Infodecom - Información de la comunidad
G. F. R.

G. F. R.

Miércoles, 01 Abril 2015 12:10

Iglesia de Potosí celebró la Misa Crismal

La Diócesis de Potosí, celebró ayer la Misa Crismal en la Santa Basíliza de la Catedral, con la presencia de los Sacerdotes religiosos y laicos.

La celebración fue presidida por Mons. Ricardo Centellas, obispo de la Diócesis. Quién bendijo los oleos para los enfermos y cetecúmenos y consagró el Santo Crisma. El obispo pidió un verdadero compromiso de servicio tanto en los consagrados como en el pueblo, para vivir la experiencia de Amor en el Señor. En la celebración los sacerdotes renovaron sus promesas; también los laicos.

Además se hizo el signo del "Pan Partido para la Vida del Mundo" en torno al Congreso Eucarístico. También se realizó el envio de los jovenes misioneros de la diócesis.

 

Todos los sacerdotes del departamento de Oruro ratificaron anoche su compromiso con la Iglesia y su amor por Jesucristo, sumo y eterno sacerdote, durante la misa celebrada por el Obispo de la Diócesis de Oruro, Cristóbal Bialasik, en la parroquia de Nuestra Señora de La Catedral a las 19:00 horas.

Monseñor reflexionó a los sacerdotes sobre el importante rol que tienen dentro de la Iglesia, asegurando que: "La palabra de Dios nos recuerda que somos ungidos y consagrados con la fuerza del Espíritu Santo para dar la buena noticia a los pobres, para anunciar a los cautivos la libertad, a los ciegos la vista, para anunciar el año de gracias del Señor, somos ministros de la gracia del Espíritu Santo, somos instrumentos de amor misericordioso de la gracia divina, Cristo con el sacramento del orden nos constituye testigos y servidores del evangelio de la esperanza para todos nosotros", expresó Bialasik.

Explicó que la celebración de la misa de ayer por la noche, ayudó a renovar la conciencia de la riqueza del don del sacerdocio que recibieron, el compromiso de amor contraído con Jesucristo.

Refirió que la verdad eucarística del sacerdocio comienza en el cenáculo con el mandato de Jesús a los doce apóstoles: "Hagan esto en conmemoración mía" y puso en el centro de su misión la eucaristía.

"En el cenáculo hemos sido llamados personalmente uno a uno, con amor de verdad. Renovando el camino perdido arrepentidos como Pedro o avergonzados de nuestras cobardías como los demás apóstoles, les pido esta noche y deseo para que para que experimentemos juntos la alegría y perseverancia la unión de nuestro corazón sacerdotal con el corazón sacerdotal de Cristo, amor a Jesucristo, a la eucaristía, a nuestro sacerdocio amor a nuestros hermanos y hermanas, el ministro y vida constituye la pieza clave para el programa espiritual y renovación de la vida de cada uno de los sacerdotes", remarcó Bialasik.

Luego de la homilía monseñor bendijo los santos óleos que serán usados todo el año para ungir en la primera comunión, el bautismo, a los enfermos y a los mismos sacerdotes, en su consagración.

Al igual que en Domingo de Ramos, el templo de la Catedral estuvo bastante concurrido, y se espera que el pueblo continúe participando de todas las actividades de la Semana Santa.

El Padre da para la salvación de los hombres lo más amado para él: su Hijo. La entrega a la muerte del Hijo por todos los hombres ha sido vista como el amor infinito del Padre. El Padre sufre por los dolores que Jesús padece. Jesús lo ha aprendido todo del Padre, también el sufrir.

Algo hay en el sufrimiento de Jesucristo en la cruz que puede decirse del Padre. La infinita perfección del Padre da lugar a la misericordia, a la compasión. El Padre tiene un amor que reacciona ante el pecado del hombre con dolor y ante el mismo dolor de los hombres con misericordia. Este amor compasivo del Padre es el que se da en la muerte del Hijo.

