Infodecom - Información de la comunidad
G. F. R.

G. F. R.

Bastó una sola noche para que el grupo terrorista más poderoso del mundo cambiara Oriente Medio. Sucedió del 9 al 10 de junio cuando los yihadistas del Estado Islámico se hicieron con Mosul, en Irak, una ciudad de 3 millones de habitantes. Provocaron la huida de 150.000 personas en pocas horas.

Han exportado el terror desde Siria e Irak hasta África y Europa con un radicalismo hasta ahora no conocido.

VIDEO

 

P. SAMIR KHALIL
Doctor en Islamología
"Los extremistas de hoy en día han superado los límites: todos los que no son ellos, son enemigos. Su fuerza viene del hecho de que son fanáticos. Están dispuestos a todo: si mueren, han ganado porque van al paraíso. Si matan, ganan la tierra. En todos los supuestos salen ganando".

Proclamaron un califato que ocupa una extensión mayor que la de las Islas Británicas y han jurado llegar hasta Europa. Cada vez cuentan con más hombres y se estima que ingresan unos 2 millones de dólares al día de la venta clandestina de petróleo y gas, extorsiones, rescates y contrabando de antigüedades. Se trata de un potencial que no hay que subestimar.

P. SAMIR KHALIL
Doctor en Islamología
"Hay que tomar en serio esta amenaza. No creo que pueda pasar algo inmediatamente pero podrá suceder".

El Estado Islámico aspira a imponer en el mundo su interpretación radical del Islam. Quieren volver a los tiempos del califato de Bagdad del siglo VIII.

P. SAMIR KHALIL
Doctor en Islamología
"Cuando la religión se convierte en ideología encuentra una nueva fuerza pero no deja de ser religión y es lo que esta sucediendo con estos radicales".

Por eso, el combate ha de ser primero ideológico. Combatir el fanatismo de raíz puede ser la clave para asegurar un futuro de paz en Oriente Medio.

Testimoniar. Los cristianos estamos llamados a testimoniar, así lo recordó el Papa Francisco antes de la oración de Regina Coeli en el III Domingo de Pascua, cuando se asomó a la ventana del Palacio Pontificio ante miles de fieles que le recibieron con una gran ovación.

El Obispo de Roma recordó que en la liturgia del día aparece en dos ocasiones la palabra "testigos". La primera en los labios de Pedro con la curación del paralítico en la puerta del templo de Jerusalén "mataron al autor de la vida. Pero Dios lo resucitó de entre los muertos, de lo cual nosotros somos testigos" (Hechos 3, 15); Y la segunda ocasión en los labios de Jesús resucitado ante los discípulos: "Ustedes son testigos de todo esto" (LC 24, 48). Y así se mostró, explicó Francisco, con el fin de que "su resurrección llegara a todos mediante su testimonio". "La Iglesia tiene el deber de prolongar en el tiempo esta misión; cada bautizado está llamado a testimoniar, con las palabras y con la vida que Jesús ha resucitado, que está vivo y presente en medio de nosotros", añadió.

¿Qué es testimoniar? Ver, recordar y contar, son tres verbos que describen la identidad y la misión, explicó el Papa. Y puntualizó: cada cristiano "puede convertirse en testigo de Jesús resucitado", y su testimonio será más creíble cuanto más brille el modo de vivir evangélico, alegre, valiente, y no dejándose llevar por la comodidad y la vanidad, porque así se convierte uno en "sordo y ciego ante la pregunta sobre la 'resurrección' de tantos hermanos".

"El contenido del testimonio cristiano no es una teoría, una ideología o un complejo sistema de preceptos y prohibiciones -dijo el Papa-, sino un mensaje de salvación, un evento concreto, es más, una Persona: es Cristo resucitado, viviente y único Salvador de todos".

Monica Zorita y jesuita Guillermo Ortiz de RADIO VATICANA

Palabras del Papa antes de la oración del Regina Coeli traducidas del italiano

Queridos hermanos y hermanas, ¡buenos días!

En las lecturas bíblicas de la liturgia de hoy resuena dos veces la palabra "testigos". La primera vez es en los labios de Pedro: él, después de la curación del paralítico en la puerta del templo de Jerusalén, exclama: " Mataron al autor de la vida. Pero Dios lo resucitó de entre los muertos, de lo cual nosotros somos testigos". (Hechos 3,15). La segunda vez es en los labios de Jesús resucitado: él, la noche de Pascua, abre la mente de los discípulos al misterio de su muerte y resurrección y les dice: "Ustedes son testigos de todo esto." (Lc 24,48). Los Apóstoles, que vieron con los propios ojos al Cristo resucitado, no podían callar su extraordinaria experiencia. Él se había mostrado para que la verdad de su resurrección llegara a todos mediante su testimonio. Y la Iglesia tiene la tarea de prolongar en el tiempo esta misión; todo bautizado está llamado a dar testimonio, con las palabras y con la vida, que Jesús ha resucitado, que Jesús está vivo y presente en medio de nosotros. Todos nosotros estamos llamados a dar testimonio de que Jesús está vivo.

