Infodecom - Información de la comunidad
Pedro Rentería Guardo

Pedro Rentería Guardo

Hoy se interrumpe la lectura del evangelio de Marcos que corresponde al ciclo litúrgico B, para escuchar durante cinco domingos, al evangelista Juan en él capítulo 6, considerado de capital importancia en la vida de la Iglesia católica. Se inicia esta lectura con el milagro de la multiplicación de los panes y el discurso de Jesús sobre el pan de su cuerpo que se nos sigue dando en cada celebración de la Eucaristía. Esta reflexión de 5 domingos nos viene muy bien cuando estamos tan cercanos a la celebración del V Congreso Eucarístico de Bolivia en la ciudad de Tarija.

Los 5 domingos en que se proclama este evangelio de Juan tiene una estructura que conviene mucho tenerla en cuenta; el milagro de los panes (domingo 17), el diálogo sobre el maná en el desierto (domingo 18), qué significa "creer" en Jesús (domingo 19), qué "significa" comer a Jesús (domingo 20), y al fin, las reacciones de sus oyentes y de sus discípulos (domingo 21).

Cristo quiere convencernos de que Él es el enviado del Padre Todopoderoso y que "para Dios no hay nada imposible". Por eso pareciera que elige las circunstancias difíciles para actuar y manifestar que Dios se hace presente para su pueblo con su amor misericordioso. Así no quedaran dudas de la proeza. Esto no quita que Dios no nos tome en cuenta. Dios realmente sabe lo que podemos, sí, como instrumentos o "causas segundas". Dios es la causa primera, la raíz y razón de todo. Nos llama a colaborar como puede hacer un niño con el trabajo del papá: no molestándole, acercándole una herramienta, pero dejándole hacer...

La multiplicación de los panes es una demostración del poder de Dios que quiere solucionar el gran problema de aquel momento en que la multitud estaba hambrienta, no había probado alimento, pero Jesús vio que la gente estaba mucho más hambrienta de ansias profundas del vivir diario. Los medios con los que colaboran los discípulos, son muy escasos, cinco panes y dos peces que tenía un muchacho. Dios hace mucho con poco. El poco de nuestras posibilidades, el poco de nuestra voluntad, el poco de nuestros esfuerzos. Dios no quiere prescindir de ese poco.

Para los discípulos era imposible dar de comer con doscientos denarios, pues eran unos cinco mil hombres sin contar a las mujeres y los niños. Andrés comenta, "¿qué es esto para tanta gente?". Muchas veces experimentamos la desproporción entre nuestro querer y nuestro poder. ¿Qué es esto para alcanzar la felicidad que todos anhelamos? La lógica invita a la desesperación. Es un momento de hacer un acto de fe, e insistir en la petición. ¡Dios puede! Y, por poco que sea lo nuestro, es necesario que lo pongamos en las manos de Dios. Si hacemos lo que podemos, Dios hará el resto. Dios no nos pide más, pero no se contenta con menos.

El encargo de Jesús, "denles ustedes de comer" entra no sólo el poder milagroso de Dios, sino también la colaboración humana de varias personas que colaboraron en la multiplicación de los panes. En el momento actual cuántos voluntarios colaboran en los problemas y trabajan comprometidamente en el campo sanitario y educativo y comparten su pan con los que no tienen.

¡Qué maravilloso ejemplo el que nos dan San Joaquín y Santa Ana, abuelos de Jesús y padres de la Santísima Virgen María, cuya fiesta celebramos hoy . Ellos han sido escogidos como modelos y patronos de los abuelos. Celebramos hoy el Día de los abuelitos y abuelitas. Los biógrafos nos dicen que Joaquín y Ana dividían sus bienes en tres partes iguales: una para el templo, otra para los pobres y la tercera para los gastos del hogar. En ellos tenemos un modelo cómo colaborar y ser solidarios con los más necesitados.

