Viernes, 19 Enero 2018

logo de la TAPA 6

10   Banner    Anunciate Aqui

Hace dos meses, inmediatamente después del terremoto del pasado mes de septiembre en los Estados de Morelos, Puebla y México Distrito Federal, los gestos de solidaridad, cercanía y oración de los obispos, sacerdotes y fieles mexicanos se dieron a conocer a través de las redes sociales animando a la respuesta para actuar de forma responsable mientras transcurrían las primeras horas para superar la emergencia y así lograr salvar la mayor cantidad de vidas posibles.

Monseñor Gerardo Miranda Guardiola, Obispo Auxiliar de Monterrey y Secretario General de la Conferencia Episcopal Mexicana daba a conocer entonces el comunicado de los obispos de México invitando al Pueblo de Dios, a unirse en solidaridad por sus hermanos que padecían las diferentes calamidades que habían azotado al país.

Ante el micrófono de Claudia Zeisel, colaboradora de la sección en lengua alemana, Monseñor Miranda Guardiola se refiere la situación actual.

Información adicional

  • Fuente Radio Vaticano

El Papa Francisco ha visitado la sede romana de la fundación para la educación ‘Scholas Occurrentes’, este jueves, 26 de octubre de 2017, a las 17 horas.

Según informa Radio Vaticano en su edición española, durante el encuentro, por conexión a internet, el Papa ha inaugurado las nuevas secciones de ‘Scholas’ en Paraguay, México y Argentina.

Asimismo –indica Radio Vaticano– ha dialogado con jóvenes de barrios pobres de México, particularmente las áreas afectadas por el terremoto, de Paraguay, Argentina, Puerto Rico y Texas. Los muchachos le han hablado de su actual estado y cómo están enfrentando sus problemas, llevando un testimonio directo sobre el trabajo de apoyo que ‘Scholas’ está realizando en favor de un “pacto educativo” a nivel mundial.

En esta ocasión, el Papa se ha encontrado en la sede romana de ‘Scholas’ con muchos estudiantes, además de intelectuales, empresarios, periodistas y voluntarios que están comprometidos en favor de los jóvenes y de la inclusión social.

Llamada al presidente de Paraguay

En Roma, estuvieron presentes en torno al Papa Francisco jóvenes israelíes, palestinos, españoles e italianos. En particular, durante la visita del Papa a la escuela, se discutieron el acoso y el machismo.

Además, el Papa ha conversado por videoconferencia con Horacio Cartes, presidente de Paraguay, país que recibió su visita en julio de 2015, y con dos estudiantes, Leila y Paula, que participaron en el programa ‘Scholas’.

José María del Corral, presidente de ‘Scholas’, señaló que “Roma, por vocación y por su historia, tiene un papel universal, de diálogo y de vínculo entre los pueblos” y que la sede romana de ‘Scholas’ quiere “Involucrar a las instituciones europeas y los países mediterráneos para elevar la calidad de la educación que se ofrece a los jóvenes en todo el mundo”.

“Gracias al magisterio y al apoyo del Papa Francisco, tenemos la intención de trabajar con todos los hombres y mujeres de buena voluntad para brindar a las nuevas generaciones oportunidades reales de crecimiento e inclusión social”, ha señalado el presidente.

El papa fue a la misma sede, situada en el Palacio San Calisto del Vaticano, en el distrito romano de Trastevere, el 9 de junio. En esa visita, el Papa desafió a los jóvenes a “humanizar la globalización”. El 5 de julio, el Papa envió un mensaje a jóvenes israelíes y palestinos.

Escuela impulsada por el Papa

‘Scholas Occurrentes’ es una iniciativa destinada a los jóvenes del mundo entero que tiene su origen en la Ciudad de Buenos Aires, en 2001, cuando Jorge Mario Bergoglio era Arzobispo allí, bajo el nombre de “Escuela de Vecinos” y “Escuelas Hermanas”, integrando estudiantes de escuelas públicas y privadas, de todas las religiones, con el fin de educar a los jóvenes en el compromiso por el bien común.