Podemos preguntarnos: pero, ¿quién es el testigo? El testigo es uno que ha visto, que recuerda y que relata. Ver, recordar y relatar son los tres verbos que describen la identidad y la misión. El testigo es uno que ha visto, con ojo objetivo, ha visto una realidad, pero no con ojo indiferente; ha visto y se ha dejado involucrar por el evento. Por esto recuerda, no sólo porque sabe reconstruir en modo preciso los hechos sucedidos, pero también porque aquellos hechos le han hablado y él ha captado el sentido profundo. Entonces el testigo relata, no en manera fría y distante sino como uno que se ha dejado poner en cuestión y desde aquel día ha cambiado vida. El testigo es uno que ha cambiado vida.

Testigos del Señor resucitado, llevando a las personas que encontramos los dones pascuales de la alegría y de la paz

El contenido del testimonio cristiano no es una teoría, no es una ideología o un complejo sistema de preceptos y prohibiciones o un moralismo, sino que es un mensaje de salvación, un evento concreto, es más, una Persona: es Cristo resucitado, viviente y único Salvador de todos. Él puede ser testimoniado por quienes han hecho una experiencia personal de Él, en la oración y en la Iglesia, a través de un camino que tiene su fundamento en el Bautismo, su alimento en la Eucaristía, su sello en la Confirmación, su constante conversión en la Penitencia. Gracias a este camino, siempre guiado por la Palabra de Dios, todo cristiano puede transformarse en testigo de Jesús resucitado. Y su testimonio es mucho más creíble cuanto más transparenta un modo de vivir evangélico, alegre, valeroso, humilde, pacífico, misericordioso. En cambio, si el cristiano se deja llevar por la comodidad, por la vanidad, por el egoísmo, si se vuelve sordo y ciego a la pregunta sobre la "resurrección" de tantos hermanos, ¿cómo podrá comunicar a Jesús vivo, como podrá comunicar la potencia liberadora de Jesús vivo y su ternura infinita?

María, Madre nuestra nos sostenga con su intercesión para que podamos volvernos, con nuestros límites, pero con la gracia de la fe, testigos del Señor resucitado, llevando a las personas que encontramos los dones pascuales de la alegría y de la paz.

La mañana de hoy, en la basílica de San Francisco, Mons. Eugenio Scarpellini, obispo de El Alto presidió la eucaristía del III Domingo del tiempo Pacual.

En la homilía remarcó la jornada de la Infancia Misionera, en relación a ello pidió que se busquen acciones para la educación de los niños en la fe y no solamente en lo intelectual y corporal.

También se refirió a la labor de los laicos como evangelizadores a partir de los pastores, y no en espera de los pastores, dandoles toda la responsabilidad.

TEXTO DE LA HOMILÍA (Alertas CEB)

III DOMINGO DE PASCUA

JORNADA MUNDIAL DE LA INFANCIA MISIONERA

Ustedes son testigos de todo esto. La liturgia de la Palabra termina con esta afirmación: "Ustedes son testigos de todo esto". Es una consigna que Jesús hace a sus discípulos y a cada unió de nosotros. Debemos recordar que los discípulos vivían todavía ocultos por miedo a ser reconocidos como seguidores de Jesús por parte de los judíos; Y Jesús les pide que salgan al descubierto para testimoniar que el Maestro ha resucitado y predicar a todos los pueblos la conversión y el perdón.

La liturgia de hoy nos plantea dos actitudes presentes en la historia de Dios

- por un lado Dios manifiesta una profunda comunión con su Hijo Jesús: lo reconoce, lo manifiesta, se complace en Él, le confía su misión, lo glorifica frente a la humanidad.

- por otro lado, la humanidad lo rechaza, no escucha su palabra, lo juzga, lo entrega a los malhechores y lo manda morir en la cruz.

Por un lado el camino de la muerte y del pecado, por el otro el camino de la vida y de la Asombra que el camino de la gloria y de la vida pasa a través el sufrimiento y de la muerte. Pero en el momento de la entrega de Jesús a la muerte en la cruz se realiza la gloria, la victoria de la vida sobre la muerte, de la gracia sobre el pecado.

Jesús pide a sus discípulos salir al frente para anunciar que ha resucitado, que una nueva historia ha empezado con su resurrección invitando a la gente a la conversión para entrar a ser parte del Reino del Padre.

Ustedes son testigos de esto:

Parecería poco probable o por lo menos poco aconsejable para los primeros apóstoles, pero es algo que vemos realizado por Pedro en la primera lectura: con mucha claridad encara a los judíos "Ustedes han matado al autor de la vida, pero Dios lo ha resucitado de los muertos y nosotros somos testigos de todo eso".

Los apóstoles asumen con valentía la misión de testigos del resucitado; compromiso que los llevará al martirio y producirá muchos frutos, llegando a todos los pueblos de la tierra porque acompañados por el Espíritu Santo.