El rol de los abuelos y abuelas sigue siendo de máxima importancia en las familias. Con mucha alegría puedo comprobar constantemente la disponibilidad y el servicio desinteresado de no pocos abuelos que contribuyen en la vida familiar a crear puentes de unidad y amor, lo cual es una gran colaboración a la estabilidad familiar. ¡Cuántos ponen su experiencia de vida de familia al servicio de los nietos, o sea, a los hijos de sus hijos! Hoy es un día para arropar con más cariño a nuestros abuelitos y abuelitas y, también, para agradecerles por lo que son y por lo que hacen. ¡Felicidades a todos los abuelos y abuelas!

Sucre, 26 de julio de 2015

Jesús Pérez Rodríguez, O.F.M.
Arzobispo emérito de Sucre

CON FINES TURÍSTICOS. 

Se inician las obras para la rehabilitación y apertura al público del tercer patio del convento de Santa Teresa, que concluirán hasta noviembre de este año y se desarrollan a cargo del Plan de Rehabilitación de las Áreas Históricas de Sucre (PRAHS).

El proyecto comprende la apertura de un ingreso al convento por el callejón de Santa Teresa, lo que revitalizará la circulación turística del sector ya que el convento de Santa Teresa de la orden de las Carmelitas no se encontraba abierto al público por las características de riguroso enclaustramiento que cumple esa orden católica, explicó Erland Ovando, coordinador del PRAHS.

El edificio en su totalidad tiene un gran valor patrimonial, por tratarse de una infraestructura colonial y representa un testimonio tangible de la cultura católica que tiene una fuerte raigambre en la Capital, pero que en el caso del convento, asume una tradición casi extinta en el mundo, razón por la que se constituye en una pieza histórica que despierta interés tanto entre los vecinos de la ciudad como entre los visitantes extranjeros.

Las obras están distribuidas en tres fases, una que incluye la restauración del tercer patio del convento, que es prácticamente un tesoro escondido, recalcó Ovando, pero además se construirá un ingreso que cruza la huerta del edificio colonial donde se instalará un espacio para que las hermanas carmelitas puedan ofrecer sus productos a los visitantes, ya que ellas producen vino, repostería variada y otros productos.

El ingreso se encontrará en el extremo del callejón de Santa Teresa que da a la calle Camargo.

Al conmemorar su 420 aniversario de creación, el colegio San Cristóbal realizó el acto de homenaje anoche en su propio establecimiento en el que fueron reconocidas 12 personalidades que fueron parte de la unidad educativa. Es el cuarto año consecutivo que se reconoce a los ex alumnos y profesores que se destacan en su vida profesional.

EN EL ÁREA RURAL DE CHUQUISACA. 

La Fundación Solidaridad y Amistad Chuquisaca-Tréveris cumple hoy 44 años de trabajo dedicado especialmente a promover el acceso a la educación en el área rural y lo celebra con la proyección de consolidar avances en distintos grupos considerados vulnerables, como los niños, mujeres y personas con discapacidad.

El trabajo de la Fundación se financia desde hace 44 años a través de la ayuda de la juventud católica de Tréveris, una ciudad alemana. Desde ahí, se apoya el trabajo de la Fundación que desde 2011, además del trabajo de promoción de la educación a menores de edad, ayuda también a personas con discapacidad del área rural, según comentó el director ejecutivo de la Fundación, Ader Barrón.

La Fundación tiene presencia en 12 de los 29 municipios de Chuquisaca y concibe como parte de su identidad el ser católica y "servir al prójimo".

Entre sus objetivos a futuro se encuentra el trabajo por la promoción de que sectores como la niñez, adolescencia, mujeres y personas con discapacidad asuman roles protagónicos en sus entornos sociales para buscar la promoción y vigencia de sus derechos.

Nació en 1943 en Alquerías, provincia de Murcia, en España. 

Fueron muchas las felicitaciones que en el día de ayer recibió Mons. Jesús Juárez, al cumplir 72 años, por parte de obispos, sacerdotes, diáconos, seminaristas y público en general.

