Viernes, 24 Noviembre 2017

logo de la TAPA 6

10   Banner    Anunciate Aqui

Cada vez son más las iniciativas que buscan contagiar y educar a los niños con el ejemplo de los Santos frente al avance incontenido de fiestas paganas como el Halloween promovidas por el interés comercial.

Se trata de fiestas y celebraciones donde los protagonistas son principalmente los niños y sus familias. Los pequeños se visten de su santo favorito y se los invita a orar, aprender sobre la vida de su santo y celebrar con alegría a tantos buenos cristianos que nos han precedido en la fe y que ya gozan de la presencia eterna de Dios.

Al realizar un brevísimo sondeo en Facebook, con gran sorpresa constatamos la gran cantidad de alternativas y propuestas que surgen no solo de parroquias y capillas sino también de movimientos católicos, colegios y hasta guarderías privadas que se suman a esta cruzada por promover valores humanos y cristianos dignos para los niños de Santa Cruz.

Como para muestra basta un botón, les ofrecemos algunos ejemplos de estas celebraciones loables a imitar:

1.- A iniciativa de los Catequistas de la Capilla San Lorenzo este domingo 29 de octubre se realizó una actividad en el colegio Néstor Paz Zamora con una  caminata en horas de la tarde por las calles de la populosa zona la colorada (Parroquia San Cristóbal). La actividad comenzó con una celebración Eucarística presidida por el Padre Rubén, después se realizaron dinámicas y cantos de alabanza para posteriormente premiar al mejor “Santo bailarín” y al “mejor traje de santo”. La misma actividad se realizó en la sede de la parroquia San Cristóbal.

2.- En la Mansión este sábado se realizó una hermosa celebración dedicada a la familia donde los niños se vistieron de su Santo favorito y sus papás se vistieron de blanco. La señora María Graciela Cardozo Jiménez nos muestra orgullosa a su hijita vestida de Santa Rosa de Lima.

3.- Los niños de primera comunión de la parroquia Nuestra Señora de Guadalupe también se pusieron el traje y aprendieron mucho de la vida de su santo favorito (El Padre Jimmy Alvarado no está disfrazado, es su hábito de Franciscano Capuchino).

6.- La comunidad Católica Shalom organiza “Light Party” una fiesta para jóvenes y para toda la familia a partir de las 19:30 horas para este miércoles 1 de noviembre con la presencia el cantautor católica José Luis Melgar. Se pide asistir disfrazado de algún Santo o vestir de blanco.LA cita es en la Avenida Virgen de Cotoca entre segundo y tercer anillo, calle Cañada largo N° 2005, al lado del salón de eventos Sakura.

7.- En la capilla San Gabriel están invitando para este sábado 4 de noviembre a niños de entre los 6  los 13 años de edad bajo el lema “Quiero ser Santo”. El requisito es: asistir disfrazado de lo que quieren ser cuando sean grandes. La actividad será en los mismo salones de lacapilla San Gabriel de 10 de la mañana a 12 del medio día.

8.- Romería Misionera de todos los Santos. En la Parroquia María Reina de Las Américas realizarán una “Romería Misionera de Todos los santos” con los niños  de la Infancia y Adolescencia Misionera este domingo 5 de noviembre, después de la misa de 10:30 de la mañana. La Romería Misionera inicia en el centro parroquial hasta la avenida Miguel de Cervantes y finaliza en el centro parroquial.

Estas son las indicaciones que nos hicieron llegar:  “Cada grupo de Infancia y Adolescencia Misionera deberá elegir un Santo para disfrazarse el día de la Romería (Incluido el Catequista). Deberán investigar un pequeño relato o historia del santo (3min.), oración, un lema o una frase corta del santo (gritarlo con alegría al hacer barras), deberán preparar globos, carteles y todo lo necesario para hacer una *hermosa fiesta*. Habrán premios especiales a la mejor representación y la mejor barra.

También hemos conocido de celebraciones….

  • El Movimiento Sacerdotal Mariano también realizó una actividad con los niños del movimiento
  • En la Parroquia La Resurrección que celebraron el pasado domingo por la mañana.