El mismo Espíritu acompaña e impulsa este testimonio en la Iglesia de hoy: los pastores, sucesores de los apóstoles, impulsan y acompañan con celo apostólico laautenticidad de este anuncio. Es su tarea y misión específica; a ellos debemos mirar y con ellos debemos estar en comunión. Pero la misión de testimoniar al resucitado nos es solo de los pastores, involucra a todos, a cada uno de ustedes, a los laicos.

Es tarea de cada bautizado ser testigos de Cristo resucitado. En virtud del bautismo están constituidos profetas, es decir, anunciadores de la Buena Nueva de Jesús con su palabra, con su actitud y con sus obras en el mundo. A estas palabras hay que dar un sentido nuevo y más profundo: ustedes, los laicos, deben dejar de sentirse testigos pasivos de la fe, deben convertirse en testigos activos, creativos. Es decir, no pueden conformarse con solo repetir las palabras de sus pastores. Deben apropiarse de la Palabra de Dios que escuchan en la Asamblea dominical, interpretarla y comprenderla a la luz del Espíritu que está en ustedes.

Es decir, es fundamental hacer la experiencia viva de Jesús, vivir el encuentro personal con Él; no podemos hablar solo porque hemos escuchado o estudiado algo de Jesús.

El testigo es creíble solo cuando habla de lo que ha visto y oído, de lo que está viviendo en su vida. Yo puedo testimoniar a Cristo resucitado y vivo, solo si ha resucitado en mi, "Ustedes son testigos de todo esto". Si vive verdaderamente en mi. Cuando experimento su presencia en mi vida, su consuelo y fuerza en las dificultades, cuando me hace abrir a mis hermanos, cuando me hace capaz de perdonar, es entonces que descubro que Él ha resucitado y estoy presto a testimoniarlo a los demás.

Este compromiso exige la coherencia de vida para que tenga autoridad: el mundo de hoy necesita de testigos auténticos, verdaderos y comprometidos, que transmitan la experiencia de su encuentro con Jesús y la conversión que este encuentro ha provocado en su vida: "lo que hemos visto y tocado... se lo anunciamos a ustedes" (cfr 1Jn 1,1-4).

Si miramos la vida de Jesús con sus discípulos, vemos como "El comía con ellos, les explicaba las escrituras, entra en sus casas, los hace descansar, visita los amigos en los momentos de dolor, como las hermanas de Lazaro, socorre a sus amigos en la La Palabra de Dios debe llenar los espacios y los tiempos de la vida diaria: la vida de la familia, de la escuela, del trabajo, de las relaciones humanas. Y no podemos escudarnos tras la escusa que vivir el evangelio es difícil, que no se cómo hablar de Jesús a mis hijos, que nos resulta difícil perdonar de verdad, que ser solidario y generoso es cosa de otros tiempos y no de este mundo violento y egoísta.

El en Evangelio hemos escuchado que mientras "los Apóstoles hablaban de estas cosas, Jesús se apareció en medio de ellos... les abrí la inteligencia para que comprendieran las escrituras". También hoy Jesús no nos deja solos, nos acompaña y nos enseña cómo hablar de Él, con su Espíritu sabrá conducir nuestra mente, nuestros labios y nuestros gestos para que podamos hablar con sencillez al corazón de nuestros hermanos. Permitamos que las situaciones, las personas, los acontecimientos entren en nuestra vida; seamos acogedores, borremos los prejuicios, los filtros llenos de miedo y enfrentemos la vida con confianza, con los mismos ojos misericordiosos con los que de Jesús encontraba las personas.

Querida comunidad, hoy celebramos la Jornada Mundial de la Infancia y Adolescencia Misionera: nos mueve por un lado a ser testigos de la vida de Jesús para con los niños, de manera especial los que en nuestra sociedad sufren abandono, violencia y falta de atención. Por otro lado, nos muestra como ellos mismos son misioneros del Padre, porque, a la escuela de Jesús, aprenden y testimonian la solidaridad, la hermandad y el perdón en la familia, en la escuela, en el barrio.

Por eso querida comunidad, con alegría asumamos la responsabilidad de educar a los niños a los valores del Evangelio y conducirlos a Jesús para que sean evangelizadores entusiastas en nuestra sociedad. Al mismo tiempo, pensemos a cuantos niños en nuestra sociedad y en el mundo sufren, hambre, abandono, violencia. Es nuestra responsabilidad construir un mundo mejor, un mundo más justo, más digno, más solidario.

En todas las Iglesias del mundo hoy se realiza una colecta que será entregada al Papa Francisco, que esperamos pronto en Bolivia, para que el pueda ayudar con proyectos a los niños que menos han recibido en la vida.

Como Jesús, en esta eucaristía, digamos: "Dejen que los niños vengan a mí". Recemos por ellos y seamos solidarios con ellos.

En los primeros minutos del Viernes, el sacerdote e historiador Valentín Manzano Castro falleció tras la complicación de su salud al ser tratado por una fractura en la pierna. Hoy Manzano es velado en su casa en Betanzos donde sus familiares se dieron cita para rendirle homenaje.