‘Scholas’, como organización de la sociedad civil, busca el compromiso de todos los actores sociales para implementar la cultura del encuentro por la paz por intermedio de la educación.

Información adicional

  • Fuente Zenit
  • Obispo mexicano responde a un pastor protestante que exhorta a cambiar de religión, luego de que el sismo dañara decenas de templos del siglo XVI y XVII en Chiapas y Oaxaca.

DLF Redacción

Tras el sismo del 7 de septiembre que azotó fuertemente una parte importante del país, causando severos daños en los estados de Chiapas y Oaxaca, en las redes sociales han circulado diversos videos y mensajes de predicadores que aseguran la proximidad del fin del mundo y dan cuenta de un supuesto “enfado” de Dios contra la Iglesia católica; tan fuerte ha sido esta tendencia, que el Obispo de San Cristóbal de las Casas, monseñor Felipe Arizmendi, se ha visto en la necesidad de aclarar esta situación.

Ignorancia

Tras recordar los daños ocasionados por el terremoto de 8.2 grados Richter, entre ellos casi un centenar de muertos, miles de viviendas, escuelas y centros de salud derruidos o devastados, y lo más notorio, fracturas y derrumbes en numerosos templos de los siglos XVI y XVII en ambas entidades, el obispo explicó que esto último ha sido utilizado por un pastor protestante de Chiapas –considerado el estado menos católico– para difundir la idea de que el sismo es una prueba de que Dios no quiere a la Iglesia católica, por lo que llama a cambiar de religión.

Arizmendi se refirió a este hecho como una gran “ignorancia”, pues –argumentó– “también se cayeron templos protestantes y también murieron personas de religión evangélica”, sobre todo en la Costa de Chiapas y en el Istmo de Tehuantepec, donde más se sintió el efecto devastador, dijo.

El obispo –quien ha hecho un fuerte llamado a las autoridades a restaurar los templos, pues son propiedad de la federación– dejó en claro que no fue un temblor selectivo de parte de Dios contra los católicos. “Todos somos pecadores, y quien diga que no lo es, comete dos pecados graves: la mentira y el orgullo”.

Aseguró que tampoco es una prueba del inminente fin del mundo, como otros predicadores afirman. “Los científicos explican este terremoto como el movimiento brusco de la placa tectónica llamada de Cocos, en las playas de Chiapas, que es parte de la falla que viene desde California. Es algo natural, no un castigo de Dios”, aseveró.

¿Dónde está la Iglesia?

También explicó que debido a que los noticieros televisivos dan a conocer sólo lo que hacen las instancias gubernamentales, algunos se han preguntado ¿dónde está la Iglesia? Al respecto, señaló que ésta es una de sus grandes virtudes. “Me ha tocado vivir inundaciones y otros fenómenos, y es nuestra gente de Iglesia la primera en acudir y ayudar, pues estamos en medio del pueblo y llegamos a donde no llega el gobierno ni la televisión. Doy testimonio de la ayuda mutua, fraterna e inmediata, de los vecinos, de las familias, de nuestros catequistas, de las parroquias, de Cáritas y de los agentes de pastoral, aunque no salgan en los medios informativos. Que no sepa tu mano izquierda…”

Al referirse al salmo responsorial del domingo pasado, que decía: “Señor, que no seamos sordos a tu voz”, recordó que Dios habla a su pueblo en los acontecimientos. “El terremoto no es castigo de Dios, pero es una advertencia: no somos dioses, somos frágiles y en cualquier momento podemos terminar. Las cosas por las que tanto nos afanamos, como una buena casa, un vehículo nuevo, una gran televisión, etc., pasan y en un momento quedan reducidas a nada. Por ello, hay que apreciar lo que más vale: Dios, la familia, las buenas relaciones, el servicio a la comunidad. Eso no pasa, no se destruye; eso dura para siempre”.

Ser solidarios

Finalmente, Arizmendi aseguró que los estados afectados han percibido la solidaridad nacional e internacional, la cual “agradecemos de corazón”.