Para Monseñor Sergio Gualberti, Arzobispo de Santa Cruz, estas iniciativas son “loables y a imitar, de convocarlos a orar y a celebrar con alegría a tantos buenos cristianos que nos han precedido en la fe y que ya gozan de la presencia eterna de Dios”.

“Por eso invito a todos ustedes a vivir con fe intensa y sincera el misterio de “la comunión de los santos que profesamos en el “Credo”. Comunión entre vivos y difuntos en el amor de Jesucristo, el Señor de todos, “vida y esperanza” que brilla por encima de tantos signos de muerte de nuestro mundo”.

Información adicional

  • Fuente Campanas - Iglesia Santa Cruz

Todas las culturas disponen de una forma particular de entender la muerte y de honrar a sus difuntos. En noviembre, el Día de Todos los Santos, según la tradición católica, es el momento para realizar este ritual recordatorio de las personas queridas que han fallecido.

Pero, ¿qué significa honrar? En nuestra época los rituales corren el riesgo de quedarse desprovistos del significado real que los originó. Uno puede entonces repetir unos gestos, una costumbre, e ir en este caso al cementerio o al lugar donde se depositaron las cenizas sin conectar con lo que realmente le llevó allí. O, para quienes no se identifican con cierta religión, puede carecer de sentido seguir una tradición ajena a sus valores.
Cees Nooteboom, poeta y ensayista que ha recorrido todos los continentes visitando las tumbas de sus poetas y escritores más admirados, afirma: “cuando se trata de tumbas, todo es irracional. Llevamos flores a nadie, arrancamos los hierbajos para nadie y aquel por quien vamos no sabe que estamos allí. En algún rincón secreto de nuestro corazón albergamos la idea de que esa persona nos ve y se da cuenta de que seguimos pensando en ella. La persona ya no existe, pero las palabras y los pensamientos permanecen”.
Las raíces de la identidad
Y es que honrar significa precisamente que ese nadie, esa persona que ha abandonado esta existencia, se convierta en alguien: mostrándole respeto, consideración, ofreciéndole reconocimiento y un lugar en la familia y en la sociedad. Sea uno o no creyente, aquellos que le han precedido son las raíces sobre las que se ha edificado su identidad. Somos quienes somos en gran parte por las relaciones que han conformado nuestra vida, por las personas que han marcado de algún modo nuestra existencia.
La forma de vivirlo
Aunque la persona muere, la relación continúa; no podemos ver, tocar o hablar, pero en nuestro recuerdo podemos seguir reconociendo y sanando aspectos de esa relación
Algunos especialistas en duelo decimos que aunque la persona muere, la relación continúa. No podemos ver, tocar o hablar directamente con quien ha fallecido, pero en nuestro recuerdo podemos seguir reconociendo y sanando aspectos de esa relación.
Vivimos rodeados por recuerdos que nos acompañan. Integrar en nuestra vida a aquellas personas que nos precedieron o que ya no están, es una forma de trascendencia, pues así mantenemos viva su memoria.
Carlos Cristos, el médico mallorquín que protagonizó el documental “Las alas de la vida” sobre su proceso de enfermedad terminal decía: “A todos nos quitarán todo. No nos llevaremos nada. Sólo quedará de nosotros lo que dejemos hecho para los demás”.
Este artículo es, pues, una invitación a conectar y honrar, de la manera en que uno desee o necesite –acudiendo a lugares especiales, dejando un espacio para el recuerdo, ofreciendo una vela o una ofrenda…- el legado que las personas que nos han amado y hemos amado han dejado en nosotros.

Información adicional

  • Atención Las opiniones de este sector son de la total responsabilidad de sus autores, Infodecom no se identifica necesariamente con las opiniones vertidas en esta sección
  • Autor Cristina Llagostera

Parecería que la pugna entre Todos los Santos y Halloween es una pulseta entre dos festividades vinculadas entre sí pero la ciencia de la historia se encarga, como siempre, de poner las cosas en su sitio.

Si hay un elemento común es el de la muerte. El culto a los muertos está presente en todas las culturas, así que es el punto de partida para cualquier estudio al respecto.

Contrariamente a lo que se cree, Halloween no es una fiesta estadounidense ya que su origen se encuentra entre los celtas; es decir, en los pueblos tribales de Europa de la Edad de Hierro, más o menos en el siglo XII antes de Cristo.