Su deseo era ser enterrado en su natal Hueco, un cantón en Potosí que ni sus hijos llegaron a conocer aunque esperan cumplir con el pedido. Por ahora, Manzano será sepultado en Betanzos tras una misa a celebrarse hoy a las 15:00, según informaron sus familiares.

Manzano fue reconocido por su aporte como historiador y su pasión por varios personajes lo mantendrá presente en amigos como el custodio de la Casa de la Libertad, Mario Linares, quien indicó que espera cumplir algunos de sus anhelos como rendir un justo homenaje en la Casa de la Libertad a Tomás Katari, y trasladar desde la Catedral, los restos de Victorian Villaba, un funcionario de la corona que escribió contra la mita y la esclavitud.

Manzano era miembro de la Sociedad Geográfica y de Historia Sucre y es considerado "uno de los mejores chuquisaqueños que nos dio Potosí", como indicó Linares.
El historiador fue conocido por su ferviente admiración a la coronela Juana Azurduy de Padilla, razón por la que fue estimado también en Argentina.

Como sacerdote, Manzano fue párroco de la zona de Macha y de varias comunidades ubicadas entre Potosí y Sucre.

"Rechazamos el aborto, como asimismo las escandalosas e injustas desigualdades sociales, la usura, la eutanasia y la discriminación arbitraria", afirmaron los Obispos de Chile reunidos al concluir la 109° Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal de Chile el viernes 17 de abril.

Así lo indicaron en el marco de la discusión del proyecto de ley que podría despenalizar el aborto en tres causales: la llamada "inviabilidad del feto", riesgo de vida de la madre y violación, propuesto por el gobierno de la presidenta Michelle Bachelet en enero de este año.

Al respecto, el Presidente de la Conferencia Episcopal de Chile, Cardenal Ricardo Ezzati, afirmó que el derecho humano a la vida es el "primero de los fundamentales de una persona que da origen a todos los demás".

Mons. Ezzati fue enfático en señalar que el derecho a la vida tiene que ir acompañado necesariamente del derecho a una vida digna, "no solamente en su inicio sino en todo el arco de la vida que implican muchos otros elementos que dan dignidad como el derecho a una vivienda, a la educación, a que las leyes sociales protejan la vida humana", entre otros.

El documento, que cuenta con la unánime adhesión de todos los obispos de Chile, y que lleva por título "el derecho humano a la vida, a una vida digna para toda persona", detalla la postura de la Iglesia en este debate.

Mons. Cristián Contreras Villarroel, Obispo de Melipilla y Secretario General de la Conferencia Episcopal de Chile, afirmó que este mensaje lo ponen a disposición de la sociedad y también de sus autoridades. Agregó que "el punto de partida de este mensaje es el respeto y consideración por las personas enfrentadas a la realidad del aborto, que casi siempre deriva de situaciones de gran sufrimiento".

"Afirmamos que una actitud auténticamente humanista y verdaderamente cristiana mirará siempre en estos casos la vida, la dignidad y el mayor bien de la madre y de su hijo, y jamás la exclusión y supresión deliberada de uno de ellos", enfatizó.

Sobre las tres causales

Por su parte, Mons. Fernando Chomali, Arzobispo de Concepción y miembro de la Pontificia Academia para la Vida, destacó que las tres situaciones que plantea el proyecto de despenalización del aborto en Chile son "excepcionales y dramáticas", sin embargo, "el aborto en ningún caso aporta sanación a dichas vivencias traumáticas. El aborto nunca es terapéutico".

En el documento afirman que no constituye aborto la acción de suyo terapéutica para salvar la vida de una madre en peligro, cuando no busca eliminar directamente la vida de la persona concebida, aunque su muerte sea una posibilidad prevista, aunque no querida o buscada.

Sobre los casos de "inviabilidad del feto", admiten que presentan desafíos éticos mayores. Aunque el respeto a la vida y la dificultad de un certero diagnóstico impiden fundamentar la necesidad del aborto para estos casos, los obispos hacen presente que esto no reduce el drama personal de mujeres y familias que viven un proceso doloroso que podría derivar en la muerte prematura del hijo. Y piden centrar los esfuerzos en procurar programas de acompañamiento y acogida para las madres y sus familias en estas dolorosas situaciones.

Frente al embarazo de una mujer violada, a los obispos no les parece "humano" dejarla sola en el drama que ha sufrido, y tampoco consideran "humano" privar de la vida al más indefenso e inocente, que es su hijo.

Abogan por un Estado y una sociedad activos y presentes junto a la mujer agredida, ofreciéndole caminos y ayuda para que ella u otra familia puedan acoger a un ser humano vivo e inocente.

"Creemos que despenalizar el aborto ante situaciones de violación es renunciar a la tutela de los más débiles e indefensos, y un acto de rendición del Estado ante el flagelo de la agresión sexual a mujeres, un drama respecto al cual Chile todavía está en deuda, porque ni los gobiernos ni la sociedad en su conjunto hemos podido abordar y superar este mal en su raíz", enfatizan.