Dios manifiesta su paternidad en la entrega del Hijo por la salvación de todos los hombres. Manifiesta toda la profundidad de su amor paterno, toda su libertad y respeto por el hombre. Pero todavía manifiesta más su ser con la resurrección y glorificación del Hijo.

El misterio de Jesús se desvela de una manera clara en el modo que tiene de relacionarse con Dios. Esta relación se expresa en el modo de nombrarle. Dos cosas son aquí significativas: el uso de la palabra "Abba" para dirigirse a Dios y la distinción que mantiene el mismo Jesús es "mi Padre" y "vuestro Padre". La palabra "abba" son los primeros sonidos que produce el niño para llamar a su padre y madre. Jesús emplea el lenguaje familiar, cargado con toda la intimidad, con toda la confianza primaria para dirigirse a Dios. Proyecta sobre Dios lo que es el padre y la madre para un niño que se abre a la vida. Por otra parte, la diferencia entre "mi Padre" y "vuestro Padre", que se deriva directamente de Jesús y se mantiene a lo largo de todo el NT, indica que la relación con Jesús es única e intransferible. En las relaciones que existen entre Jesús y Dios se dan ciertas características que se dan también en las relaciones entre padres e hijos.

El hijo es una persona engendrada por los padres. En Dios permanece la acción de engendrar, que es del Padre. El Hijo divino se caracteriza por la recepción del ser a través de una acción del Padre. El Hijo es eterna recepción del ser. Son Padre e Hijo en unidad y comunidad eterna.

La unidad y diferencia entre padres e hijos es otro aspec¬to que permanece analógicamente en Dios. El Hijo está en el Padre, mira al Padre, conoce al Padre, hace lo que hace el Padre; y sin embargo, como persona es autónoma, perfecto receptor, en una acción pura y eterna de recibir el ser del Padre. La actitud del Hijo es de reconocimiento de su procedencia; y de conocimiento de su libertad de Hijo.

Aspecto que se refleja en un amor puro e incondicional de Jesús por cada uno de nosotros, para llegar a una muerte en cruz por nuestra salvación. Por lo tanto no olvidemos que este tiempo de semana santa, nos debe llevar a reflexionar cada día, que tan coherentemente vivimos como, padres, hermanos(as), amigos(as), hijos o amigos, este amor y encuentro con mi prójimo. Que este tiempo no sea meramente ver películas de un hombre que dio todo por nosotros o de servirnos uno que otro plato que es típico en estas fechas, sino más bien, alimentemos nuestra fe con actos concretos en nuestra vida. ¡Que la muerte de Jesús, que recordamos cada año no quede en videos u otras cosas, más bien que se refleje en nuestra vida para dar amor un amor, y para seguir fortaleciendo nuestra Iglesia, que tiene a Cristo como cabeza! Y para aquellos que somos padres, seamos ejemplo vivo y coherente para nuestros hijos.

V CENTENARIO DEL NACIMIENTO DE TERESA DE JESÚS "YA ES TIEMPO DE CAMINAR... NO ES TIEMPO DE TRATAR CON DIOS NEGOCIOS DE POCA IMPORTANCIA..." En San Julián se ha vivido una gran fiesta el sábado 28 de Marzo 2015, festejando a Santa Tersa de Jesús.

Desde hace mucho tiempo estábamos con ilusión preparando el V Centenario del Nacimiento de Teresa de Jesús. Y es por eso que la Familia Teresiana de Enrique de Ossó, en Bolivia nos juntamos para compartir y darle gracias a Dios por la gracia de tener a ésta gran santa como Madre y Maestra. Nos dicen las religiosas de la Compañía de Santa Teresa de Jesús.

La hermana María Jesús Marchena Corredera stj nos dice: Retomo las palabras de la Coordinadora General de las hermanas Teresianas, Hna. Asunción Codes, que nos invitaba a que : "Celebrar la vida de Teresa, si tenemos presentes sus palabras, significa celebrar la vida de Dios en ella, su gran bondad y misericordia, su derroche, su modo de mirarla y su empeño en posibilitarle ser quien fue : una mujer auténtica, realista y enamorada, una orante, una buscadora, inquieta y andariega, una reformadora y una maestra, una gran amiga de Dios y amiga de sus amigos..."