Destacó la labor de los miles de voluntarios, los servicios de las diferentes instancias de gobierno, federal, estatal y municipal, así como el trabajo del Ejército Mexicano, pero lamentó que aún haya “políticos que aprovechen esta desgracia para conseguir votos”, así como “personas que sólo se limitan a ver desde lejos el sufrimiento ajeno, critican todo y a todos, pero ni un peso aportan para ayudar a los que se quedaron sin nada”.

Llamó una vez más a los fieles a llevar a su parroquia algo que pueda servir para remediar las necesidades de los afectados por el terremoto, pero “no lo que ya no te sirve, para deshacerte de ello, sino lo que quizá tú también necesitas, para otros que pasan más carencias que tú. Pregunta el número de cuenta de Caritas y deposita lo que puedas, para que lo hagan llegar en forma confiable a su destino. Y oremos por los que sufren, porque la oración es una fuerza increíble”.

Información adicional

  • Atención Las opiniones de este sector son de la total responsabilidad de sus autores, Infodecom no se identifica necesariamente con las opiniones vertidas en esta sección
  • Autor DLF Redacción - SIAME

Desde Tapachula en la frontera entre México y Guatemala, el Departamento de Justicia y Solidaridad (DEJUSOL) del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM), junto con diversas  organizaciones de Migración, Refugio y Trata de personas de la Iglesia Católica animan los primeros pasos de la Red Latinoamericana y Caribeña de Migración, Refugio y Trata de Personas CLAMOR

Desde el 27 de agosto hasta el 03 de septiembre 30 representantes de las organizaciones que integran esta red, compartirán una experiencia vivencial de servicio a los Migrantes, para descubrir el rostro de Cristo en los hermanos y hermanas que caminan y arriesgan su vida en búsqueda de un futuro mejor.

Tapachula es la puerta de entrada a México de los migrantes de Centro América. Muchos quieren quedarse en tierras guadalupanas y otros llegar hasta Estados Unidos.       

En este sentido, Elvy Monzant, Secretario Ejecutivo del DEJUSOL, asegura: “Los integrantes de CLAMOR estaremos, desde una espiritualidad de Comunión, participando en el trabajo cotidiano que realizan las Casas del Migrante en ambos lados de la frontera. Además de encontrarnos como Red en los Congresos y talleres, queremos caminar juntos con los Migrantes, en la calle, vivir con ellos su padecimientos y compartir sus esperanzas”.                      

Con una agenda bastante apretada, los participantes de esta experiencia vivencial visitarán  el Albergue Diocesano Jesús el Buen Pastor para migrantes enfermos y mutilados por el tren llamado "la bestia",  la Casa del Migrante Belén de los Scalabrinianos, el Centro de capación para el trabajo de Migrantes, un albergue para refugiados de ACNUR, el hogar para niños migrantes que  viajan solos buscando  encontrar a su mamá o su papá, una comunidad de migrantes que viven y trabajan en un basurero y la Estación Migratoria de Tapachula, una de las más grandes de América Latina.    

El viacrucis de los Migrantes                  

El periplo de los migrantes los lleva a atravesar varios paises de Centro América por tierra hasta Tecún Umán en Guatemala,  de allí pasan el río en balsa hasta Tapachula y en ese sitio tratan de subirse a la bestia. Muchos son víctimas de los llamados coyotes que trafican personas.

Es una ruta muy peligrosa, hay muchos asaltos y el número de mujeres violadas es muy alto.

Esta experiencia vivencial, a la que también asiste Monseñor Gustavo Rodríguez, Presidente del DEJUSOL, es una forma de vivir la Iglesia en salida a la que el Papa Francisco nos ha invitado.              

“Además compartiremos el espacio formativo con los Obispos que participarán en el Encuentro del Sur de México con el Triángulo Norte de Centro América”, agregó Monzant.