"A quienes ayer promovían junto a la Iglesia la defensa de la vida y dignidad de los perseguidos políticos, les invitamos hoy a ser consecuentes pues el respeto a la vida debe mantenerse en toda circunstancia", afirman en su mensaje.

Puede leer el mensaje completo de los obispos en: http://documentos.iglesia.cl/conf/documentos_sini.ficha.php?mod=documentos_sini&id=4356&sw_volver=yes&descripcion=

Obispo de Osorno

Ante los cuestionamientos de algunos sectores respecto al nuevo Obispo de Osorno, Mons. Juan Barros, el Cardenal Ricardo Ezzati indicó que "nos duele inmensamente que un grupo de hermanos sienta un dolor tan grande por un nombramiento y que haya gente de buena voluntad y que no sean católicos que han manifestado sus opiniones, comprendemos su actitud aunque no podemos compartirlo, como la profanación de una Eucaristía".

Mons. Barros, también presente en la ocasión y que celebró la misa junto a sus hermanos obispos, dijo "yo soy un hijo de la Iglesia y como hijo de la Iglesia deseo siempre cumplir, asumir lo que el Santo Padre vaya señalando".

Indicó además "yo jamás he aprobado ni participado en esos hechos y no se me pasó por la mente lo que allí sucedía".

El Obispo ha negado en distintas ocasiones estas acusaciones y a fines de marzo el vicedirector de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, P. Ciro Benedettini, declaró que "no se encontró razones objetivas" que interfirieran en el nombramiento del Obispo de Osorno en Chile, Mons. Juan Barros.

"El Santo Padre ha considerado la idea de hacer etapa en Cuba durante su próximo viaje a Estados Unidos". Lo ha confirmado este viernes el director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, el padre Federico Lombardi, si ha precisado que "no hay una decisión tomada o un proyecto operativo". Entre los motivos porque "los contactos con las autoridades de ese país están todavía en una fase demasiado inicial".

O sea que el Papa considera la idea, y el problema parecería más relacionado a las relaciones con las autoridades locales. Entretanto el próximo 22 de abril el cardenal Stella, prefecto de la Congregación para el Clero, y ex nuncio en Cuba, viajará a la Habana, lo que podría facilitar los contactos con las autoridades que se encuentran en "fase demasiado inicial".

Lo que si está consolidado es que el papa Francisco realizará un viaje apostólico a Estados Unidos, para participar en los dos últimos días del VII Encuentro Mundial de las Familias, que se realizará en Filadelfia del 22 al 27 de septiembre y que congregará a miles de familias procedentes de todo el mundo.

Poco antes, el martes 23, el Santo Padre tendrá un encuentro con el presidente de Estados Unidos, Obama, y la primera dama, Michelle Obama, en la Casa Blanca, como anunciado por la Oficina de prensa de la residencia presidencial.

El miércoles 24, el Pontífice visitará el Congreso de Estados Unidos, la primera de un Papa a esta institución y el jueves 25 el Papa se trasladará a Nueva York para dirigirse a la Asamblea General de la ONU. A continuación irá a Filadelfia.

El diario 'The Wall Street Journal' levantó la hipótesis que el Papa pasara por Cuba en el marco de su viaje a Estados Unidos, para favorecer el las relaciones diplomáticas entre los dos países, que han retomado los primeros pasos .

Cronología del deshielo
Las reuniones para preparar el 'deshielo' iniciaron en Canadá, país que tenía relaciones diplomáticas con Cuba y que es el principal socio comercial de Estados Unidos. La primera reunión reservada se realizó en el 2013. En marzo de 2014, el papa Francisco recibió en el Vaticano al presidente Obama.

La diplomacia de la Santa Sede se activa y envía cartas a Raúl Castro y a Obama invitando a resolver la situación del ciudadano estadounidense Alan Gros, detenido con la acusación de espionaje, así como la de los tres cubanos presos en Estados Unidos, con cargos similares.

El mes de noviembre de 2014 fueron los pasos finales, y los detalles fueron confirmados en una conversación telefónica que tuvieron ambos mandatarios, como indicaron ellos en sus discursos televisivos.

Este lunes 15 de diciembre de 2014 fue el encuentro entre el secretario de Estado del Vaticano, Pietro Parolín y el responsable de relaciones exteriores de Estados Unidos, el Secretario de Estado, John Kerry. Entre los temas oficiales, Guantánamo.

Este proceso fue conocido el pasado 17 de diciembre, cuando los mandatarios de ambos países, Barack Obama y Raúl Castro, lo anunciaron desde sus países en directa televisiva. Ese mismo día quisieron dar las gracias al Vaticano y al santo padre Francisco por su participación en este proceso.

El 18 de diciembre 2014 el Papa en el Vaticano al recibir a los embajadores dijo: "Hoy todos estamos contentos, porque hemos visto como dos pueblos que se habían alejado hace tantos años, ayer han dado una paso para acercarse. Y esto ha sido realizado por embajadores de la diplomacia".