Y se unieron a nuestra fiesta muchos hermanos y hermanas que deseaban llevarse un poco de este espíritu de alegría, de verdad y de hondura que Teresa regala a quien se acerca a ella.

Lo que vivimos fue eso... una gran fiesta de vida, de alegría, de sentido fuerte de que Dios vive en cada uno de nosotros y por eso estamos alegres, y damos gracias por tanto regalo a este Dios de la Vida que nos ama y nos espera siempre.
Las voces alegres de niños y jóvenes contagiaron rápidamente a todos... "Vive hoy aquí, Teresa de Jesús hoy aquí, Jesús de Teresa vive en mí... Teresa de Jesús" y se sentía fuertemente su presencia.

Presidio la celebración Monseñor Antonio, quien tomó el símbolo del bastón teresiano para apoyarse en el caminar de la vida como Teresa lo había hecho.

Los niños y catequistas construyeron un castillo para recordamos a todos, como Teresa de Jesús nos lo había dicho que "somos como un castillo todo de diamante o de muy claro cristal. Este castillo tiene muchas moradas pero en el centro y mitad se encuentra el AMIGO que sabemos nos ama y con quien debemos estar a solas".

Y como todo cumpleaños... y este era muy especial, al finalizar la Eucaristía con todos los presentes cantamos el "cumpleaños feliz" y soplamos las velas , no sin antes pedir un deseo para todos, que caminemos siguiendo las huellas de quien sabemos nos ama, Jesús , el amigo verdadero.

Y como dice el Papa Francisco "que Teresa nos contagie a todos la santa prisa por salir a recorrer los caminos de nuestro tiempo, con el evangelio en la mano y el Espíritu en el corazón"

Ante miles de peregrinos reunidos en la plaza de San Pedro, el Obispo de Roma explicó con detalle el Triduo Pascual y pidió al Señor que "nos conceda a todos participar plenamente en el misterio de su muerte y resurrección haciendo nuestros sus propios sentimientos".

 

Al inicio de su catequesis, el Papa Francisco recordó que el Triduo Pascual comienza el jueves Santo con la celebración de la Última Cena "en la que Jesús ofreció, con el Pan y el Vino, su Cuerpo y su Sangre al Padre, y nos mandó perpetuar esta ofrenda en conmemoración suya".

Sobre el gesto de lavar los pies, el Papa destacó que es "expresión de esa misma entrega como servicio a Dios y a los hermanos" y añadió que en el Bautismo "la gracia de Dios nos ha lavado del pecado" y que en cada Eucaristía "nos interpela a seguir el mandamiento de su amor".

Asimismo, el Papa señaló que en el viernes Santo recordaremos las palabras de Jesús en la Cruz: «Está cumplido» y explicó que "el sacrificio del Cordero inmolado, que transforma la mayor iniquidad en un acto supremo de amor, lleva a término el plan de salvación contenido en las Escrituras".

"Nuestra vida refleja este amor perfecto, cuando ofreciéndola por los demás, como Jesús nos enseñó, lo hacemos presente en medio de su pueblo", precisó el Pontífice.

Durante el sábado Santo, el Papa explicó que "contemplaremos el descanso de Jesús en el sepulcro" y junto a María, su madre, "mantendremos encendida la llama de la fe y de la esperanza".

Por último, el Obispo de Roma recordó que en la Vigilia Pascual "celebraremos al Resucitado, centro y fin de la creación y de la historia, en la alegre esperanza de su retorno" y concluyó que "la piedra del dolor será removida por el resplandor de la resurrección, que ilumina nuestro presente y nuestro futuro".