Juárez agradeció de corazón toda la amistad y cariño recibidos de los amigos que tanto le estiman.

Igualmente, en la ordenación presbiteral que tuvo lugar en la Catedral Metropolitana en horas de la tarde, el P. Enrique Quiroga, Vicario de Pastoral, y en nombre de todos los asistentes, dirigió unas sentidas palabras de felicitación que ocasionaron un sonoro aplauso.

Jueves, 23 Julio 2015 10:58

Nuevos sacerdotes se ordenan en Sucre

Tres nuevos sacerdotes se ordenaron anoche en una ceremonia que congregó a decenas de miembros de la Iglesia Católica. Santos Quispe, Adolfo Rivera y Hernán Solís son los tres nuevos presbíteros que dieron cierre a las actividades por el Día de la Iglesia Diocesana. Los feligreses también saludaron al arzobispo de Sucre, monseñor Jesús Juárez, que cumplió un año más de vida.

En el día de hoy, 22 de Julio, en la Catedral Primada, y a las 18:00 h., se celebrará la Ordenación Presbiteral de los diáconos:

- Santos Quispe Carvajal

- Adolfo Rivera Ríos

- Hernán Solís Barrientos

La Iglesia de Sucre se alegra de tan importante acontecimiento.

Llamó a los que Él quiso, y vinieran a Él, para que estuvieran con Él y para enviarles a predicar (Mc 3, 13-14)

(Madrid-ESPAÑA)

Francisco rubricó, del 5 al 12 de julio, en Ecuador, Bolivia y Paraguay otro extraordinario viaje apostólico, ya el noveno internacional. El Papa regresó a América Latina, más en concreto a su América hispana natal, a poner de relieve y a reavivar la gran riqueza de esta Iglesia, con sus grandes potencialidades humanas y espirituales, con sus valores cristianos hondamente arraigados y también con graves problemas y contradicciones sociales y económicas, para cuya solución la Iglesia –afirmó Francisco en la alocución previa al ángelus del domingo 19 de julio- "la Iglesia está comprometida en la movilización de las fuerzas espirituales y morales de sus comunidades, colaborando con todos los componentes de la sociedad".

El viaje de Francisco a los tres países más pobres y olvidados de América del Sur fue una renovada visibilización –escribíamos ya en nuestro comentario Editorial anterior- de su opción preferencial por las periferias, a ir y a estar en ellas y a evangelizar en ellas y desde ellas. América del Sur es una Iglesia joven y lozana –declaró en la rueda de prensa en el avión de regreso a Roma-, a la que no hay que tener miedo, sino todo lo contrario, pues es Iglesia de la esperanza, ya realidad presente en tantos aspectos.

En Ecuador, Bolivia y Paraguay, Francisco volvió a mostrarse, en multitud de gestos y de acciones y en medio de una multitudinaria y calidísima acogida de los fieles, de la opinión pública y de las autoridades, como un Papa popular, cercano, sencillo, abierto, un Papa del pueblo y para el pueblo. Y al respecto, nada tiene de extraño, pues, y siempre desde la guía no de las ideologías políticas y mundanas, sino desde el Evangelio, su participación, apoyo e iluminación del II Encuentro Mundial de los Movimiento Populares (ver páginas 48 a 52 de este número de ecclesia). No en vano, el primero de estos encuentros tuvo lugar en Roma, en otoño pasado, con la intervención y el aliento asimismo del Santo Padre.

El viaje a Ecuador, Bolivia y Paraguay hay que leerlo también desde una de las claves más presentes y más reiteradas en el ministerio y magisterio de Francisco: su rechazo a la vigente cultura del descarte, a la economía sin rostro humano, a la injusticia social, a la explotación, al colonialismo del sesgo que sea, al abuso de la madre tierra. Francisco apostó, una vez más, en estos tres países hispanoamericanos, por la cultura del encuentro, por la inclusión, la integración, por unir fuerzas, voluntades y conciencias en pro de una nueva economía más justa, más social y más humana, que, no solo es posible, sino que, desde el Evangelio, es obligatoria e inaplazable.