La segunda foto del jóven en muletas

Este joven salió de El Salvador con el sueño de llegar a Estados Unidos. Se cayó en México de tren llamado "La bestia". Espera recuperarse para volverlo intentar. Dice: "prefiero arriesgarme a seguir, que volver a mi tierra a pasar hambre" . He escuchado el CLAMOR de mi pueblo (Ex. 3)

 

Información adicional

  • Fuente CELAM

Bajo el lema “Sí a la vida, sí a la solidaridad, sí a la paz” ¡¡Si a la Civilización del Amor!!, se realizó, en las instalaciones de la Casa Lago, sede CEM (Conferencia del Episcopado Mexicano), el XIX Encuentro Latinoamericano de Responsables Nacionales de Pastoral Juvenil, que se desarrolló del 13 al 18 de marzo, contando con la participación de 82 Jóvenes, 44 Sacerdotes, 1 Arzobispo y 22 Obispos, 24 países de América Latina y El Caribe, invitados de Italia, España y Estados Unidos . Con el objetivo de reflexionar y discernir sobre el quehacer de la Pastoral Juvenil de América Latina y El Caribe, para así dinamizar los procesos que fortalezcan el protagonismo de los jóvenes discípulos misioneros de Jesucristo en la construcción de una nueva sociedad “la Civilización del Amor”.

Así mismo, dentro de los invitados especiales se encontraban: Mons. Juan Espinoza Jiménez, Obispo Auxiliar de Morelia, México y Secretario General del Consejo Episcopal Latinoamericano – CELAM, representantes de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos, miembros del Comité Organizador Local de la Jornada Mundial de la Juventud 2019 y de la Red Latinoamericana de Centros e Institutos de Pastoral Juvenil entre otros.

La metodología que se utilizó durante el encuentro fue: Evaluar y Celebrar: Ver, Juzgar y Actuar.

Los participantes del encuentro, tuvieron momentos de discernimiento, de sensibilización de los signos de vida y muerte en cada una de sus regiones y países, para luego, aplicar las acciones necesarias para la construcción de una sociedad justa y que sea protagonista de cambios.

Es importante acotar, que el encuentro Latinoamericano, a raíz del proyecto de Revitalización de la Pastora Juvenil, se forma bajo unas opciones metodológicas propias de la juventud latinoamericana, como lo son el fascinar, acercar, escuchar y contemplar, discernir y convertirse.

Durante esta semana de fraternidad y unión en Cristo, los delegados y asesores representantes de las distintas instancias de pastoral juvenil de nuestra Iglesia Latinoamericana, tuvieron la oportunidad de visitar la casa de Nuestra Señora de Guadalupe, Patrona de Latinoamérica; delante de ella, los jóvenes pidieron la intersección de la madre de nuestro padre, para seguir renovando y animando a una pastoral juvenil orgánica que propicie la comunión de todos, en medio de la diversidad.

17 de marzo 2017

Información adicional

  • Fuente CELAM

La delegación boliviana de la Pastoral Juvenil Nacional, encabezada por Monseñor Stanislaw Dowlaszewicz, Obispo Auxiliar de Santa Cruz y Obispo Responsable de la Pastoral Juvenil y cuatro jóvenes delegados de las jurisdicciones, finalizaron el trabajo como representantes en el XIX Encuentro Latinoamericano de Responsables Nacionales de Pastoral Juvenil realizado del 13 al 18 de marzo en la ciudad de México.

Los representantes de Latinoamérica vivieron 5 días de trabajo, reflexión, espiritualidad y compartir de las experiencias de la vida.

Durante el XIX ELARNPJ, se compartió conversatorios, trabajos en grupos, encuentros y los aportes se desarrollaron bajo la luz de las pistas pedagógicas y con una metodología pastoral marcada por el “ver, juzgar y actuar”.

Se definieron las líneas de acciones, como opciones preferenciales para trabajar a nivel de toda la Pastoral Juvenil Latinoamericana y del Caribe.

Algunas de las opciones son:

  • La formación integral y accesible
  • Respeto a la vida y a la dignidad humana
  • Ratificación de la opción por los jóvenes en nuestras naciones como protagonistas de cambio y constructores de la Civilización del Amor.