 

Síntesis de la catequesis del Papa en español

Queridos hermanos y hermanas:

Mañana comienza el Triduo Pascual que se abre con la celebración de la Última Cena, en la que Jesús ofreció, con el Pan y el Vino, su Cuerpo y su Sangre al Padre, y nos mandó perpetuar esta ofrenda en conmemoración suya. El gesto de lavar los pies es expresión de esa misma entrega como servicio a Dios y a los hermanos. En el Bautismo, la gracia de Dios nos ha lavado del pecado, y cada Eucaristía nos interpela a seguir el mandamiento de su amor. El Viernes Santo recordaremos las palabras de Jesús en la Cruz: «Está cumplido». El sacrificio del Cordero inmolado, que transforma la mayor iniquidad en un acto supremo de amor, lleva a término el plan contenido en las Escrituras. Nuestra vida refleja este amor perfecto, cuando ofreciéndola por los demás, como Jesús nos enseñó, lo hacemos presente en medio de su pueblo. El Sábado Santo, contemplaremos el descanso de Jesús en el sepulcro. Junto a María, mantendremos encendida la llama de la fe y de la esperanza. Y a la tarde, en la Vigilia Pascual, celebraremos al Resucitado, centro y fin de la creación y de la historia, en la alegre esperanza de su retorno. La piedra del dolor será removida por el resplandor de la resurrección, que ilumina nuestro presente y nuestro futuro.

Saludo cordialmente a los peregrinos de lengua española, en particular a los muchos jóvenes, así como a los grupos provenientes de España, México, Ecuador, Argentina y otros países latinoamericanos. Que el Señor nos conceda a todos participar plenamente en el misterio de su muerte y resurrección haciendo nuestros sus propios sentimientos. Muchas gracias.

Texto completo de la catequesis del Papa

El Triduo Pascual

Queridos hermanos y hermanas, ¡buenos días!

Mañana es Jueves Santo. En la tarde, con la Santa Misa "en la Cena del Señor" iniciará el Triduo Pascual de la pasión, muerte y resurrección de Cristo, que es el culmen de todo el año litúrgico y también el culmen de nuestra vida cristiana.

El Triduo se abre con la conmemoración de la Última Cena. Jesús, en la vigilia de su pasión, ofreció al Padre su Cuerpo y su Sangre bajo las formas del pan y del vino y, donándolos como alimento a los apóstoles, les ordenó que perpetuaran la ofrenda en su memoria. El Evangelio de esta celebración, recordando el lavatorio de los pies, expresa el mismo significado de la Eucaristía bajo otra perspectiva. Jesús – como un siervo – lava los pies de Simón Pedro y de los otros once discípulos (cfr. Jn 13,4-5).

Con este gesto profético, Él expresa el sentido de su vida y de su pasión, como servicio a Dios y a los hermanos: "Porque el mismo Hijo del hombre no vino para ser servido, sino para servir" (Mc 10,45).

Esto sucedió también en nuestro Bautismo, cuando la gracia de Dios nos ha lavado del pecado y nos hemos revestido de Cristo (cfr. Col 3,10). Esto sucede cada vez que realizamos el memorial del Señor en la Eucaristía: hacemos comunión con Cristo Siervo para obedecer a su mandamiento, aquel de amarnos como Él nos ha amado (cfr. Jn 13,34; 15,12). Si nos acercamos a la Santa Comunión sin estar sinceramente dispuestos a lavarnos los pies los unos a los otros, no reconocemos el Cuerpo del Señor. Es el servicio de Jesús donándose a sí mismo, totalmente.

Después, pasado mañana, en la liturgia del Viernes Santo, meditamos el misterio de la muerte de Cristo y adoramos la Cruz. En los últimos instantes de vida, antes de entregar el espíritu al Padre, Jesús dijo: "Todo se ha cumplido" (Jn 19,30). ¿Qué significa esta palabra, que Jesús diga: "Todo se ha cumplido"? Significa que la obra de la salvación está cumplida, que todas las Escrituras encuentran su pleno cumplimiento en el amor de Cristo, Cordero inmolado. Jesús, con su Sacrificio, ha transformado la más grande iniquidad en el más grande amor.