En The Facts on Halloween, un libro de 2008 cuyo contenido fue divulgado por el diario ABC de España, los autores John Ankerberg y John Weldon revelan que "los celtas adoraban al dios sol (Belenus) especialmente en Beltane, el primero de mayo, y adoraban a otro dios, Samagín, el dios de la muerte o de los muertos, el 31 de octubre”.

La conmemoración era presidida por los druidas e incluía el encendido de gigantescas hogueras en las colinas a las que se arrojaba varios objetos e incluso a seres humanos. Los objetos eran aportes de los jóvenes que recorrían las casas de sus aldeas pidiendo obsequios destinados a las hogueras. Por tanto, el Samhain o Samagín era la fiesta de la muerte y, tras conquistar a los celtas, los romanos la prohibieron, pero no consiguieron eliminarla.

Hacia el siglo VII después de Cristo, el papa Gregorio III intentó sepultar definitivamente al Samagín instituyendo la fiesta de los mártires cristianos para el 1 de noviembre. La explicación oficial muestra que, además, la decisión solucionó el problema que tenía la Iglesia Católica cuando se quedó sin días en el calendario para recordar a sus santos.

En Bretaña, Escocia e Irlanda, donde vivían los herederos de los celtas, la fiesta pasó a llamarse "All Saints’ eve” (víspera del Día de Todos los Santos) o también "all Hallows’ eve”, de donde derivó "Halloween”. Muchas de las tradiciones de Halloween se convirtieron en juegos infantiles que los inmigrantes irlandeses llevaron en el siglo XIX a Estados Unidos.

La introducción de la fiesta de Todos los Santos a América fue más sencilla porque se amalgamó con el culto a los muertos que existía desde sus primeras civilizaciones, así que se produjo el mestizaje que caracteriza a las naciones hispanoamericanas. Las culturas americanas adoraban a sus muertos desde siempre así que nada les costó aceptar las costumbres de los españoles y mezclarlas con las suyas.

Pero la explosión del Halloween no se produjo sino hasta los últimos años, cuando los medios de comunicación masivo como la televisión, primero, y la internet, después, convirtieron al mundo en una aldea global donde las tradiciones y costumbres locales ceden ante el empuje de las modas mundiales.

Pese a su notoria antigüedad, muy anterior a Todos los Santos, Halloween se ha globalizado recién en este siglo gracias, en gran medida, al culto a la violencia que se traduce en otras modas como los vampiros, hombres lobo, muertos vivientes o cualquier otra criatura capaz de matar con gran profusión de sangre.

Lamentablemente, Halloween no se mezcla con las tradiciones locales, sino que se impone pese a que sus cultores e impulsores no tienen idea de su origen. En consecuencia, las fiestas locales retroceden.

Inclinarse por una u otra fiesta es sencillo: Todos los Santos es mestiza así que también tiene elementos nuestros. Halloween es ajena y es el culto a la muerte. Si de religión se trata, la Biblia Católica dice que el Creador es un Dios de vida, no de muerte.

Información adicional

  • Atención Las opiniones de este sector son de la total responsabilidad de sus autores, Infodecom no se identifica necesariamente con las opiniones vertidas en esta sección
  • Autor Juan José Toro

El lunes 31 de octubre en las Vísperas de la Solemnidad de Todos los Santos, en el Templo Parroquial Nuestra Señora de Las Mercedes, se realizó el “Concurso de Todos los Santos” con la participación de 32 niños vestidos de Santos. A partir de las 16:30 se realizó la elección de los cinco mejores vestidos con la ayuda del jurado calificador compuesto por voluntarios del Grupo JUFRA quienes también vestidos de Santos animaron a los niños y jóvenes a explicar la vida de los que estaban representando. Concluida la votación y elección de los cinco puestos, se procedió a la coronación de todos los participantes con la “Corona de la Santidad” y a la procesión por las calles con la presencia de la Congregación del “Señor de los Milagros”, recorriendo las calles de la Parroquia y esperando el próximo año también poder celebrar estas Vísperas de la Solemnidad de los “Amigos de Cristo”

 

 

 



 

 

Información adicional

  • Fuente La Parroquia Las Mercedes de Montero

La pastoral familiar del Señor de la Sentencia de la Arquidiócesis de La Paz, invita a todos los niños a participar de la fiesta de todos los Santos.