La cita tuvo como lema “Sí a la vida, Sí a la solidaridad, Sí a la paz, Sí a la civilización del amor” y se desarrolló en la Casa Lago, de la Conferencia del Episcopado Mexicano.

Información adicional

  • Fuente Iglesia Santa Cruz

Del 13 al 18 de marzo, los responsables Nacionales de Pastoral Juvenil de Latinoamérica y el Caribe, se reunirán en México para participar del XIX Encuentro Latinoamericano de Responsables Nacionales de Pastoral Juvenil de Latinoamérica y el Caribe.

Ivan Ayma, Colaborador Responsable de Pastoral Juvenil de la Conferencia Episcopal Boliviana, informó que la participación de Bolivia será significativa, ya que estará representada por las "Tres zonas de Bolivia: por la zona Andina: Yeral Choque, coordinador de Potosí; por la zona de los Valles: Simmar Sandoval, coordinador de Tarija; y por la zona del Altiplano: Edson Yuvanera", quienes irán acompañados por el Obispo Responsable, Mons. Estanislao Dowlaszewicz e Ivan Ayma.

La mayor expectativa que se tiene es: "mostrar que Bolivia tiene una pastoral que se está sistematizando, estructurando de forma funcional; y aprender la metodología que tiene Latinoamérica", aseguró Ivan Ayma.

Información adicional

  • Fuente Infodecom

Un sacerdote que había desaparecido desde el 3 de enero en el Estado de Coahuila, al norte de México, fue encontrado sin vida este jueves. Joaquín Hernández Sifuentes era vicario de una parroquia en Saltillo y tras oficiar las misas de año nuevo viajó a Monclova, una localidad ubicada en el centro de la entidad, a pasar sus vacaciones. La Diócesis de Saltillo alertó desde el pasado 7 de enero sobre la desaparición de Hernández Sifuentes. Ese día el religioso debía regresar a sus labores, pero no lo hizo, se explicó  en un comunicado. La Fiscalía de Coahuila no ha dado a conocer las causas de la muerte y fue la Diócesis quien confirmó el hallazgo del cuerpo.

El año pasado, en el lapso de una semana, tres sacerdotes -dos de Veracruz y uno de Michoacán- fueron secuestrados y asesinados. Alfredo López Guillén fue levantado violentamente de su parroquia el 19 de septiembre y fue hallado cinco días después en un paraje de una carretera michoacana. El mismo día que secuestraron a López Guillén, las autoridades encontraron los cuerpos de los párrocos Alejo Jiménez y Alfredo Juárez. Ambos presentaban signos de tortura.

Los asesinatos de los tres religiosos alarmaron al Episcopado mexicano.  Hugo Valdemar, portavoz de la Arquidiócesis, alertó en un tono indignado sobre la indefensión en la que trabajan sus sacerdotes. “La iglesia vive un momento de mucha tensión” dijo a un programa de televisión. El papa Francisco también condenó el crimen de los sacerdotes al detallar que se realizó en un contexto de injustificable violencia.

En la última década 31 sacerdotes han sido asesinados, según un conteo elaborado por el Centro Católico Multimedial, una instancia del Episcopado Mexicano, Además, México es considerado el país más peligroso para ser sacerdote en América Latina. Las agresiones más comunes son el asesinato, secuestro, extorsión y robo a mano armada y las entidades que lideran estos delitos son Guerrero, Veracruz, Distrito Federal, Chihuahua y Michoacán.

México es calificado a nivel mundial como “un país de especial observación”. Además, es comparado con naciones como la India, Pakistán Turquía y Egipto, que sufren problemas de intolerancia y constantes violaciones sistemáticas a los derechos humanos, según fuentes de Libertad Religiosa Internacional.