A lo largo de los siglos encontramos hombres y mujeres que con el testimonio de su existencia reflejan un rayo de este amor perfecto, pleno, incontaminado. Me gusta recordar un heroico testigo de nuestros días, Don Andrea Santoro, sacerdote de la diócesis de Roma y misionero en Turquía. Unos días antes de ser asesinado en Trebisonda, escribía: "Estoy aquí para habitar en medio de esta gente y permitir hacerlo a Jesús, prestándole mi carne... Nos hacemos capaces de salvación sólo ofreciendo la propia carne. El mal del mundo hay que llevarlo y el dolor hay que compartirlo, absorbiéndolo en la propia carne hasta el final, como lo hizo Jesús". (A. Polselli, Don Andrea Santoro, las herencias, Città Nuova, Roma 2008, p. 31). Que este ejemplo de un hombre de nuestros tiempos, y tantos otros, nos sostengan en el ofrecer nuestra vida como don de amor a los hermanos, a imitación de Jesús. Y también hoy hay tantos hombres y mujeres, verdaderos mártires que ofrecen su vida con Jesús para confesar la fe, solamente por aquel motivo. Es un servicio, servicio del testimonio cristiano hasta la sangre, servicio que nos ha hecho Cristo: nos ha redimido hasta el final. ¡Y es éste el significado de aquella frase "Todo se ha cumplido"!

Qué bello será que todos nosotros, al final de nuestra vida, con nuestros errores, nuestros pecados, también con nuestras buenas obras, con nuestro amor al prójimo, podamos decir al Padre como Jesús: ¡"Todo se ha cumplido"! Pero no con la perfección con la que lo dijo Jesús sino decir: "Señor, he hecho todo lo que podía hacer". ¡"Todo se ha cumplido"! Adorando la Cruz, mirando a Jesús, pensemos en el amor, en el servicio, en nuestra vida, en los mártires cristianos. Y también nos hará bien pensar en el fin de nuestra vida. Ninguno de nosotros sabe cuándo sucederá esto, pero podemos pedir la gracia de poder decir: "Padre, he hecho todo lo que podía hacer". ¡"Todo se ha cumplido"!

El Sábado Santo es el día en el cual la Iglesia contempla el "reposo" de Cristo en la tumba después del victorioso combate en la Cruz. En el Sábado Santo, la Iglesia, una vez más, se identifica con María: toda su fe está recogida en ella, la primera y perfecta discípula, la primera y perfecta creyente. En la oscuridad que envuelve la creación, Ella se queda sola para tener encendida la llama de la fe, esperando contra toda esperanza (cfr. Rm 4,18) en la Resurrección de Jesús.

Y en la grande Vigilia Pascual, en la cual resuena nuevamente el Aleluya, celebramos a Cristo Resucitado, centro y fin del cosmos y de la historia; vigilamos plenos de esperanza en espera de su regreso, cuando la Pascua tendrá su plena manifestación.

A veces, la oscuridad de la noche parece que penetra en el alma; a veces pensamos: "ya no hay nada más que hacer", y el corazón no encuentra más la fuerza de amar...Pero precisamente en aquella oscuridad Cristo enciende el fuego del amor de Dios: un resplandor rompe la oscuridad y anuncia un nuevo inicio, algo comienza en la oscuridad más profunda. Nosotros sabemos que la noche es más noche y tiene más oscuridad antes que comience la jornada. Pero, justamente, en aquella oscuridad está Cristo que vence y que enciende el fuego del amor. La piedra del dolor ha sido volcada dejando espacio a la esperanza. ¡He aquí el gran misterio de la Pascua! En esta santa noche la Iglesia nos entrega la luz del Resucitado, para que en nosotros no exista el lamento de quien dice "ya...", sino la esperanza de quien se abre a un presente lleno de futuro: Cristo ha vencido la muerte y nosotros con Él. Nuestra vida no termina delante de la piedra de un Sepulcro, nuestra vida va más allá, con la esperanza al Cristo que ha resucitado, precisamente, de aquel Sepulcro. Como cristianos estamos llamados a ser centinelas de la mañana que sepan advertir los signos del Resucitado, como han hecho las mujeres y los discípulos que fueron al sepulcro en el alba del primer día de la semana.

