Viernes, 28 Julio 2017

banner Diakonia 2017 Infodecom 2017 ok ok

10   Banner    Anunciate Aqui

Homilía Monseñor Oscar Aparicio Arzobispo de la Arquidiócesis de Cochabamba Homilía Monseñor Oscar Aparicio Arzobispo de la Arquidiócesis de Cochabamba Arzobispado de Cochabamba

Mons. Oscar Aparicio: "Ánimo, estamos anunciando lo que el Señor nos ha dicho"

Escrito por  Erik Jul 03, 2017

Como muestra de apoyo y unidad con la Parroquia de Santa Mónica y con el párroco solidario Alejandor D'arbelles, agredidio en pasados días; Mons. Oscar Aparicio presidió la eucaristía dominica, a horas 19:00.

Durante su homilía mencionó las palabras del Señor, en las que nos invita a no tener miedo, que no es nada sencillo seguir al Señor y anunciar su palabra, pues siempre habrán personas que no la reciban y reaccionen al escuchar verdad que viene de Dios. Expresó que ante cualquier injusticia se alzará la voz para defender a los inocentes y desprotedidos. Invitó a la comunidad a seguir con el mandato del Jesucristo y dejarse guiar y acompañar por Él.

Homilía Monseñor Oscar Aparicio Arzobispo de la Arquidiócesis de Cochabamba

Parroquia de Santa Mónica

Hermanos y hermanas, en una circunstancia como la de hoy, hemos escuchado esa palabra, hay que dar gracias a Dios. Ustedes como parroquia, que han tenido estos acontecimientos, escuchando hoy, tienen que llevar un corazón agradecido hacia Dios. Es una Palabra de regalo total para ustedes de parte de Dios en la liturgia, sí consuela y da una actitud, de que no estamos abandonados, y que estamos en el camino correcto. Sobre todo es una palabra, para los párrocos solidarios pero también para toda la parroquia, por eso damos gracias a Dios.

La Palabra que hemos escuchado es muy evidente, está hablando, invitándonos a no temer. Y además enviándonos como testigos de este Evangelio y a seguir construyendo el Reino de Dios en este mundo. No teman, vayan y anuncien el Evangelio, son testigos de esta gran verdad. De hecho el mismo profeta Jeremías, se encuentra en esta situación concreta, debe anunciar una gran verdad, ha sido llamado para profetizar la verdad en medio de este, para anunciar la presencia de Dios que llama también a la conversión. No es una tarea fácil que tiene, porque en algún momento la palabra cae en buen corazón y es bien acogida, también cuando se dicen palabra que no se quiere escuchar, cae también en corazón adverso. De hecho este es el testimonio del profeta Jeremías, lo calumniaban, A raíz y a causa de anunciar el Evangelio sufren persecuciones.

Si alguien se pone en el camino de Dios, si es llamado por Él, tiene que anunciar sabe que debería haber dificultades, persecuciones. Porque no todo es color de rosas. No todos acogen esta verdad, no todos aceptan total y plenamente y de buen agrado. La Palabra de Dios, sobre todo si denuncia, porque el profeta denuncia el pecado; o denuncia el alejamiento de este pueblo hacia Dios mismo, por tanto no gusta y entonces viene la adversidad, viene la calumnia o viene también el hecho de recibir palos, de recibir golpes. Cuando Pablo anuncia el mal en este mundo, al fin y al cabo va teniendo persecución, va también teniendo una carrera que no es del todo grata. Peor todavía cuando hablamos del Señor Jesús, cuanto ha sido agredido, azotado, apaleado por anunciar el Reino de Dios. Parece una injusticia y sin embargo eso se hace presente en este mundo.

Cuando está hablando con Pilato, pregunta ¿qué es la verdad? Jesús con una actitud de no decir nada o decir muy poco, es agredido por el soldado. Jesús dice se he hablado mal, o se he hablado bien, ¿Por qué me pegas? Se sorprende de esta agresión, porque no es lógico, no es normal y sin embargo si acontece. Por eso el Señor nos dice no tengan miedo los que anuncian el Evangelio y defienden la vida pueden también ser agredidos. A causa de este Evangelio, a causa de la defensa de la vida. Esto hemos vivido aquí. Es una Palabra actualizada. Por eso decía esa palabra de Jesús nos viene muy bien. Nos tiene que consolar, nos tiene que poner un sentimiento así, que de verdad lo que estamos haciendo es en nombre de Él, somos instrumentos suyos. Y lo que anunciamos no es una doctrina, una teología partidaria, lo que anunciamos es el propio Evangelio en nombre del Señor.