Los sacerdotes viven la violencia como en tiempos de guerra, según el informe del Centro Católico del Episcopado. En diversos Estados que viven en una constante línea de fuego los presbíteros pasan por un sentimiento de soledad, impotencia e incertidumbre. Los perfiles de los atacantes ha cambiado en los últimos 25 años: pasaron de ser delincuentes a los que les interesaba un simple robo a miembros del crimen organizado que promueven la agresión física hasta llegar a la tortura y los asesinatos. En la región del sureste mexicano la vida de un sacerdote ha sido tasada a un precio de 300.000 pesos (unos 15.000 dólares).

Información adicional

  • Fuente EL PAIS

El Obispo de la Diócesis de Veracruz (México), Mons. Luis Felipe Gallardo, anunció que el 10 de septiembre se realizará a nivel nacional una marcha multitudinaria para defender el matrimonio entre un hombre y una mujer, ante la intención del Presidente Enrique Peña Nieto de legalizar las uniones homosexualesen la Constitución y el Código Civil.

“Ya se tiene programa, un gran marcha a nivel nacional para el sábado 10 de septiembre, y el tema de esta marcha es en relación con la iniciativa del Presidente referente con la familia, a las bodas gay, eso sería lo de menos si no fuera que quisieran imponerle a todo el país la ideología de género, cosa que es ‘aberrante’”, señaló el Prelado en declaraciones a un medio local.

Mons. Gallardo Martín del Campo indicó que “si bien la ley aún no ha sido aprobada, ahí está latente que de un momento a otro la retomen”.

Asimismo, lamentó que los promotores de esta ley califiquen de “homófobo” a cualquiera que se oponga a las uniones homosexuales, tal como ocurre con el Obispo de Toluca, Mons. Francisco Javier Chavolla,denunciado por el Consejo para la Diversidad Sexual del Estado de México (CODISEM) debido a su defensa la familia fundada en el matrimonio entre un hombre y una mujer.

El 17 de mayo Peña Nieto anunció desde su cuenta de Twitter que su gobierno promoverá el reconocimiento del “matrimonio” gay. “Firmé iniciativas de reforma para impulsar que el matrimonio igualitario quede plasmado en la Constitución y en el Código Civil Federal”, afirmó.

Sin embargo, en el camino se ha encontrado con el rechazo de más de 1.000 organizaciones de todo el país que han formado el Frente Nacional por la Familia (FNF), para rechazar el proyecto presidencial.

Así, además de las manifestaciones del 1 de junio en 30 estados mexicanos contra el “matrimonio gay”, el Consejo Mexicano de la Familia (ConFamilia) ya había presentado en febrero un proyecto al Senado para reformar la Constitución y establecer que el matrimonio está conformado por un hombre y una mujer. Esta iniciativa tiene el respaldo de 240.000 firmas.

Asimismo, según los analistas, el proyecto de Peña Nieto ya ocasionó un costo político al Partido Revolucionario Institucional (PRI), del que forma parte.

En las elecciones del 5 de junio para elegir a los gobernadores de 12 estados, el PRI perdió 7. El presidente de ConFamilia, Juan Dabdoub Giacomán, dijo a ACI Prensa que en los resultados se observa claramente el “voto de castigo” al que convocaron los defensores del matrimonio y la familia.

La prensa mexicana señaló que la pérdida de estos 7 estados ha sido un “duro revés” y un “domingo negro” para el PRI. Estas elecciones, según muchos analistas, servirían de referencia para el que será la votación presidencial de 2018.

Información adicional

  • Fuente Fuente: Aci Prensa

n el marco del II Congreso Eucarístico Arquidiocesano (IICEA) en Ciudad de México, el P. Alberto Anguiano García abrió la jornada del 8 de junio con la ponencia “Eucaristía, Ofrenda de Amor: alegría y vida de la familia y del mundo” en la que reflexionó sobre la parábola del Hijo Pródigo.

El sacerdote explicó que el hijo que se queda en la casa del Padre no sabe bien por qué lo hace ni por qué es obediente y desganado. “Se ignora que el sabor de la vida no solo radica en los quehaceres, sino también en la capacidad interior de disfrutarlos”, resaltó.