Queridos hermanos y hermanas, en estos días del Triduo Santo no nos limitemos a conmemorar la pasión del Señor sino que entremos en el misterio, hagamos nuestros sus sentimientos, sus actitudes, como nos invita a hacer el apóstol Pablo: "Tengan en ustedes los mismos sentimientos de Cristo Jesús" (Fil 2,5). Entonces la nuestra será una "buena Pascua".

El día 29 de Marzo los católicos celebramos la entrada triunfal de nuestro Señor Jesucristo a Jerusalén.

La población de San Ramón asistió a esta gran Solemnidad con mucha fe, devoción y con sus palmas cantos y alabanzas acompañaron la procesión que inicio frente al colegio central de San Ramón.

El Pbro. Casimiro montado en un burrito recordaba este gran acontecimiento que vivió Jesús nuestro salvador.

Imágenes

29 03 15 ramos1

29 03 15 ramos2

29 03 15 ramos3

29 03 15 ramos6

Era el miércoles 30 de marzo de 2005, la última vez que Juan Pablo II se asomó a la plaza de San Pedro. .

No consiguió hablar, estaba muy débil. Le habían practicado dos meses antes una traqueotomía. Después tuvo dos serias infecciones.

Los romanos sabían que le quedaban pocas horas. Muchos decidieron pasar la noche en San Pedro, al abierto, para estar cerca de él. El desenlace era inminente. Dentro de su habitación, el Papa se despedía de sus colaboradores más cercanos.

JOAQUÍN NAVARRO-VALLS
Portavoz de Juan Pablo II
"Fue una despedida silenciosa, no había necesidad de palabras. Fue mirarnos en los ojos, estaba todo ya dicho. No era necesario intentar decir nada. Al día siguiente, menos de 24 horas después, murió".

Por la noche del sábado 2 de abril se convocó un rosario bajo su ventana, en la plaza de San Pedro.

Cuando de repente se encendieron las luces de su habitación, se dio por hecho que había ocurrido lo inevitable.

La primera confirmación oficial llegó unos minutos más tarde.

"Que nuestra oración en silencio acompañe en estos primeros momentos al Santo Padre Juan Pablo II con Jesús en el Cielo".

Y allí mismo, Juan Pablo II recibió su primer homenaje póstumo: un aplauso interminable.

JOAQUÍN NAVARRO-VALLS
Portavoz de Juan Pablo II
"La primera oración que se rezó en aquella habitación en el momento de su muerte no fue una oración como la Iglesia suele hacer, una oración por el sufragio de esa alma. No, fue de acción de gracias. Naturalmente no acción de gracias por aquella muerte sino acción de gracias por aquella vida tan rica que históricamente terminaba en ese momento".

La mañana siguiente se expusieron los restos en el Palacio Apostólico, para que las personas de la Curia romana pudieran acercarse.

Un día después fueron trasladados a San Pedro, donde cientos de miles de peregrinos se acercaron para darle las gracias y decirle adiós.

JOAQUÍN NAVARRO-VALLS
Portavoz de Juan Pablo II
"Ya 24 horas antes de su muerte la gente empezó a llegar a la plaza de San Pedro. Los días siguientes se llenó, al principio era de romanos, los días sucesivos era de toda Italia, luego de toda Europa, vinieron de todo el mundo en aquellos días hasta el funeral y la sepultura de Juan Pablo II".

Ante reyes y presidentes de decenas de países, celebró el funeral su principal colaborador, el cardenal Joseph Ratzinger. El fuerte viento que soplaba en la plaza convirtió la ceremonia en un sugestivo y triste duelo.

