Puntiti, en Cochabamba, en la Casa de Retiro de las Hnas. de la Presentación.

Se comenzará el día lunes, 9 de Febrero, hasta el día viernes, 13, con el almuerzo.

Predicará el P. Carmelita Eugenio Baranda, que introducirá en temas sacerdotales partiendo de la propia experiencia.

Mons. Jesús Juárez, Arzobispo de Sucre, pide a sus sacerdotes que aprovechen estos días de gracia y salvación (2 Cor 6,2) como un verdadero Kairós.

Martes, 03 Febrero 2015 08:49

Mons. Jesús Pérez: "Todos profetas"

No hace mucho tiempo que hemos terminado el tiempo de Navidad. Todavía, mañana, celebraremos una fiesta, con la que antes se terminaba el ciclo de Navidad, la Presentación del Niño Dios en el templo y la Purificación de María, de acuerdo a lo que prescribía la Ley de Moisés. En la religiosidad popular tiene una gran importancia la festividad de nuestra Señora de la Candelaria o Copacabana. A Jesús a quien contemplamos como Niño de cuarenta días, se nos presenta ya en este domingo como el Maestro y el Profeta que habla en nombre de Dios Padre. En el transcurso de los domingos, Cristo es el gran Profeta a quien hay que escuchar. La Eucaristía es la gran escuela de la Palabra de Dios.

Profeta no es tanto quien predice e! futuro, sino más bien el que habla en nombre de Dios. El profeta es una persona igual a los demás, a quien Dios ha escogido para que revele los misterios de Dios y de la humanidad. Dios suscita profetas, lo hizo en el Antiguo Testamento, y ahora en el nuevo pueblo de Dios para conducir a las personas y a la humanidad según su voluntad.

El profeta no es e! que expone sus propias ideas sino el que habla en nombre de Dios e invoca su autoridad. El profeta es encargado de denunciar los pecados del pueblo y exhortar al cumplimiento de la ley de Dios. El profeta es custodio de la ley del Señor, es el que busca que se guarde la alianza con Dios. El profeta para ser auténtico debe hablar con Dios. Se habla con Dios cuando se hace oración.

Marcos en el evangelio de hoy relata el primer milagro de Jesús según su evangelio. La gente, nos dice, estaba asombrada de las enseñanzas de Jesús y la fama se divulgaba por todas partes. Cristo como profeta completa la revelación, se enfrenta contra el mal en todas sus manifestaciones, como enviado de Dios realiza los signos que acreditan su mensaje. Jesús en sus predicaciones es muy libre. La palabra de Jesús se ve avalada por su vida radical y por los milagros que realiza.

En el Antiguo Testamento encontramos buenos profetas pero también malos profetas. Jesús denuncia a los malos profetas y dice que por sus frutos se podrá distinguir qué clases de profetas hay en el pueblo de Dios. Los falsos profetas son unas personas con criterio soberano, no están adornados de la verdad. Personas que están más a la escucha de los hombres que de Dios.; son los que están dispuestos a decir cualquier cosa para justificar las pasiones de su grupo; los que adulan la opinión pública. En la carta a los Hebreos 13,9 encontramos esta exhortación: "no se dejen extraviar por doctrinas llamativas y extrañas". Esto ha sucedido en los primeros tiempos y sigue sucediendo hoy día.

El verdadero profeta es el que busca obedecer a Dios, a su ley, a la verdad. No se para en consideraciones, sino que tiene la misión de revelar en el presente el plan de Dios sobre las personas, no precisamente el futuro, como ciertas personas creen. El profeta es un contestarlo, no teme las amenazas, las calumnias, la muerte. El profeta, el gran profeta, el profeta por excelencia es Jesús. Por ello lo pasó muy mal.

Todos los bautizados participamos por el bautismo y la confirmación de la función profética de Jesucristo. El Concilio Vaticano II nos enseña: "Cristo el gran profeta que proclamó el reino del Padre con el testimonio de su vida y con el poder de la Palabra, concede su misión profética,... no sólo a través de la Jerarquía, que enseña en su nombre, con su poder, sino también por medio de los laicos... para que la virtud del evangelio brille en la vida diaria, familiar y social... En esta tarea el gran valor de aquel estado de vida santificado por un especial sacramento, a saber, la vida matrimonial y familiar... Aquí los cónyuges tienen su propia vocación; ser continuamente y para sus hijos, testigos de la fe y del amor de Cristo" (L. G. n 35).

Pablo habla del signo profético de la virginidad o celibato. Al respecto, el Vaticano II nos dice: "la castidad por el Reino de Dios que profesan los religiosos se debe estimar como excelente don de la gracia. Pues libera el corazón del hombre de un modo particular para que se encienda más en el amor de Dios y de todos los hombres y, por eso, es una señal especial de los bienes celestiales. La razón que emplea Pablo en esta carta y en otros documentos a favor del celibato o castidad es 'que esto se hace por el Señor', o sea, para dedicarse a los "asuntos del Señor".

Mons. JESÚS PÉREZ RODRÍGUEZ, O.F.M.
ARZOBISPO EMÉRITO DE SUCRE

Página 1 de 74

Video Destacado

¿Qué Es la Cuaresma?

Twitter

Banner Reflexion dominical ok

10 - Banner  - Anunciate Aqui

03 - banner Iglesia Viva

06 - Infodecom - Diakonia

07 - Infodecom - Radio San Miguel

08 - Infodecom - Audios

11 - Infodecom - Religion Digital

12 - Infodecom - Catholic News

01 - Infodecom - Papa Francisco en Bolivia

13 - Infodecom - Colobora sosteniendo Infodecom

15 - Banner - Publicite Aqui

Obispos de Bolivia 04 - aprobado

Buscador de Infodecom