En su opinión, “lo mismo sucede en la Misa, que no es asumida por muchos como una obligación: de lejos oímos la música y las lecturas; es decir, que no entramos de lleno en la celebración. ¡Cuánto pesa la Misa cuando se vive con los dientes apretados y un sabor de amargura en el paladar!”

El P. Anguiano explicó que es importante reeducar la manera de desear y gozar: “estamos confundiendo el gusto con la felicidad, cuando son cosas diferentes: la felicidad no está en el gusto, sino en nuestra capacidad de saborear el alimento. Así, cuando vayamos a Misa, no hagamos de nuestras celebraciones las de un difunto, sino que vivamos al ritmo de la música del Padre, que está hecha de su amor, su alegría y su misericordia”.

En la parábola, prosiguió, también está la figura del Padre que busca a sus hijos y cuando los encuentra “hace fiesta (…) los abraza alegre y misericordioso”.

“Si nosotros no experimentamos la experiencia de este Padre que viene e nuestro encuentro y nos ruega participar en su fiesta, sentiremos a este Padre como un simple patrón, y no tendremos la capacidad para poder participar de su alegría”, concluyó.

Alegría y Eucaristía

Por su parte, el P. Ramón García Reynoso reflexionó sobre el estrecho vínculo que existe entre la alegría y la Eucaristía, y meditó sobre la importancia de anunciar el Evangelio teniendo en cuenta este importante nexo.

Según informa el Sistema Informativo de la Arquidiócesis de México (SIAME), el sacerdote cuestionó “¿cómo puede proclamarse alegre la noticia de un hombre muerto de manera horrenda y clavado a una Cruz?”

Eso es posible, explicó, por “el hecho de que el Padre, al resucitarlo, cambió el corazón de los primeros creyentes, los llenó de alegría, no de una alegría pasajera, sino de una capaz de florecer incluso en la muerte”.

“Jesús –continuó el sacerdote– es el mensajero de la alegría, en cada palabra, en cada gesto, en cada signo. Redescubramos nosotros, en sus enseñanzas, la capacidad de admirarnos unos a otros como seres humanos, como parte de la creación, como parte del gran cosmos”.

“Gracias, Jesús, porque todo lo que haces en cada Misa es para decirnos que nos amas sin límite. Tu alegría es más grande que nuestras tristezas y caídas; tu amor hasta el extremo lo disculpa todo, tu amor hasta el extremo cree profundamente en nosotros”, resaltó.

El sacerdote dijo luego que “la Eucaristía es un kairós; es decir, un tiempo de Dios, un tiempo que no podemos medir con el reloj; es Jesucristo, un acontecimiento presente en nuestras vidas, es Dios presente en nuestra historia, en nuestro tiempo, en cada rincón del cosmos. A menudo nos preguntamos qué es la alegría, cuando lo que tenemos que preguntarnos es quién es la alegría”.

De otro lado y al dictar la cuarta ponencia del simposio teológico del II Congreso Eucarístico Arquidiocesano, cuyo título fue: “Presencia real de Jesucristo en la Eucaristía”, el P. Antonio Camacho aseguró que “quien ha encontrado a Cristo no puede guardárselo para sí mismo, sino que tiene el deber y la responsabilidad de compartirlo”.

“La fe no debe estar limitada a lo personal y quedarse dentro de los individuos, sino que debe llegar a más personas, a todas las que sea posible”, precisó.

Mons. Andrés Vargas Peña, Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis de México, durante la Santa Misa celebrada en la Basílica de Guadalupe, dijo que “solo desde Cristo podemos descubrir la verdadera grandeza de la vida, porque los criterios humanos no tienen la grandeza que Él nos da, y es que cuando medimos en referencia a Jesucristo toman todas las cosas su verdadera dimensión”.

“La Eucaristía da plenitud a la vida, y la alianza entre Dios y nosotros nunca se rompe porque Cristo, con su muerte en cruz, rompió el muro que nos separaba de Dios. En la Eucaristía se sella la unión entre Dios y nosotros”, precisó.

Información adicional

  • Fuente Fuente: Aci Prensa