De modo que el Halloween cada vez se extiende más en América y Europa, en nuestro país la Iglesia Católica pretende contrarestar las tradiciones americanas con el Holywins” (la santidad vence), y por ello el día de ayer celebraron una misa con los niños disfrazados de Santos de la Iglesia.

Para hoy martes 1 de noviembre a partir de las 16:00 la Pastoral Familiar invita a los niños y jóvenes a vestirse de un Santo y celebrar la fiesta de Todos los Santos en la plaza de Villa Armonía.

Información adicional

  • Fuente Infodecom

Habitualmente pensamos en los nombre de santos conocidos; Francisco, Ignacio, Agustín,o las multiples Teresas, Marías, Clara, etc, etc. Estos YA tienen su fiesta propia, un día al año que se les rinde homenaje y devoción.

Esta fiesta no sólo es para los famosos, sino para los anónimos, para los cientos de miles de hombres y mujeres que llevaron una vida de amor y servicio y cuya memoria se ha perdido por razones diversas . Los santas y santas de todos los días de bajo perfíl y vida entregada serenamente o en el martirio silencioso.

Es la fiesta que nos recuerda, sobretodo, que estamos llamados a la santidad, dice Jesús; SEAN SANTOS COMO MI PADRE DEL CIELO ES SANTO.

Y QUE ES ESTA SANTIDAD..?

Nos enseñaron que la vida ejemplar de los santos era, inalcanzablemente ejemplar... muchos nacieron santos, según este mito, por ejemplo se decía que el único pecado de San Luis de Gonzaga fue cometer la travesura de interrumpir la siesta con el disparo de un cañon del castillo familiar, VAYA SUSTO..!, , de otros se decía que su elección de temprana castidad los llevó a tener una aversión total a lo sexual.. (qué dirían hoy los psiquiatras de esta particularidad..?). Se nos presenta a los santos/as, con cara de terror, de angustia, de total aflicción...muchos encerrados en cavernas umbrosas con látigos, cilicios, calavera y muertos de hambre, para por las penitencia corporal espantar AL DEMONIO...que generalmente era personificado en una voluptuosa dama.!; (las religiones siempre han tenido problemas con el sexo, opuesto o propio..). Un modelo inalcanzable nuevamente por la exigencia inhumana de mortificación y represión.

San Mateo nos da la receta, la que escuchó a Jesús en el monte de las bienaventuranzas; SER FELICES, de eso se trata de ser felices y hacer felices a los otros cercanos o no. La santidad de cada día es sencilla y alegre, es valiente y recatada. No se preocupa de lo que hacen los demás, ni emite juicios adversos contra nadie. Esta santidad de FELICIDAD reconoce que Dios lo hizo todo bien. Incluso el placer sexual. Gracias por ello. Que nada es condenable como diría San Agustín.." ama y haz lo que quieras.." y nadie que ama hace daño, condena, rechaza, discrimina.

Ser santos y santas hoy, necesariamente implica ser valientes para rompse con tanto prejuicio y costumbres piadosas que confundimos con santidad
El Papa Francisco es un santo de nuesrro tiempo; decidido, alegre, esperanzado. Por eso repitamos con San Alberto Hurtado. jesuita chileno; "contento, Señor, contento".

Seamos santos/as al estilo de Jesús, no de las normas, códigos, o dogmas eclesiales. Que nos encajan en una camisa de fuerza. Ser santo/a es ser libre y vivir con alegría todas las dificultades cotidianas.

 

P. Fernando Rojas es sacerdote del clero de Cochabamba

publicación original: Facebook

Información adicional

  • Atención Atención: Las opiniones de este sector son de la total responsabilidad de sus autores, Infodecom no se identifica necesariamente con las opiniones vertidas en esta sección
  • Autor Autor: Fernando Rojas

La población potosina vivirá hoy la festividad católica de Todos los Santos, cumpliendo la celebración y solemnidades de los ritos, costumbres y tradiciones propias de la fiesta.