El 21 de enero de 2015, Obama, ha pedido en el Discurso del Estado de la Unión que el Congreso ponga fin este año al embargo a Cuba.

Los equipos negociadores de Cuba y los Estados Unidos celebraron su primera ronda de conversaciones el 21 y 22 de enero en La Habana, "donde se dieron los primeros pasos para restablecer las relaciones rotas desde 1961, con la reapertura de embajadas como uno de los temas de prioridad".

Los presidentes de Cuba, Raúl Castro, y de EEUU, Barack Obama, se han saludado el 10 de abril durante la apertura de la VII Cumbre de las Américas en Panamá.

El comunicado oficial:
"El Santo Padre ha considerado la idea de hacer etapa en Cuba durante su próximo viaje a Estados Unidos. Entretanto los contactos con las autoridades de ese país están todavía en una fase tan inicial, que no se puede hablar en estos momentos de dicha etapa como una decisión ya tomada o un proyecto operativo".

Los Obispos de Bolivia reunidos en la XCIX Asamblea General en la ciudad de Cochabamba definieron nuevas fechas de realización de este importante acontecimiento para la Iglesia boliviana, Mons. Javier del Rio Sendino, Obispo de Tarija y Presidente del V Congreso Eucarístico da a conocer las fechas señaladas.

Ante la confirmación de las fechas de la visita del Papa Francisco a Bolivia del 8 al 10 de julio, la Conferencia Episcopal Boliviana ha considerado oportuno recorrer las fechas del V Congreso Eucarístico del 16 al 20 de septiembre del presente año en la diócesis de Tarija.

La visita del Papa marcará el inicio de esta celebración en la ciudad de Santa Cruz durante la Eucaristía central que presidirá el Santo Padre.

La Iglesia ve la visita de Papa como una oportunidad evangelizadora que puede encontrar en Bolivia el aliento en la celebración del Congreso Eucarístico Nacional.

Ayer por la noche en la Catedral Metropolitana de Cochabamba, se claurusó la 99° Asamblea de Obispos de Bolivia y se dio gracias por la Venerabilidad de la Sierva de Dios Virginia Blanco y el proceso de Canonización, por un presunto milagro de la Beata Nazaria Ignacia.
 
El presidente de la Conferencia Episcopal, en su homilía remarcó la necesidad de contar con servidores comprometidos que puedan llevar la alegría del evangelio a los demás.
 
Audio y texto de la Homilía
 

 
 
HOMILIA DE CLAUSURA DE LA XCIX ASAMBLEA
MONS. OSCAR APARICIO CESPEDES
ARZOBISPO DE COCHABAMBA Y PRESIDENTE DE LA CEB
 
Queridos hermanos:
Me es muy grato clausurar con esta celebración eucarística  la XCIX (Nonagésima novena) Asamblea de la Conferencia Episcopal, rodeado por mis hermanos, obispos de Bolivia y el Sr. Nuncio Apostólico  representante del Santo Padre.
 
En la Asamblea hemos anunciado al Pueblo  y a la Iglesia de Bolivia la próxima llegada del Papa a nuestro país. Quien nos visita es el pastor de la Iglesia que viene como Pastor Universal para animarnos a vivir un camino de santidad en el seguimiento de Cristo y , ojalá, escuchemos de verdad la palabra que nos dirá en nombre de Dios.
 
También celebramos hoy dos acontecimientos muy significativos para la Iglesia de Bolivia y particularmente para esta Iglesia de Cochabamba. Hoy damos gracias a Dios por la declaración como venerable de Virgina Blanco y el inicio de la etapa de comprobación del milagro para la canonización de la Beata Nazaria Ignacia. Dos mujeres, laica una y religiosa otra,  que han fecundado nuestra Iglesia con el ejemplo de una vida de Santidad. Las dos se entregaron de forma ejemplar y heroica a los enfermos, a los más pobres, a los hambrientos y se entregaron con convicción y pasión a la obra de la evangelización. Las dos nos enseñan el camino del amor y la entrega, creyendo en Cristo y entregándose a él, como si le hubiesen visto con sus ojos.
En este tiempo en el que cuesta tanto creer, en el que si no vemos y tocamos, no creemos, ellas son testigos de que se puede vivir de verdad entregándolo todo como si hubiéramos visto con estos ojos. Ellas son testigos de Cristo en nuestra Iglesia.
Ellas nos animan a buscar el camino de Santidad, no conformándonos con lo mínimo, sino teniendo a lo máximo, llegar a nuestro desarrollo en Cristo, lo que Él ha previsto para nosotros. No querer sino seguir su voluntad y no la nuestra.
Hoy día también la Palabra de Dios que hemos escuchado estimula nuestro deseo de santidad. Los apóstoles fueron azotados por Cristo y dice el texto que “salieron del sanedrín, dichosos, alegres, por haber sido considerados dignos de padecer por el nombre de Jesús”. Hace falta mucho amor a Cristo, mucho deseo de identificación con Cristo para alegrarse de padecer por él. Los santos siempre han sido ejemplos de padecimiento, no por amor al padecimiento mismo, sino por amor a Cristo  que padeció.
Sin embargo, dice el Papa en la Evangelii Gaudium, que estamos en tiempos en los que se ha impuesto la cultura del bienestar. “Muchos laicos sienten el temor de que alguien les invite a realizar alguna tarea apostólica, y tratan de escapar de cualquier compromiso que les pueda quitar su tiempo libre. Hoy se ha vuelto muy difícil, por ejemplo, conseguir catequistas capacitados para las parroquias y que perseveren en la tarea durante varios años. Pero algo semejante sucede con los sacerdotes, que cuidan con obsesión su tiempo personal” (Evangelii Gaudium 8). Ser llamados a una tarea evangelizadora, ¿es una alegría? ¿O es una especie de carga pesada, un “veneno peligros” que hay que evitar como dice el Papa?.
 