Es la Buena Noticia que nos ha sido dada para nosotros y por eso la anunciamos. Es el don de la vida que la vamos defender, porque es don que nos ha regalado el mismo Señor. No podemos callar. Cuantos inocentes que no pueden hablar y son agredidos física y brutalmente. Asesinados brutalmente. Y si hay leyes que se promueven en nuestro país, y van en contra de los inocentes, nosotros vamos levantar la voz, como se ha levanto la voz en esta parroquia. Diciendo: respetamos la vida y la defendemos y no aceptamos ese tipo de agresiones por más leyes que se puede instaurar en nuestro país. No las aceptamos. Nada tiene el derecho de tomar la vida de un ser humano. Si por eso seremos agredidos, habrá que preguntar, ¿Por qué me pegas? Tendremos seguir anunciando Buena nueva. Por otro lado el anuncio va en este sentido, vayan y anuncien, sean testigos de la vida, sean testigos del amor, sean testigos de este Evangelio.

Hermanos que cosa fantástica ver como el Señor nos acompaña en esta liturgia y también en esta eucaristía en esta noche. Tantas veces ya nos ha anunciado el de no temer. En el Cenáculo, la paz con ustedes, no teman, no estarán solos, yo estaré siempre con ustedes y les daré el Espíritu… o porque tienes miedo pequeño rebaño. Hay muchas formas en que el Señor dice, hoy de manera particular, tú que anuncias la Palabra no temas y anda y sigues anunciando el Evangelio. Es el Señor que nos habilita, es el Señor que nos hace testigos de este amor y de esta vida. Que el Señor nos ayude. Que sea el Señor también que pese a estas situaciones de agresiones físicas, sea el Señor que nos ayude a seguir haciendo esta experiencia de parte de Él. Y podamos decir al mundo entero, que queremos la paz, que queremos la unidad en nuestro país, que anunciamos la vida sobre todo y todo ante, que anunciamos el amor del Señor. Que anunciamos el amor del Señor que hace el posible que tengamos una unidad entre personas.

Que nosotros que somos Iglesia no solo queremos ser testigos de palabra sino también de obras. Somos aquellos discípulos del Señor y misioneros que anuncian con su propia vida esta verdad. Construimos también un país de esta forma. Construimos también una sociedad de esta forma. Construimos también familias que anuncian el Evangelio de nuestro Señor Jesucristo. Somos testigos del amor de Dios, constructores del Reino de Dios en esta sociedad. Aquí en nuestras familias, aquí en Cochabamba, aquí en Bolivia… A nosotros nos toca acá, podemos anunciar y ser testigos de este Evangelio, de esta paz y del amor del Señor presente en este mundo. Jesús ha dado su vida por nosotros. Y si una víctima tenía que haber es el Señor derramado su sangre por todos nosotros. El Señor nos anuncia es la vida y la vida en abundancia. Lo que es Señor nos anuncia un Reino de Dios presente, de paz, harmonía y justicia. Esto es lo que anunciamos, esto es lo que proclamamos, esto es lo que hemos vivido. Esto es lo que hemos defendido también el dos de junio cuando hemos ido marchar públicamente y pacíficamente en contra de estas leyes.

Queridos hermanas y hermanos me nace a mí decirles, no tengan miedo, coraje, ánimo, estamos anunciando lo que el Señor nos ha dicho. Estamos queriendo vivir aquello que el Señor nos ha llamado y de que somos también testigos en este mundo.
Amén.

Homilía Parroquia Santa Mónica No tengan Miedo Arzobispado de Cochabamba
  • Información adicional

    • Fuente: Arzobispado de Cochabamba

    Ultimas noticias - Cochabamba

    15 - Banner - Publicite Aqui

    Banner Reflexion dominical ok

    10 - Banner  - Anunciate Aqui

    monsenor Tito Solari

     artes velas

     06 - Infodecom - Diakonia

    11   Infodecom   Religion Digital

    banner papa francisco sitio web 2015

    13 - Infodecom - Colobora sosteniendo Infodecom