La fe religiosa se manifestará fusionada con las celebraciones y prácticas tradicionales como todos los años, reunidos en familia y acompañados por parientes y amigos de los difuntos.

El mediodía es el tiempo de recibir a las almitas que visitan los domicilios donde se arman las mesas y tumbas, momento que comienzan las oraciones, se abren las puertas del domicilio y comienzan las visitas.

Según la tradición, las almitas visitan los hogares y permanecen hasta mañana lunes, mientras los dolientes invitarán masita y vino en una jornada que tiene como tema central los recuerdos de los difuntos.

Con la anticipación debida los familiares hicieron los preparativos armando la tumba que tiene en el centro la fotografía del ser querido, colocando diversas formas de flores, las velas, los adornos del altar, la bebida y la comida que era de su gusto.

En diferentes espacios de la ciudad se vendieron diferentes preparados de masitas de diferente forma, entre ellos las conocidas t'anta wawas y las escaleras que llevan al cielo.
También se compraron los manteles, tules, adornos, cadenas, coronas, y en muchos casos, la música para el altar. No faltaron los conocidos panales y dulces para mejorar el sabor de la chicha que se invita a las visitas.

La población comentó los detalles de la historia y recordaron que la elaboración de la conocida t'anta wawa o el pan en forma de niño, es propia de la ciudad de Potosí y que después saltó a otras ciudades y que también la fiesta de Todos los Santos fue establecida por el papa Julio I el año 332.

Información adicional

  • Fuente Fuente: El Potosí

Mons. Sergio Gualberti conmemoró la fecha de hoy 1º de noviembre en la que celebramos la solemnidad de Todos los Santos y también hizo referencia a la conmemoración de la festividad de los difuntos.    

El prelado hizo un llamado al pueblo de Dios a participar de la Santidad del Padre, porque todos somos obra de sus manos. También explicó que el Espíritu santifica y nos abre las puertas para compartir su vida íntima en la comunión de las tres personas de la Santísima Trinidad, su santidad y su amor gratuito.

En ese contexto invitó al Pueblo de Dios a ser santos, a seguir los pasos, a centrar la existencia en la única y auténtica Esperanza: Jesucristo.

Mons. Gualberti valoró la actitud de los hombres y mujeres que vencen al mal con el bien, que vencen la injusticia con el amor activo, que actúan con mansedumbre en medio de los lobos, al igual que Jesús, el cordero de Dios.

Finalmente recordó a todos los fieles, la promesa de Dios pues a ellos y no a los intrigantes y prepotentes será reservada la tierra como don y herencia, no esta tierra en la que todos estamos de paso, sino la tierra que ningún avasallador podrá quitarnos: el mismo Dios.

 

HOMILIA DE MONS. SERGIO GUALBERTI

ARZOBISPO DE SANTA CRUZ

1º DE NOVIEMBRE SOLEMNIDAD DE TODOS SANTOS

Hoy 1º de noviembre, celebramos la solemnidad de Todos los Santos, y mañana la Conmemoración de todos los difuntos. En nuestro país acomunamos las dos fiestas bajo la única denominación de “Todos Santos”, fruto de un “sentir de los fieles”, del pueblo sencillo, de la teología del pueblo de Dios, que reconoce la estrecha relación entre vivos y difuntos gracias al misterio de “la comunión de los santos”, como proclamamos en el Credo.

Pero ¿Qué significa ser santo?. Enla Biblia “santo”, en sentido propio, se aplica solo a Dios: Él es el único Santo, el “totalmente otro” que está más allá de toda la creación y criaturas. Esto no significa que Dios se desinterese de la humanidad, por el contrario, el Dios Santo actúa en nuestra historia y nos llama a participar de su santidad, porque somos obra de sus manos, creados a su imagen y semejanza. En el A.T. encontramos este llamado a los israelitas: “Sean Santos, como Dios es Santo”, llamado que Jesús retoma: “Sean perfectos, como el Padre del cielo es Perfecto”.

Por el bautismo todos los cristianos hemos recibido la vocación a ser santos y hemos sido sumergidos en la Santísima Trinidad: "En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo". Gracias al bautismo hemos recibido el Espíritu que santifica y que nos abre las puertas para compartir su vida íntima, la comunión de las tres personas de la Santísima Trinidad, su santidad y su amor gratuito.