Al final de la Misa cientos de personas pidieron lo que todos querían: que fuera declarado santo lo antes posible.

El papa Francisco va a llegar a los jóvenes porque tiene un testimonio digno y fresco de ser una sacerdote feliz y entregado a su misión. Los jóvenes perciben fácilmente eso, asegura P. José Fuentes, secretario ejecutivo de la comisión para la visita del papa Francisco a Bolivia.

Vale la pena entregarse a esta tarea de organizar la visita del papa, para que la Palabra de Dios llegue con toda su fuerza a todo el pueblo de Bolivia.

El papa ha sido siempre un sacerdote feliz y entregado a su misión, nos muestra con el itinerario de su vida que sólo hay un sentido para la vida que es entregarla. El papa es un enamorado de Jesús. Pensamos que nuestros jóvenes de Bolivia podrán percibir ese ejemplo y recibir a Jesús.

Esperamos que esta visita impulse nuevas vocaciones. Deseamos que los jóvenes vean el testimonio del papa Francisco, de ser un sacerdote feliz y entregado, ha asegurado P. José Fuentes.

Más de 120 mil personas han firmado una campaña recordando a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) de México que "el aborto no es un derecho", en el marco de una demanda de inconstitucionalidad que abriría las puertas al aborto en todo el país.

Las firmas de la campaña, organizada por la plataforma pro-vida CitizenGO, van dirigidas al presidente de la SCJN, Luis María Aguilar Morales, al ponente de la acción inconstitucionalidad 41/2013, José Fernando Franco González Salas, y al presidente de México, Enrique Peña Nieto.

La carta remitida junto a las firmas recuerda que en la agenda de la SCJN "se tratará una acción de inconstitucionalidad acerca del aborto en el Estado de Tlaxcala, cuyos considerandos serían obligatorios para todos los jueces del país".

"De lograrse la inconstitucionalidad mencionada, supondría una grave violación del principal de los derechos, el derecho a la vida y sería contrario a los tratados internacionales", advirtió.

CitizenGO explicó que "supuestamente se debaten las eximentes a las penas por delito de aborto en el estado de Tlaxcala. Sin embargo, si 8 Ministros votan a favor de la acción de inconstitucionalidad de Tlaxcala, el efecto inmediato sería la invalidez de la reforma de Tlaxcala sobre el aborto, y el efecto secundario sería que los argumentos (considerandos) de la resolución serían obligatorios para todos los jueces del país, por lo cual en todos los Estados cualquier persona podría abortar mediante un amparo contra el código penal".

"Los jueces estarían obligados a otorgar el amparo, y nada podría proteger al nasciturus".

Los más de 120 mil firmantes recordaron que "el derecho a la vida desde la concepción está reconocido en el Pacto Social de Derechos Civiles y Políticos del que México es signatario".

"Además, como sabe, la Convención de los Derechos del Niño (al que México está vinculado desde el 21 de octubre de 1990, se publicó el 25 de enero de 1991) establece que el niño merece protección, y esta protección puede extenderse desde antes de nacer. En el noveno párrafo del preámbulo establece que todo menor tiene derecho a que su vida sea protegida, incluso antes de nacer. Y en el art.6, párrafo 1 se dice que todo niño tiene intrínsecamente derecho a la vida".

La subrayó además que "el nasciturus desde el momento que es concebido debe entrar bajo la protección de la ley. Si alguien agrede a una embarazada y esta pierde al niño, el agresor es sancionado por los daños a la mujer y por la muerte del bebé".

"Respeten nuestra tradición jurídica, nuestros acuerdos constitucionales, los tratados internacionales de los que México es signataria y nuestros principios y valores como nación" exigieron los firmantes, subrayando que "el 'derecho al aborto' no existe".