En esta Asamblea de Obispos hemos reflexionado sobre los jóvenes. Parece que la cultura del bienestar está afectando la generosidad de nuestros jóvenes también en la respuesta a la llamada que Cristo sigue haciendo vocación sacerdotal.
Necesitamos testigos de Cristo, de seguimiento generoso a Él, como la venerable Virginia Blanco o la Beata Nazaria Ignacia, también ejemplos de sacerdotes convencidos y enamorados de Cristo que se presentan como modelos para los jóvenes hoy. Hemos de orar por esta intensión.
 
Cristo necesita de jóvenes generosos dispuestos a servir el pan a sus hermanos, el pan de la Palabra, el pan de la Eucaristía y el pan que sacia el cuerpo de los hambrientos. Cristo quiso necesitar de los panes y los peces de aquél niño generoso que se presenta en el Evangelio de San Juan y pone al servicio del Señor lo que tenía.
 
La Iglesia tiene que seguir con su misión de partir el pan para la vida del mundo, partir el pan de la Palabra para que el mundo encuentre la verdadera vida y se sacie con la Palabra que sale de la boca de Dios y ¿cómo creerán, cómo encontrarán el consuelo sin nadie que predique? (Cfr. Rom 10, 14).
 
¿Cómo nos alimentaremos del pan de la vida sin nadie que se atreva a ponerse en lugar de Jesús?. ¿Cómo se saciará el hambre del pueblo en un mundo en el que cada cual busque su interés y no el de los demás? (Cfr. Fil 2,4)
Hermanos: oremos ahora y siempre para que no falten en la Iglesia ministros santos que nos ayuden a caminar por las sendas de una vida santa y ministros entregados que, a ejemplo del papa Francisco, de la venerable Virginia Blanco y de la beata Nazaria Ignacia, sean testigos de Cristo resucitado que sigue siendo el único pastor de su pueblo.
Así sea.

Las Conferencias Episcopales de Ecuador, Bolivia y Paraguay ya cuentan con logotipos oficiales que identifican el paso del papa Francisco por sus respectivos países en julio de este año.

Ecuador en su logotipo incluye la frase: ¡A evangelizar con alegría! que será el tema de la visita del Sumo Pontífice a esta región del 6 al 8 de julio. Esta imagen destaca el año 2015 con los colores de la bandera ecuatoriana (rojo, amarillo y azul). El número "cero" de 2015 se transforma en un globo terráqueo donde se impone la imagen del Papa y sobre él la santa cruz.

Bolivia presentó también su afiche oficial que muestra en primer plano el busto del papa Francisco con la mano extendida en un gesto de saludo y bendición. Por detrás está el mapa de Bolivia con un matiz de los colores de la Bandera Nacional: rojo, amarillo y verde. En el mapa se sobrepone el contorno de un cáliz donde la hostia tiene la cruz de cristo. Además incluye la frase oficial de la visita a Bolivia: "Con Francisco anunciamos la alegría del Evangelio".

La visita del Papa a Bolivia está programada para el 8, 9 y 10 de julio. Es posible que el Estado Plurinacional de Bolivia presente su propuesta de afiche para este acontecimiento.

Paraguay, por su parte, presentó su logotipo oficial donde resalta el lema del evento en idioma guaraní. "Oquerúa vy'a ha pu'aguaypy" (Mensajero de la alegría y la paz). En la imagen se encuentra el Papa, aparece una paloma que representa al Espíritu Santo y una cruz que es el símbolo del pastor de Cristo. La bandera papal y paraguaya envuelven estos elementos en forma de corazón.

El lanzamiento de los logotipos oficiales de las Conferencias Episcopales de los tres países sudamericanos elegidos para el viaje apostólico del Papa Francisco a Sudamérica fue realizado este jueves. Además se presentaron las oraciones oficiales de espera y preparación para la visita del Sumo Pontífice.

Dios, en su infinita misericordia, nos quiere más allá de nuestra debilidad y sale a buscarnos. Conoce nuestras caídas. Sabe bien nuestro pecado.

Decía el Papa Francisco: "Ninguno puede ser excluido de la misericordia de Dios. Todos conocen el camino para acceder y la Iglesia es la casa que recibe a todos y a ninguno rechaza. Sus puertas permanecen abiertas, para que quienes son tocados por la gracia puedan encontrar la certeza de su perdón".