Sin embargo, tan sólo pensar que estamos llamados a “ser santos” nos atemoriza. Todavía queda en nuestro imaginario que el ideal de la santidad, que “ser santos” es reservado para pocas personas, algunos privilegiados que han logrado recorrer un camino muy difícil y exigente. Pensamos que el santo es aquel que hace cosas extraordinarias, prodigios, milagros, penitencias, o pasar todo el día rezando. Pero no es así, “ser santos” es cumplir la voluntad de Dios en nuestra vida de cada día, es hacer extraordinariamente bien los deberes ordinarios, cada cual de acuerdo a su condición y profesión.

A lo largo del año litúrgico, la Iglesia católica celebra la memoria los santos canonizados oficialmente y que se nos presentan como modelo y testigos ejemplares de fe y de vida cristiana, como la Virgen María, San Pedro, San Pablo, San Francisco, Santa Catalina, Santa Teresa. Muchos de nosotros llevamos el nombre de esos santos, los tenemos como patronos y los veneramos con gran cariño y devoción.

A parte de estos santos reconocidos por la Iglesia, hay muchos más, “una multitud inmensa que nadie puede contar”, como nos dice el texto de Apocalipsis. Miles y miles de hermanas y hermanos, que me atrevo a definir “santos anónimos",cristianosque,en la humildad y sencillez de cada día, han cumplido fielmente la voluntad de Dios, han entregado su vida por amor a Dios y al prójimo. Entre ellos están tantos difuntos que hemos conocido y apreciado, varones y mujeres de toda edad, estado y profesión, familiares y amigos, que nos han dado un claro testimonio de fe y de vida cristiana, entregada y sacrificada por la familia, la comunidad, la sociedad.

Confiados en los méritos de Jesucristo y la misericordia de Dios Padre, tenemos la firme esperanza que todos ellos ya gozan de la gloria eterna prometida a los siervos buenos y fieles. Esos hermanosnuestros hoy nos invitan a ser santos, a seguir sus pasos, a centrar nuestra existencia,en la única y auténtica Esperanza: Jesucristo, el autor de la vida. Acojamos su invitación, la misma que nos hace Jesús en el Evangelio, que nos indica el camino para ser felices, bienaventurados. Es el programa de la santidad que para la mentalidad del mundo suena a paradoja: felices los pobres, los afligidos, los perseguidos.

Felices los pobres en espíritu, aquellos que tienen corazón de pobre y han hecho de Dios su único recurso y sustento, que son conscientes de sus límites de creaturas, ricos sólo de los bienes que no perecen y que no confían en las riquezas, el poder y la fama. Para ellos les está reservada la dicha y el plan de vida y amor preparados por Dios desde la creación.

Felices los mansos, los que vencen al mal con el bien, a la injusticia con el amor activo y  que actúan con mansedumbre en medio de los lobos, al igual que Jesús, el cordero de Dios. A ellos y no a los intrigantes y prepotentes será reservada la tierra como don y herencia, no esta tierra en la que todos estamos de paso, sino la tierra que ningún avasallador podrá quitarnos: el mismo Dios.

Felices los afligidos. Los que lloran por los males de este mundo, por las injusticias, la violencia, los enfrentamientos y las guerras, los que ansían y trabajan por un nuevo orden de cosas según el plan de Dios. Para ellos está asegurado el consuelo de ver surgir la luz que es Cristo, luz que hace avizorar un mundo de justicia, solidaridad y fraternidad.

Felices los que tienen hambre y sed de la justicia de Dios. Seremos saciados de lo que hemos tenido hambre y sed. Hambre de ser justos como el Padre, de combatir para restaurar la justicia en las situaciones concretas de injusticia y defender los derechos violados e ignorados, especialmente de los pobres, los indefensos y los excluidos, para que la vida social sea espacio de fraternidad, de dignidad y de paz para todos.