Para firmar la campaña en defensa de la vida en México, puede ingresar a: http://citizengo.org/es/19478-matar-un-bebe-un-derecho-constitucional

La Congregación para los Obispos estudió detalladamente la candidatura de monseñor Juan de la Cruz Barros Madrid y no encontró razones objetivas que interfirieran en su nombramiento como obispo de Osorno (Chile). Así lo ha confirmado la Oficina de Prensa de la Santa Sede a través de una declaración de su subdirector.

Monseñor Barros fue nombrado obispos de Osorno el pasado 10 de enero de 2015 y el sábado 21 de marzo tomó posesión de la diócesis. La celebración registró protestas de personas que lo acusan de haber encubierto los abusos sexuales realizados por el sacerdote Fernando Karadima. Por su parte, el prelado ha negado en varias ocasiones dichas acusaciones. Fue en febrero de 2011, cuando la Congregación para la Doctrina de la Fe declaró culpable a Karadima tras la investigación realizada.

Pocos días antes de la toma de posesión, el obispos Barros dirigió una carta a los sacerdotes, diáconos, religiosas, religiosos y fieles de la diócesis de Osorno, en la cual indicaba que "jamás tuve conocimiento de alguna denuncia respecto del sacerdote Karadima, siendo Secretario del Cardenal Juan Francisco Fresno, y jamás tuve conocimiento ni imaginé nunca de aquellos graves abusos que este sacerdote cometía con sus víctimas". Asimismo aseguró que "no he aprobado ni participado en esos hechos gravemente deshonestos". También recordaba en la misiva que hubo una investigación exhaustiva por instancias competentes civiles y eclesiásticas para discernir las responsabilidades y sanciones.

El prelado manifestó que siente "profundamente el hondo dolor que por largos años les sigue afectando a las víctimas". Y reiteró que "no hay lugar en el sacerdocio para quienes cometen estos abusos, y que la prevención y la promoción del buen trato deben ser un pilar de nuestro caminar eclesial". Por otro lado, el obispos recuerda que ha adherido "plenamente a la sentencia condenatoria de la Congregación para la Doctrina de la Fe al sacerdote Karadima". Como tantos jóvenes y familias --observa-- yo llegué a participar a la Parroquia del Sagrado Corazón en tiempos hermosos de espiritualidad y apostolado, pero terminé defraudado por este sacerdote y condeno absolutamente los delitos por él cometidos. "El daño que ha causado es enorme", afirmó en la carta. No dejo pasar la ocasión para pedir humildemente perdón "si no he sabido o no he podido expresar bien mi posición ante estos hechos tan penosos y complejos".

Ante las protestas ante el nombramiento de monseñor Barros como obispo de Osorno, la Conferencia Episcopal de Chile emitió un comunicado en el que expresaban "la adhesión, en espíritu de fe y obediencia, al Papa Francisco quien ha nominado a Mons. Barros como Obispo de la diócesis de Osorno", "nuestra cercanía a los presbíteros, diáconos permanentes, consagrados y consagradas, laicos y laicas de la Iglesia hermana de Osorno, llamados por Jesús a ser discípulos – misioneros suyos, en comunión con su pastor" y "nuestro compromiso de oración para que fieles y pastor caminen en fidelidad al mandato del Señor: "Padre, que todos sean uno como lo somos nosotros. Yo en ellos y Tú en mí para que sean plenamente uno; para que el mundo conozca que Tú me enviaste y los amaste como me amaste a mí".

Página 1 de 84

Video Destacado

Papa Francisco en el Domingo de Ramos

Twitter

15 - Banner - Publicite Aqui

Banner Reflexion dominical ok

10 - Banner  - Anunciate Aqui

06 - Infodecom - Diakonia

07 - Infodecom - Radio San Miguel

08 - Infodecom - Audios

11 - Infodecom - Religion Digital

12 - Infodecom - Catholic News

01 - Infodecom - Papa Francisco en Bolivia

13 - Infodecom - Colobora sosteniendo Infodecom

Obispos de Bolivia 04 - aprobado

03 - banner Iglesia Viva

Buscador de Infodecom