Y para ello, es necesaria una apertura, una búsqueda constante, de la intercolaboración con la entera sociedad civil, con las legítimas y democráticas autoridades, sean del signo que sean y sin apriorismos excluyentes, y, de manera muy particular, con y para los excluidos y los pobres.

Además, esta insistencia en el primado por la cultura del encuentro conlleva resonancias y exigencias intraeclesiales. Y en este sentido, no cabe ninguna duda de que el viaje del Papa a Ecuador, Bolivia y Paraguay ha buscado y apuntalado la comunión y la reconciliación y ha servido de bálsamo para sanar y contribuir a cerrar heridas abiertas en décadas atrás en el seno de estas mismas comunidades eclesiales, zarandeadas e influenciadas igualmente por las distintas ideologías, poderes y presiones de este mundo.

Francisco -lo sabemos bien- no quiere una Iglesia de cristianos a la carta, de apariencias y de salón. El Papa no quiere cristianos de "dos velocidades"..., separados por el abismo de la desigualdad económica, social y cultural. Quiere cristianos coherentes, auténticos, solidarios, fieles al culto y a tradiciones, sí, y también a la caridad y a la misión. Sus homilías en las principales misas de las tres etapas de este viaje certifican estas ideas.

Ecuador, Bolivia y Paraguay, como toda América Latina e Hispana, es tierra de María Santísima y de honda y vigorosa piedad popular. A la purificación, respeto y potenciación de la piedad popular ha contribuido también este nuevo periplo apostólico: un viaje a las periferias que llama a toda la comunidad eclesial a ir a ellas y desde ellas testimoniar y servir la fuerza transformadora y la alegría expansiva del Evangelio.

El domingo pasado leíamos el pasaje del evangelio de Marcos que nos narraba el envío de los doce apóstoles a anunciar la Buena Noticia. Enviados a una tarea pastoral, la más hermosa de las tareas, preparar a la gente para que reciba a Jesús que habría de visitar esos pueblos y barrios. Los doce no tenían mayor formación que la mayoría de los cristianos de hoy, pero si tenían la vivencia, la experiencia de haber vivido con Cristo. Esa experiencia es más importante que los contenidos doctrinales. ¿Cómo hablar de Jesús sin reconocerlo como Señor y pastor de nuestras almas? También, ¿cómo no hablar de Jesús si nos hemos encontrado con Cristo?

Hoy, el evangelio de Marcos, se inicia narrando el regreso de los doce apóstoles después de aquella primera experiencia pastoral. Vuelven satisfechos y cuentan a Jesús "todo lo que habían hecho y enseñando" Viendo Jesús que los apóstoles están cansados, los invita a compartir un tiempo de descanso y de revisión de la tarea realizada. El evangelio dice que los apóstoles "no encontraba tiempo ni para comer".

Los planes de retiro y reposo fracasaron por la llegada de una gran multitud a los lugares donde se habían ido, una multitud ávida de ver a Jesús, escuchar sus palabras y recibir los beneficios del maravilloso poder que salía de Él. Al ver a toda esa gente, Jesús se conmueve y el evangelista nos dice "porqué eran como ovejas sin pastor y comenzó a enseñarlos".

Con frecuencia vivimos en la Iglesia con motivo de nuestras fiestas religiosas, aglomeraciones masivas, como también sucedió en la visita del Papa... Este fenómeno religioso de masas, sin duda, es un acontecimiento que acerca a muchas personas a Dios y a la Palabra de Dios. Es un hecho que nos alegra, el ver tanta gente en nuestras fiestas religiosas, que se despierte la fe viva y un mayor seguimiento de Jesús. Pero hemos de tener mucho cuidado para no quedarnos en un triunfalismo religioso de masas. La fe exige mucho más que una simple participación coyuntural en una fiesta religiosa.