La misericordia de Dios no tiene límite. Nos acoge en nuestra debilidad. Siempre nos perdona. Aunque tantas veces huyamos de su amor cuando caemos. El paso del tiempo no elimina nuestra debilidad.

Puede que no haya cambiado nuestro pecado en su esencia y sigamos pecando como antes, tal vez un poco menos. Pero sí tenemos que cambiar nuestra mirada sobre nuestra herida. Queremos que cambie la actitud ante nuestras caídas.

A veces veo el pecado como la imperfección que no me deja ser perfecto, puro, inmaculado. Creo sólo en mis fuerzas y me olvido de lo importante. Mi herida, mi caída, mi ruptura, es el camino para ser más niño y humilde. Para abajarme a los pies de Dios y suplicar desde ahí misericordia.

Me hace más misericordioso con los que también, como yo, tienen sus heridas. Más capaz para el perdón, más lento en el juicio. Me hace más humilde y comprensivo con los otros. Y me permite comprender que mi herida es la puerta por la que entra Dios una y mil veces para sanar mi corazón.

En su herida sana mi herida. En su herida cabe perfectamente mi dolor. En la forma de su herida encuentro mi hogar, mi raíz, mi descanso.

Todos estamos rotos. Todos tenemos heridas. Estoy llamado a reconocer mi herida. A besar mi herida. A no taparla. Mi herida, que veo todos los días, me ayuda a comprender cualquier otra herida. Pero muchas veces no soy como Jesús, y tapo la herida o la dejo entrever sólo un poco.

Una persona rezaba:

"Quiero amar como amas Tú, Jesús. Tú sabes amar de forma diferente. Tú das la vida, te desangras. Tu carne se queda en mis manos cada día. Algo de esa carne me toca en las entrañas. Y comprendo que yo tengo que partirme como Tú, hacerme carne para otros como Tú, ser misericordioso como Tú.

No acabo de comprenderlo del todo. Miro tu sangre y mi sangre. Miro tu amor y mi amor. Te lo entrego todo. Como Tú aquella noche, o todas las noches, porque siempre me repites lo mismo, que me amas con locura, hasta el extremo. Y yo no sé tanto de extremos. Me cuesta amar tanto. Amo mirándome. Amo buscándome. Amo queriendo ser el centro. Te lo entrego todo. No lo dudes".

Hoy quiero dar gracias por mi herida. Es muy pequeña, porque yo soy frágil. Para casi todos oculta. Aunque yo soy yo y recibo mi identidad, gracias a ella. Y sé que Dios me ama en ella. En el lugar de mi alma en el que está Jesús, en lo más hondo, ahí está mi herida. Mi herida de amor que me hace temblar pero que me ha abierto a la vida.

Por ella Jesús entra siempre en mí, y también los demás. Y me ha ayudado tanto a conocerme y quererme como soy, a aceptarme débil, sin méritos. Me ha guardado el corazón y lo ha convertido en un lugar sagrado e íntimo entre Jesús y yo. Me ha hecho alegrarme de las cosas pequeñas de la vida que quizás sin esa herida nunca hubiera valorado. Él es capaz de convertir el dolor en algo bello.

Mi herida me hace necesitar más a Jesús. La sed cada vez es mayor, y mi anhelo de pertenecerle. Mi herida soy yo y no me entiendo sin ella. A veces vamos por la vida queriendo tapar nuestra herida. Nos gusta parecer perfectos, maduros, ya casi santos, inmaculados, seguros.

Hoy queremos entregarle a Jesús nuestras heridas. Él las conoce. Sabe que son parte de nuestra vida. Sabe que son las señales que nos identifican. Sabe que a veces nos duelen y nos avergüenzan. Sabe que hemos deseado tantas veces no tenerlas. Pero hoy nos pide que toquemos su herida. Y Él, eso seguro, tocará la nuestra.

Y hará que donde hay muerte brote vida. Y donde hay odio y rabia, brote amor y esperanza. El que ha recibido misericordia en su vida, sólo puede convertirse en instrumento de misericordia para otros. En canal de paz y de alegría. El que ha sido amado en su debilidad, sólo puede amar a los demás en su debilidad. El que se cierra, se muere. El que huye, se pierde. El que se abre a Dios, se salva.

Página 1 de 92

Video Destacado

Nuncio saluda a Obispos en Asamblea

Twitter

15 - Banner - Publicite Aqui

Banner Reflexion dominical ok

10 - Banner  - Anunciate Aqui

06 - Infodecom - Diakonia

07 - Infodecom - Radio San Miguel

08 - Infodecom - Audios

11 - Infodecom - Religion Digital

12 - Infodecom - Catholic News

01 - Infodecom - Papa Francisco en Bolivia

13 - Infodecom - Colobora sosteniendo Infodecom

Obispos de Bolivia 04 - aprobado

03 - banner Iglesia Viva

Buscador de Infodecom