Felices los misericordiosos. Lo que harás con el mendigo que llega a tu puerta o que cruzas por las calles, Dios lo hará contigo. Ser clementes y misericordiosos como Dios, es decir sin límites, porque nosotros también somos fruto de un amor gratuito e ilimitado. Practicar la misericordia, perdonando y reconciliándonos con los que nos han ofendido, nos abrirá el corazón misericordioso de Dios que nos perdona y gratifica.

Felices los limpios de corazón: porque ellos verán a Dios. ¿Quieren saber donde habita Dios? En los puros de corazón, en las personas trasparentes y sinceras, donde no hay nada de doblez ni de hipocresía. Son los que tienen un corazón que escucha, que lucha para acoger, para hacer fructificar la Palabra y para vivir el mandamiento del amor. El que tiene corazón puro ve el mundo con los ojos de Dios y entra en su misterio.

Felices los que trabajan por la paz, los operadores de paz, los que buscan lo que une y no lo que divide, que creen en la fuerza de los medios pacíficos y el diálogo y que saben respetar y escuchar al otro. Ellos serán llamados hijos de Dios y lo son en realidad.

“Felices los perseguidos por la justicia... felices Uds. cuando sean insultados y perseguidos”  para ellos está prometida la perla preciosa del Reino de Dios. Son los perseguidos no por cualquier motivo, sino a causa de la justicia del Reino, a causa de la fe en Jesús y del evangelio, fe que impulsa a defender la causa de los excluidos y oprimidos. Hoy los cristianos son más perseguidos que a los inicios de la Iglesia, muchos sufren el martirio y muchos otros son agraviados por la tiranía de una cultura relativista, intolerante e laicista que “no nos reconoce porque no ha reconocido a Dios”.

Este es el camino que Jesús nos propone para ser santos, es una propuesta ardua, sin embargo no estamos solos, contamos con la asistencia de muchísimos santos, hermanos nuestros que ya han llegado a la meta y sobre todo confiamos en la promesa del Señor: “Yo estaré con ustedes hasta el fin del mundo”.

En este día, fiesta de la vida y de la esperanza, elevemos con confianza nuestras oraciones a estos hermanos nuestros que ya están en Dios para que nos ayuden "a conocer cual es la esperanza a la que Dios nos ha llamado", a imitar sus ejemplos y a emprender con decisión el camino de la santidad, renovando decidida y gozosamente nuestra fe en el Dios de la vida y en su Reino. Amén

Información adicional

  • Fuente Fuente: Infodecom

Los primeros días del mes de noviembre la Iglesia celebra estas dos fiestas: La fiesta de Todos los santos y la conmemoración de los fieles difuntos. La Iglesia peregrina que somos todos nosotros, celebramos la fiesta de nuestros predecesores los santos y conmemoramos a la vez a nuestros difuntos, que nos recuerda la muerte, pero también la nueva vida que han adquirido después.

En Bolivia, hay una tradición cultural y religiosa muy fuerte. El día primero de noviembre, quienes han perdido a sus seres queridos, preparan un altar (mesa) con todas las cosas, que les gustaba comer y beber en vida. Al medio día se enciende el candelabro y los familiares en torno al altar comparten sea la comida y la bebida. El dia dos de noviembre, se va al cementerio llevando aquello que se había preparado en la mesa, pan, frutas, dulces y se comparte con las familias de escasos recursos, y éstos como signo de gratitud deben rezar por los fieles difuntos, por su alma, por su salvación. Esta tradición tiene un profundo sentido cristiano. "La muerte para el creyente nunca es el final", "la oración es también de intercesión por los vivos y difuntos.

Alaben, siervos del Señor; alaben el nombre del Señor! Así comienza el salmo 112, que se recita en las primeras vísperas de la solemnidad de todos los santos. Este día primero del mes de noviembre, la comunidad cristiana entra en comunión con todos/as bautizados que han tenido una vida cristiana ejemplar. Decimos santos/as a hombres y mujeres a las que ha reconocido la Iglesia y le ha dado un lugar especial, elevándoles en el altar. No olvidemos que, los santos han sido personas de carne y hueso con cualidades y porque no decir con defectos. Ellos han sabido tener bien claro el bien y el mal, ayudados por la Palabra de Dios y acompañados del Espíritu Santo han buscado de asemejarse a Dios. Los santos nos acompañan, e interceden delante de Dios por nuestras necesidades.