Mirando al mundo de hoy, Jesús sigue teniendo motivos para compadecerse, pues son muchos los cristianos que andan como ovejas sin pastor. ¡Cuántos cristianos desorientados! Cristianos que viven dispersos sin saber para qué viven, cada uno por su lado sin formar comunidad, cristianos desprotegidos ante los problemas que nos asechan por todas partes. Cuántas familias disgregadas, que viven bajo un mismo techo, pero sin metas comunes. Hay todo un mundo donde las mismas palabras llegan a tener sentidos diametralmente opuestos. La dictadura del relativismo ha invadido el mundo.

Por el bautismo hemos sido constituidos miembros del pueblo santo de Dios. Tenemos el don de la fe. Compartimos una sola fe. ¡Qué maravillosa la explicación que nos hace el apóstol Pablo con el símil del cuerpo humano! El Vaticano II, nos dice cuál es la naturaleza de la iglesia, al llamarle "pueblo de Dios". Y para definir a la Iglesia no parte de la jerarquía, sino de la base, de la congregación de los creyentes en Cristo. El pueblo tiene por cabeza a Cristo.

Cristo es el Buen Pastor pero también él es el Maestro. Todos aquellos que fueron corriendo desde lejos, sin duda que estaban hambrientos, era necesario darles de comer, pero Jesús quiso primeramente darse un tiempo para instruirlos en las enseñanzas del Reino. Porque si es importante dar de comer, no menos importante era necesario formarlos en la fe. Los cristianos, no pocos se han olvidado su formación, o sea, de alimentar sus vidas con la Palabra de Dios.

Jesús ha venido a salvarnos, pero la salvación que Dios quiere no debe ser aisladamente. La salvación y redención realizadas por Cristo muriendo en la Cruz y saliendo triunfante del sepulcro se efectiviza con la participación en los sacramentos. Los sacramentos son signos eficaces de la gracia, de la vida divina. Pero junto a los sacramentos está la Palabra de Dios. Así como actuó Cristo debemos actuar nosotros. No podemos contentarnos con una masa anónima, una comunidad acéfala y sin jerarquía, pues entonces seríamos un rebaño sin pastor. Por eso Jesús instituyó pastores dedicados al servicio de la Palabra y de la administración de los sacramentos. Jesús no sólo escogió a los doce apóstoles, sino que llamó setenta y dos discípulos para que fueran colaboradores en el anuncio del Reino. Dios nos sigue llamando hoy día a colaborar en crecimiento del Reino de Dios.

Sucre, 19 de julio de 2015

Jesús Pérez Rodríguez, O. F. M.
Arzobispo emérito de Sucre

Una quincena de jóvenes de distintas provincias y municipios de Chuquisaca participan del encuentro vocacional de invierno que se realiza en Sucre. Uno de los formadores del seminario, padre Pedro Rentería, invitó a todos los interesados en conocer la vocación del sacerdocio a visitar el Seminario San Cristóbal.

Página 1 de 83

Papa Francisco a los religiosos y religiosas de Bolivia

Papa Francisco en Sud América

Twitter

banner papa francisco sitio web 2015

 Banner Voluntarios en Santa Cruz

15 - Banner - Publicite Aqui

Banner Reflexion dominical ok

10 - Banner  - Anunciate Aqui

Banner - Contribuye a la Visita del Papa - Infodecom

06 - Infodecom - Diakonia

07 - Infodecom - Radio San Miguel

08 - Infodecom - Audios

11 - Infodecom - Religion Digital

12 - Infodecom - Catholic News

01 - Infodecom - Papa Francisco en Bolivia

13 - Infodecom - Colobora sosteniendo Infodecom

03 - banner Iglesia Viva

 

 

 

 

 

Buscador de Infodecom