En la profesión de fe decimos: "Creo en la comunión de los santos". Pues este día, como todos los días del año los creyentes entramos en común unión con ellos. La comunidad cristiana conmemora a tantos hombres y mujeres que se han dejado guiar por el Espíritu del Señor, han cumplido los mandatos y han sido personas de bien. Pensemos en nuestros seres queridos que nos han mostrado el camino del bien a través de sus vidas. De manera concreta, quiero recordar a algunos sacerdotes que me han dado ejemplo con sus propias vidas y con su ministerio sacerdotal: Padre José Ferrari, Padre Manfredo Rauh, Padre Juan Vossing, Padre Crispín Borda, estoy seguro que ellos ya están gozando de presencia de Dios y, no solo ellos, cada quién tiene a alguien que recordar, sacerdote, religiosa, abuelos, papá, mamá o alguna amistad.

Celebrando la solemnidad de todos los santos, nos viene la invitación de buscar también nosotros la santidad en la vida cotidiana. Probablemente en este tiempo, ser santos sea difícil, porque el mundo de hoy nos muestra muchos caminos, que, en vez acercarnos a Dios puede alejarnos. Como decía San Pablo, "Dios sea nuestra fuerza". San Bernardo Abad, dice: "cuando pienso en los santos, me arde grandes deseos"; el deseo de estar en comunión con ellos, de ser conciudadanos, familiares de los espiritus beatos y encontrarnos con la asamblea de los santos y compartir la Gloria de Dios.

El decreto Apostolicam Actuositatem (AA) del concilio Vaticano II dice: "La misión de la Iglesia no es solo anunciar el mensaje de Cristo y su gracia a los hombres, sino también el de impregnar y perfeccionar todo el orden temporal con el espíritu evangélico" (5). El creyente no solo debe mirar el cielo, sino que debe estar con la mirada puesta en las cosas terrenas y buscar la santidad. Recordamos las frases del papa francisco: "De lo que tenemos necesidad, especialmente en estos tiempos, son de testigos creíbles que con la vida y con la palabra hagan visible el Evangelio, despierten la atracción por Jesucristo, por la belleza de Dios". "Es necesario que hayan cristianos que hagan visible a los hombres de hoy la misericordia de Dios, su ternura por cada criatura". Celebremos pues estas dos fiestas, con la esperanza de la resurrección. Un día esperamos estar en la asamblea de los santos, para gozar de la felicidad que no tiene fin.

Información adicional

  • Atención Atención: Las opiniones de este sector son de la total responsabilidad de sus autores, Infodecom no se identifica necesariamente con las opiniones vertidas en esta sección
  • Autor Autor: P. Gonzalo Quisbert

La Arquidiócesis de Cochabamba, se celebrará junto a sus fieles la solemnidad de Todos los Santos y la Conmemoriación de los Fieles Difuntos.

Particularmente en la Catedral Metropolitana de San Sebastián se tendrán celebraciones, tanto el 1 como el 2 de noviembre, a las 08:00, 10:00 y 12:00 que serán presididas por Mons. Oscar Aparicio, Arzobispo de Cochabamba; Mons. Roberto Flock, Obispo Auxiliar y P. Marcelo Bazán rector de la Catedral.

Mons. Oscar Aparicio invitó a todos los fieles a unirse en la celebración de la Iglesia, que recuerda a cuántos pasaron haciendo el bien y ahora están en la Casa Paterna. Particularmente invitó a los fieles a participar de la eucaristía central del lunes a las 08:00 para que "juntos encomendemos a nuestros hermanos difuntos a Dios"

También las distintas parroquias de la Arquidiócesis se tendran las celebraciones eucarísticas pidiendo por los seres queridos que están en la presencia de Dios.

Información adicional

  • Fuente Fuente: Infodecom

Ultimas noticias - Oceanía

pulacayo 

15 - Banner - Publicite Aqui

Banner Reflexion dominical ok

10 - Banner  - Anunciate Aqui

  06 - Infodecom - Diakonia

11   Infodecom   Religion Digital

banner papa francisco sitio web 2015

13 - Infodecom - Colobora sosteniendo Infodecom